domingo, 2 de diciembre de 2012

C.T.S. Coronaciión: Luciano escapó de la trituradora

                                                                                     8F6B5M8HX59A

Una tarde con una altísima sensación térmica, poco apta para los deportes
al aire libre, puso a prueba la pasión de la comunidad tuerca que se dió ci-
ta en el Autódromo "Ciudad de Concordia" para la última fecha de las ca-
tegorías zonales, que consagraron sus campeones. Guillermo Mario (clase
"A") y Jorge Dodera (clase "C") son los nuevos monarcas de C.E. 850,
y el la Copa Turismo 1400 Standard....

JOSÉ ORELLANA AL FIN GRITÓ ¡ CAMPEÓN !

La jornada de hoy fue totalmente dominada por Luciano Martínez, como
se fuese una extraña revancha por aquel Coronación que se le escapara en
el 2011 en Gualeguaychú, mas por su inexperiencia que por otra cosa.

Facundo Pierini registraba lo mejor de las PL matinales, mas al mediodía
" a la hora de la verdad" se le anticipó el "Chano", anunciando que tenía
la herramienta para dar el  "golpe de nocaut" que (hasta hoy) le faltaba.

Así fue nomás. En la serie, se escapó desde el vamos, siendo Pierini el
único capaz de seguirlo de cerca, La novedad de la primera vuelta fue
el retraso de Gerardo Ángel, que se quedó sin pista al intentar superar
a un adversario, retomando la carrea en la anteúltima colocación (12º).

En la segunda pasada por la línea de sentencia, Gerardo ya estaba 6º
tras una tremenda vuelta donde arriesgó como jamás en su vida, y se
coló por adentro pasando a dos a la vez en maniobra lujosa, de otro
planeta. Lamentablemente, no le alcanzó.

En la tercera vuelta el orden de los de adelante se alteró. Martínez,
Orellana, Pierini (superado por su compañero de equipo) Romani,
Peliquero, Ángel, Francois, Paulino...y Forrisi que habia dejado
atrás a Pupo. Más atrás Scarzello y Omar Orellana. Mariano Bru-
zzoni (encontronazo con Lucas) entraba a boxes.

En la cuarta vuelta de la serie, no pasó Pupo (lo dejó a pie una punta
de eje) y Orellana se exigía para acercarse a "Chano", el imperturba-
ble puntero. La novedad más grande de la 5ta. vuelta fue que no pasó
Facundo Pierini, que sería el gran ausente de la final. El tercer puesto
fue heredado por Peliquero. Además, Gustavo Francois había dado
cuenta de Guillermo Paulino, que fue 7mo.

Con el segundo lugar, José Orellana elevó a 20 la diferencia con  G.
Angel, y como tenía mayor cantidad de victorias, automáticamente
pasó a ser el Campeón 2012.  El esforzado 4to. puesto del ahora
ex- campeón no le alcanzó, como tampoco a V. Romani (5º).

Algunas quejitas (como las de Marianito Bruzzoni a Lucas Scarzello)
entre vasos altos de refrescos - un poco de suero no hubiese estado
de más, sin exagerar- y el ambiente cordial que caracteriza a la Copa,
nos estaba anunciando que "la veda" se había acabado, ya había cam-
peón y la final ¡zás! iba a ser a cara de perro....

Y no nos equivocamos. Salvo en un detalle, el "sideral" Chano Mar-
tínez escapó a todo roce, desde la luz verde (ojito con los pícaros
que se adelantan, está la foto tomada)... hasta el final.

De la primer vuelta, anotamos un paseíto de Scarzello por la tierra de
la horquilla, muy cerca de las gomas atadas, pero se las arregló para
salir. Gerardo acosaba a José Orellana, en la vuelta 2, en una compac-
ta fila, que dejó de ser tal cuando una desafortunada maniobra de
"Cabeza" sacó de pista al Duna azul (emparejó la línea, pero ninguno
de los dos aflojó, y el toque fue inevitable, según nos contara un testi-
go presencial) tras lo cual el flamante Campeón enfiló a parque cerra-
do y se bajó de la máquina.

En el tercer paso, el orden era Martínez, Peliquero, Ángel, Romani,
Paulino, Francois, Bruzzoni, Pupo, Scarzello, Omar Orellana y Carly
Forrisi.

En la vuelta 4, tras el escapado Martínez se formó un interesante pelo-
tón, que desde la última final de Gualeguaychú que no se veía. Y allá
lejos y hace tiempo...es decir en la cola de la carrera....Scarzello lo
pasaba a Pupo en un particular duelo que ya vamos a ver quién ganó.

En el giro siguiente, Daniel Pupo lo superó nuevamente a Lucas,y su
próximo objetivo fue llegarle a Bruzzoni, que era el último del trenci-
to, propósito que logró, aunque no le pudo quebrar la línea.

El trencito Peliquero-Angel-Romani-Paulino- Francois se robaba las
miradas. Mas atrás Bruzzoni, Pupo, Scarzello, y los que crucereaban
en la suya, Forrisi y Omar Orellama.

En la séptima vuelta, extrañamente, Peliquero sigue de largo, como si
hiciese el circuito sin chicana, fuerza el trompo o bien el motor se agarra,
y a marcha lenta entra al pasto, para transformarse en espectador de
lujo. Se dijo que lo tocaron de atrás, no nos dió esa impresión.

Como si se hubiesen sorprendido por la circunstancia, algunos del pelo-
tón levantaron, y los más despiertos, aprovecharon. Así, a la octava vuel-
ta, el orden era : Martínez (cortado, silbando el tema de Peter la Anguila)
Paulino, Angel, Romani, Francois, Bruzzoni, Pupo, Scarzello, Forrisi y
Omar, en su mejor tarea desde que corre con el Fiat Uno ex- Pichi
Marques.

Claro que estamos hablando de 8 giros con una pista a más de 50 gra-
dos de temperatura (ni hablar dentro del auto) y con el cemento de
los "reducidores de velocidad" que se estrenaron hace poco, como una
extensión de los pianitos. Hermosos, pintados de amarillos, pero...
¿Qué tuvieron que ver con lo que pasó a continuación?

Se sintió un estampido y Gustavo Francois enfiló para la parte interna (el
pasto) de la recta principal. Bruzzoni heredaba el quinto lugar, pero falta-
ba más...

En la novena vuelta, pierde posiciones Valentín Romani, con tanta facili-
dad que nos movió a observar con agudeza: el neumático trasero izquier-
do estaba "en llanta" y al juvenil de Gulaeguaychú le costaba mucho lle-
var al Fiat Uno.

Así es como en los últimos metros, hasta Mariano Bruzzoni se "abusa"
de su indefensión, y captura el cuarto lugar. En la última curva, Daniel
Pupo hace lo propio, dejando sexto al del Fiat Uno rojo, que había
largado la final soñando con ser el sub- campeón...

El final fue con polémica. Las dos caras de la moneda de la vida. En un
sector, José Orellana y el Pierini Competición, todos ataviados con
muy chics pelucas azules, festejaba ruidosamente (tal vez demasiado
ruidosamnte, con bombas de estruendo) y en el otro extremo del
Autódromo, mas precisamente debajo de la cabina de fiscalización,
Gerardo Angel esperaba el veredicto de la autoridad (Miguel Rebechi,
impecable, y con un grupo de veedores inobjetable) que citó a todos
los involucrados .Por separado, se entiende.

Y recién a las 18: 40 se supo el clasificador del Coronación. Excluído
Gerardo por maniobra antideportiva, por lo que Bruzzoni escalaba
al podio y los demás avanzaron una posición.

El festejo continuó, con más bombas, fotos, papel picado, serpentinas,
"agua mineral" y espuma de carnaval en aerosol, momento en que aplica-
mos todo lo aprendido de los refranes chinos.

No era la época de florecer el durazno, pero era hora de irse. Algunas
narices se pueden poner rojas de "tanta alegría" y ya no es lo mismo...

Ampliaremos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada