viernes, 27 de mayo de 2016

K.E. El impecable primer triunfo de Malco Estebenet

Dos jóvenes pilotos que ya habían debutado como vencedores en el año pasado
(en sus respectivas categorías) resultaron ganadores en Paraná en la tercera fe-
cha. De los dos, la final que ganó el de María Grande, Malco Estebenet, fue la
mejor final de la fecha, por el permanente intercambio de la punta con Tomás
Rodríguez Signes. Buen triunfo del diminuto volante paranaense Heber Lamboglia
en la otra final de la 150 cc "A", sorprendiendo un poco porque había otros
candidatos de peso que sucumbieron ante el mejor ritmo de "La Muda"...


Sin llegar a los 78 Km/h de promedio todavía, en la primera tanda de entrenamien-
tos, Facundo Main se puso arriba, entre los 46 que salieron. En la segunda, ya en el
mediodía del sábado 21, era Imanol Sacks el más veloz, a 77, 937 Km/h. Estebenet
aparecía séptimo a 216, habiendo 33 karts en un segundo. De locos.

Quedaba aún la tercera tanda para rebanar décimas, ya que en estas divisionales de
150 cc las chances de ganar se esfuman largando más allá de la tercera fila.

Apareció Agustín Martínez al fin, para poner se arriba, aunque los tiempos se iban
para arriba como ya comentáramos. A solo 077 Ayrton Zanetti segundo, en tanto
Lamboglia figuraba duodécimo. Faltaba la que vale, o sea las pruebas de clasificación.

Se lo veía confiado a Martínez en "su" circuito, y lo corroboramos con la pole que
marcó, apenas 021 por debajo de Malco Estebenet. Lamboglia mejoraba algo, era
el noveno de la larga lista que encerró a 37 en un segundo. De otro mundo.

Tomás Rodríguez Signes a 085 y Ayrton Zanetti a 110 milésimas, por citar solamente
a los cuatro primeros. Entre las sorpresas podríamos citar a Juan P. Cabrol, octavo a
273, y Kevin Sattler, vigésimo a 499.

A las 10 y 47 del domingo se largó la primera serie, en la que Agustín Martínez par-
tió desde el cajón, picando bien. Muy presionado por Zanetti, al primer paso era
notoria la tarea de Facundo Aranda, que pasó tercero delante de Valentín Sigot.

Se le tiró Zanetti en la segunda vuelta y pasó al frente. Para la tercera recuperó Aranda
el tercer lugar (cabeza de un pelotón de terror) sobre Sigot, y Lucas Rein se puso
cuarto.

Se quiso meter en la refriega Javier Carboni en los dos últimos giros. Sigot quedó
cuarto en la quinta ronda, otra vez, tras una fracción en la que fue aventajado por
el ascendente Rein.

No se alteraron las posiciones en el último giro, siendo el ganador Zanetti, escolta
Martínez, luego Aranda, Sigot y Rein. Quedaron sin puntuar Carboni (6º) y Elián
Dreiling (7º) éste último de muy buen ascenso, entre otros.

Aún con pleno sol, la segunda serie fue todo un anticipo de lo que sería una de las
finales, horas más tarde. Malco Estebenet largando adelante debía ratificar si esta-
ba para ganar ¡Y vaya si lo hizo!

En la largada, Natalio Demarchi le sopló el octavo lugar a Luis Letroye, mientras
los de adelante escapaban como en el demo de un juego de autos en una tetris. El
ascenso del el excampeón seguiría vuelta tras vuelta.

Federico Larrosa, Juan Cabrol y Juan Iribarren pasaban detrás de Estebenet, en tan-
to Letroye se retrasaba aún más (13º) en la segunda ronda. Se alejaba Malco, y
Cabrol no resistió el ataque de Iribarren (3º).

Quinto se mantenía Agustín De Zan, hasta que en la vuelta 3 se le empezó a acercar
su coterráneo Demarchi. La pelea por el cuarto lugar era lo más atractivo.

No tan sencillo y lineal para Demarchi, ya que lo acosaba a su vez, Kevin Sattler,
otro de los nuevos valores paranaenses que nos dejó esta fecha. Sattler llegó a
superar al gualeyo del casco a lo Niki Lauda.

Se baja Iribarren del infernal ritmo del trencito, ascendiendo De Zan al cuarto
lugar en la quinta vuelta, seguido ahora por Demarchi, nuevo quinto. En esta
vuelta se apreció la mejor posición parcial (7º) lograda por Victorio Ballay en
una serie, que lamentablemente se perdió en el último giro.

Lo cierto que era un ritmo que predecía que alguno se iba a caer. Tres pelearon
hasta la bandera por el tercer lugar, que quedó para Agustín De Zan, sobre
Demarchi, entrando quinto Juan Pablo Cabrol.

La victoria de Estebenet por 2" 156 sobre el esforzado Fede Larrosa (se tiró a
descontar en el último giro) lo transformó en candidato automáticamente.

Faltaba la tercera. que se largó a las 11 y 13. El detalle más significativo fue
que Gastón Bonín tuvo que partir en la última colocación. La largada fue realmen-
te furiosa. Entre las curvas 1 y 2 se forma una veloz "ese" y allí entre la jauría
voló una trompa en la primera pasada. Lo más curioso fue que dio un rodeo y
regresó a buscarla.

Tomás Rodríguez Signes tenía que hacer valer su localía. Largaba adelante, el
plato estaba servido. Le llevó un par de vueltas escaparse del resto.

Guillermo Suárez fue escolta en las primeras vueltas, a continuación pasaban en
hilera Heber Lamboglia, Facundo Main, Lucas Ronconi, Santiago Tersich y
Sebastián Almada. Aunque éste haciendo malabares por no perderle pisada al
trencito.

En efecto, Roberto Valentinuz lo superó al de Basavilbaso en la siguiente vuelta
(3) en la que también se había producido el sobrepaso de Ronconi a Main.

En el áspero pelotón, Lamboglia supo arreglárselas para ser tercero, en la cuarta
ronda, con el solitario Rodríguez Signes siempre adelante. A partir de entonces,
Ronconi usó las dos vueltas restantes para acercarse a Suárez, al que doblegó
antes de entrar en la última vuelta.

Terminó quinto, al frente del pelotón, Facu Main en tanto para Santiago Tersich
la vuelta del cierre le resultó aciaga, perdió los dos puestos que había ganado.
Más tarde nos enteraríamos que se debió a una desafortunada maniobra de Main,
castigada por la autoridad, con lo que el quinto lugar quedaría para Valentinuz.
No está nada mal un puntito en la serie debut, de este "habitué" del K.R.P.

El buen número de público, calculamos nosotros a "ojo de buen cubero" unas
2.000 personas contando hasta los bebés, pudo apreciar una intensa final, la
que permanecerá en la memoria de los presentes, como la mejor de la fecha.

Minutos antes de las 15, se largó la primera de las dos, con Estebenet picando
en punta y Lucas Ronconi, colocándose tercero . 4º Martínez.

Se escaparon desde la primera vuelta a hacer su batalla aparte Estebenet y
Tomás Rodríguez Signes (T.R.S.) en tanto el trecito detrás era encabezado por
Ronconi, seguido por Martínez, De Zan, Sigot, Cabrol y Valentinuz. Éstos
tres últimos formarían un apretado trío en la vuelta 2.

Hasta la vuelta 3 eran un escapado y un perseguidor, nada hacía suponer lo que
se vería a continuación.  De Zan perseguía a Martínez, al que Ronconi no le
daba chance. Es destacable el gran parcial de Victorio Ballay por esas vueltas
en el décimo lugar, cuando había largado vigésimo.

La batalla que presentó Martínez no alcanzó y tras recorrer toda la zona de los
mixtos a la par de Ronconi, debe levantar. Intentó otra vez al cumplirse la cuarta
vuelta en la curva 1, tampoco hubo caso y metros más adelante el paranaense se
dirigió a marcha lenta hacia la zona de boxes.

A todo esto (5 vueltas) T.R.S. atacaba a Malco, por lo que la final tenía más de
un punto de atracción. En la sexta vuelta hubo nuevo tercero. Era Sigot, pues
Ronconi acusó algún desperfecto cediendo terreno.

          Estebenet (92) y Rodriguez Signes (20) en  la grilla de esta primera final.


Insostenible parecía la posición del puntero, que debió extremarse en la frenada
a "el chupete" para conservar el liderazgo. También notamos, Juan Pablo Cabrol
había pasado a ser el cuarto.

NOTA EN CURSO












miércoles, 25 de mayo de 2016

Karting: Paraná y Luis Letroye, atracción fatal.

El joven concordiense había ganado por primera vez en Gualeguay 2014, en
una remontada de película. El año pasado, registró una sola victoria. Fue en
Paraná, cuando corrieron en sentido inverso al que usan actualmente. El
domingo pasado repitió, sin que le sobre nada, pues lo acosó y hasta doblegó
en algunos pasajes, su coterráneo Rodrigo Avit. Linda batalla la de la final
de la 110 cc Mayores.


La divisional sigue sin remontar, en su parque. Lejanos quedaron los días de la
veintena de karts. El promedio del año anterior, bastante flaco, se ha replicado
esta temporada, con leve caída inclusive.

Sin embargo, la paridad se sigue notando. 10 de los 14 en un segundo en la prime-
ra salida a entrenar, cuando Iván Campostrini fuera el más veloz. Letroye octavo,
todavía no asomaba. La ausencia de los hermanos Olivieri era lo más comentado.

En la segunda tanda de pruebas, seguía el gualeguaychuense en la parte más alta de
las planillas, pero con Letroye a 043 y Avit a 186. Y en la última, pasado el mediodía
del sábado de febril actividad, el novato larroquense Brian Ferrari -en su tercera carre-
ra- daba la nota. Nadie salió conforme porque los tiempos no caían.

Para la tanda de clasificación, apreció Juan Alberti para dar el batacazo y qudarse
con el punto de la pole. El más veloz había sido Jorge Lambert, que en el banco de
rodillos promedió 9. 6 HP y perdió así el registro. Hubiese quedado segundo Iván
Campostrini, pero tampoco pasó la técnica.

Rodrigo Avit quedó como compañero de la primera fila de la grilla, a solamente 17
milésimas de "Juani". A 048 Letroye y a 098 Brian Ferrari. Nueve en un segundo,
por lo tanto. Hay que agregar que Ayrton Galiussi tampoco pasó la técnica.

Hubo una sola serie en la mañana del domingo, y la misma fue para Letroye. Solea-
do pero con gélida brisa, como ya hemos anticipado, era el clima en Sauce Montrull
a las 10: 25 cuando se inició la batería.

En el pique salió bien Juan Alberti, pero perdió con Letroye antes de completarse el
primer giro. Rodrigo Avit quedó segundo. metiéndose Brian Ferrari tercero ante un
Alberti que no reaccionaba, un aviso del abandono una vuelta más tarde.

Mauricio Fusay se situaba cuarto, y los ojos se posaban en la escalada desde el fon-
do de la grilla de Campostrini y Lambert. Tras un retraso, se recuperó muy fácil
Avit, que volvió a ser escolta en la cuarta vuelta. Esto benefició sin dudas a Letroye.

Al de San José le costó muchísimo dar cuenta de Brian Ferrari, logró al fin quedar
tercero en la quinta ronda. Por más que Rodrigo se exigió durante el último giro,
la victoria de Letroye estaba cantada. Era mucha la diferencia como para descontar.

Fusay tuvo que defenderse de Ferrari, al que le ganó por poco, entrando quinto
Campostrini. Cortita y feliz la serie.

De modo que la final, sería el "segundo round" para los concordienses, y tal vez
oportunidad de revancha para Fusay. Pronto se comprobó que iba a ser cosa de
dos.

Eran las 14 y 22 cuando se puso en marcha la tercera del año. Letroye estuvo tan
atento que hasta dio sensación de adelanto, pero no fue así. Metió la segunda a la
velocidad de la luz. Avit, Fusay y Facu Alberti supieron ponerse detrás. El menor
de los Alberti había sorprendido a Campostrini y Brian Ferrari en la primera vuel-
ta, aunque pronto iría a ceder ante Iván.

El intento de escape de Letroye fue un fracaso. Avit no se lo permitió. Cuando ve-
nía escalando Juan Alberti, un trompo lo vuelve a tirar atrás.

Trascartón (vuelta 2) Brian Ferrari pasó a atacar a Facu, en tanto mucho más adelan-
te, Letroye y Avit hacen toda la "recta de la lomita" juntos, cerrando mejor Avit, que
pasó a liderar. Éste fue el mejor momento de Fusay, que todavía estaba, digamos, a
tiro. No obstante, nunca pudo terciar en la batalla.

Interesante ascenso registraba Nicolás Ferrari, en la cuarta vuelta al frente del trenci-
to de persecución, seguido de Brian Ferrari (el de Larroque) y Federico Godoy,
coincidiendo este ascenso con el retraso de Facu Alberti al octavo lugar. En la
siguiente ron da recuperaría el 7º puesto contra Godoy.

No solamente Campostrini acortaba distancias con respecto a los tres de adelante. o
dos más Fusay. Brian Ferrari hacía lo propio con el colonense del mismo apellido.

Todaváo con Avit adelante perseguido tenazmente por Letroye, en la sexta se notó
claramente que Mauricio aflojó para defenderse de Campostrini. Pero fue inútil,
Iván lo superó. Los Ferrari seguían quinto (Nico) y sexto (Brian) y a continuación
Facu Alberti y Fede Godoy.

Como en un calco, Letroye aparea en la parte más angosta y veloz del circuito, la
corta recta que "escapa" de la "plana" o "rectas de la lomita" como la bautizamos,
por el desnivel del empalme de la pista ancha y este sector, hasta que al llegar a la
"horquilla alta" se manda por adelante, entran a la "viborita" o mixtos a la par, y
emerge en punta nuevamente Luis Andrés. La misma maniobra de Avit en la
segunda vuelta, pero hecha por su rival.

Al pelotón de Facu Alberti se le plegaron otros tres karts más, resultando un atrac-
tivo espectáculo pese a contar con solamente 12 competidores hacia la vuelta 7.

Llegan a la zona ya detallada y Avit quiere revancha, hacen todo a la par, y a la
salida de la curva que desemboca en la corta recta interna, de prepo Avit se
impone a Letroye, de modo que al pasar por el control en la novena, pasa al
frente. Un par de metros nada más, de distancia entre los concordienses.

   Excelente también lo de Rodrigo Avit, aunque esta vez le tocó perder. 


La novedad, era que Fusay perdía terreno tras haberle presentado batalla a
Campostrini por el tercer lugar, quedando otra vez cuarto en la décima pasada.

Nico Ferrari fue quinto, una especie de eslabón solitario entre éstos y el pelotón
de Facu Alberti, que resistía al acoso de Brian Ferrari.

El larroquense lo superó en la curva 1 a Facu, que reaccionó y recuperó en el
último giro la sexta colocación, en la mejor tarea que le hemos visto en el K.E.

Como se había estirado un poco el trencito, Jorge Lambert (8º) se impuso en
el trío que quedó de aquella larga hilera. Noveno Federico Godoy y décimo
Julián Francia, rescatando el último punto disponible. Octavio De Zan fue
undécimo, sumando más experiencia en su primera temporada en la divisio-
nal  y primera vez que corre en Paraná. Abandonaron Ayrton Galiussi y Tomás
Charadía, en tanto Juan Alberti no pudo más que retirarse de la pista en la
largada, cuando volvió a flaquear su unidad mecánica. Una lástima.

El torneo, con esta victoria de Letroye , lo tiene como líder (66 puntos) con
16 delante de Avit y a 20 de Campostrini, justamente los tres diferentes vence-
dores que ha tenido 110 Mayores en tres fechas. Más paridad ¿en dónde?


AHORA SÍ, JOAQUÍN CAMET

Tenia una deuda el nogoyaense Joaquín Camet, joven que como muchos otros,
reside durante la semana en Rosario, donde cursa estudios. Esa deuda era ga-
nar este año, para ponerse la chapa de candidato al cetro. En las dos primeras
se había insinuado, pero perdió. Una en pista, la restante en la técnica.


Pues bien. arribados a Paraná, nos encontramos con 15 karts en la 125 Light,
suma nada despreciable en esta época. La primera tanda no arrojó novedades,
con el local Agustín Martínez al frente; Sofía Percara a 034 y Facundo Tersich,
nuestra apuesta desde que se conoció la sede de la tercera fecha, tercero a 051.

Más cercanos al mediodía del sábado, la segunda tanda de entrenamientos tuvo
al local Juan Palacio como el más veloz, algo tal vez inesperado, pero no los que
se situaron a continuación: Camet a 028, luego Tersich y Percara.

La última chance para acertar con la puesta a punto, tercera tanda de entrenamien-
tos (sábado 21) fue para Tersich, quedando Camet a 060 y Palacio a 120. Quedó
flotando la incertidumbre hasta que salieron a clasificar.

En la que vale, el más veloz fue Camet, que continuó con su "cadena" de mala
fortuna, siendo excluido en la técnica. El póleman fue entonces, Facundo Tersich.
Palacio a 094, Sofía Percara a una décima exacta y Mateo Guzman a 108, mostran-
do progresos que confirmaría con creces el día siguiente.

"Lo que abunda no daña" decían los abuelos, y agregaríamos "lo que escasea no
desentona" porque la serie -a pleno sol- de la mañana del domingo, mostró desde
el arranque alternativas interesantes.

Mateo Guzmán se quedó arando en el cajón. Llegaron tan juntos al final de la
recta más opuesta, que hubo un descalabro mayúsculo. Percara perdió el tercer
lugar, Tersich salió ileso, y Camet (partió anteúltimo) se benefició. Le despejaron
el camino.

Tersich y Palacio quedaron adelante, en tanto Victorio Herbel, de regreso tras
ausentarse en las dos primeras, quedó como eslabón o "jamón del medio" antes
del furioso pelotón que encabezaba Guzmán. Primera pasada y Camet ya estaba
octavo.

Tercera vuelta. Agustín Martínez supera a Mateo, disparándose un lindo duelo
entre juveniles. Terciaba, al acecho, Gerónimo Berta que había largado último.
Tan escabrosa era la persecución, que cuando se dieron cuenta, Joaquín Camet
los había superado a los tres, con suficiencia.

Antes de cerrar la cuarta vuelta, le tocó el turno a Herbel, por lo que el avance
de Camet parecía incontenible. En el sobrepaso a Palacio, Herbel supo sacar
provecho y ponerse tercero otra vez.

                          Grilla de la final. Camet, Tersich, Herbel y el resto.


Entraron en la última vuelta y Tersich tenía una pequeña luz de ventaja. En las
tres últimas curvas, que trazó a la perfección, Camet se le acercó, y saliendo
mejor armado de la última, logró un triunfo que de inmediato, lo colocó como
gran candidato a la final. Fue sencillamente sensacional.

Quedó para destacar que Martínez le ganó la porfía a Guzmán y fue quinto, en su
primera cosecha de puntos en series, en la exigente 125 Light.

Para la final se alineaban tal como habían llegado en la serie única. Así que en los
primeros metros sabríamos si Tersich podría entrar en la lucha franca con Joaquín.

Eran las 14 hora y ocultaban al sol las pasajeras nubes que se alternaron hasta el
atardecer paranaense, momentos en los que el leve viento hacía sentir su rigor.
Lamentablemente, una mala partida de Tersich (tardó en reaccionar cuando la luz
roja se apagó) definió a favor de Camet toda la especulación previa.

Y más, porque Victorio Herbel quedó escolta. En apenas un giro, Joaquín había
sacado tanta distancia que desanimaba a pensar en otro como ganador.

Tersich, Guzmán, Berta, Martínez, Palacio y Sofía Percara pasaban a continuación.
La chajariense ascendía al sexto lugar en la segunda pasada, antes de Martínez y
Palacio, dando origen a una nueva edición del clásico 2016: Percara vs. Agustín
(o viceversa). En tanto, A Enzo Carricaberry (11º) se le mostraba el cartel de +5
segundos por falsa largada.

En la tercera vuelta, Tersich se la juega por adentro en la curva 1, Herbel lo
aprieta contra la cuerda para que afloje, pero el paranaense sigue a fondo, a los
saltitos con dos ruedas en el pasto, para aparearlo por afuera en la curva 2 y de
este modo, llegar antes a la entrada del "chupete". Ergo, quedó segundo.

Por supuesto que todo esto jugaba a favor de Camet, que se iba escapando cada
vez más. En el cierre de la cuarta vuelta teníamos una novedad, Gero Berta se
desquita de Percara y recupera el quinto lugar, por el que Sofía solamente  pudo
estar por una vuelta y fracción.

Para colmo de males, ella volvió a "caer en las fauces" de su "lobo feroz"
paranaense (Martínez) que pasó al ataque de inmediato. En tanto Guzmán, en
su mejor tarea hasta el presente, intentaba acosar a Herbel. Todo un veterano,
el ramirense -que fue asistido por Ayrton Londero- lo anticipó en los lugares cla-
ve.

El trencito espectacular seguía en la vuelta seis, algo bastante raro en esta divisio-
nal. Berta- Percara- Martínez- Palacio era el orden del cuarteto, al que miró desde
bastante cerca Jero Schepens, hasta entonces siempre noveno.

Más atrás Juan P. Guiffrey, con la palanca de cambios que le soldó Paco Di Gaeta-
no (foto de abajo) y con buen ritmo pero alejado de éstos dos últimos nombrados,
el concordiense Carricaberry.

Con Camet escapado, Tersich a salvo de Herbel-Guzmán, en la séptima ronda se
presentaron dos novedades. Martínez pudo con Sofía, pero en el fragor, sacó
tajada Palacio, que se metió sexto haciendo la "dos por uno". Algo poco claro,
que desde nuestro sector no apreciamos, debió haber pasado en la parte más alta
del circuito, porque la chajariense iría perdiendo posiciones y se dirigió a boxes,
abandonando la prueba.

Con esta nueva deserción, la final quedó con once karts en pista, y el décimo pasó
a ser Carricaberry. En pista, reitero. Al final, hubo que añadirle cinco segundos a
su tiempo y ver si a su lejano perseguidor (Martín Navoli) no le alcanzaba. El
ritmo de Enzo fue bueno. Es evidente que se siente más motivado arriba del 125.

El ataque de Martínez a Palacio "casi" surte efecto en la novena, cuando en la
horquilla interior (anteúltima curva) aparece adelante, en buena maniobra. Sin
embargo apenas treinta metros más adelante, en la última curva, Juan Palacio
recupera el sexto lugar.

Siguió este "combate" entre paranaenses, sin que haya otros sobrepasos, pues
las diferencias entre sí se estiraron levemente en las dos últimas vueltas.

Sin otras variantes dignas de comentario, la "pica" entre Palacio y Martínez, en
la que no faltaron toquecitos intimidatorios como diciendo "¿Me vas a dejar pa-
sar?"- "¡No!" se definió a favor de Juan, aunque seguramente para Agustín fue
otra buena experiencia.


Ni hablar del décimo puesto de Carricaberry, en su segunda carrera en la con
motor de dos tiempos enfriado por aire.

Como decíamos al principio, el éxito de Camet lo pone en carrera al título, en
la que Facu Tersich ya está prendido, 3º Herbel, 4º Guzmán en convincente la-
bor, 5º Berta sumando para la tabla anual.

Finalmente el sexto lugar quedó para Martínez, porque la autoridad recargó
con un puesto a Palacio por "maniobra peligrosa" en el transcurso de la lidia
de alto voltaje que ya señaláramos.

A medio segundo de éstos llegó Schepens, luego Juan P. Guiffrey que es el más
joven de los once que llegaron, y 10º Carricaberry  a 26 segundos. Martín Navoli
no sumó, pero cumplió el total de vueltas (12).

Para la anécdota, quedó el RV de Sofía Percara, con un tiempo que de haberlo
marcado en clasífica, le hubiese permitido partir segunda en la serie.

En Villaguay habrá revancha.


SEGUIMOS EN LA PRÓXIMA ENTRADA


@AleSpizzirri

















martes, 24 de mayo de 2016

Karting: La exitosa jornada en Paraná, en detalle

El éxito suele tener muchos padres, pero el bajón y los fracasos, no. El hecho
de que hayan concurrido 28 karts menos, y que solamente se haya "recupera-
do" a una figura santafesina (Marcos Palombizio) puede tener diferentes lectu-
ras. No empañó el tremendo  momento que atraviesa el K.E. pero sí podría ser
la primera señal de alarma, porque todo -aún la riqueza- tiene un límite y es
prudente escuchar y analizar todas las voces, para no caer en la muletilla de la
"crisis económica" que no por valedera otorga cheques en blanco al futuro de
la categoría.

Genaro Riedel "disfruta" de la punta. Detrás, Juan Casagrande (10) el ganador.


Quedará para mediados de temporada el balance o los juicios de si no se estaría
"tironeando demasiado de la soga" como dicen en el campo. Lo que hoy nos
ocupa, es la crónica del fin de semana pasado en Paraná, que comenzó con las
pruebas libres privadas (C.V. E.) del viernes, cuando estuvieron girando más de
70 karts.

ESCUELA: EL TURNO DE OMAR RÍOS

En Escuela 110 están sobrando motores hace un tiempo, como ya dijimos. El
"salto" a la Promo la dejó un tanto deslucida, con dos o tres candidatos, más
dos o tres "alumnos avanzados" que podrían llegar a alcanzar su primer triunfo
este año, pero no aspirar a la corona, que indefectiblemente tendrá que ser para
alguno de los tres "experimentados" aunque esta frase suene paradojal.

Es que en tres años un chico aprende muchísimo, la excepción sería Manu Borgert,
que recién va por la segunda temporada, pero tiene dos más en el K.R.P. y en el
santafesino. En otras palabras, un futuro enorme.

Agustín Fulini aún no ganó este año. Siendo - a pesar de su corta edad-  el más
"veterano" en pista, tenía cierta prisa por hacerlo, como así también Omar Ríos,
para no ir quedando lejos de Manu Borgert, que se había engullido las dos prime-
ras en Concordia.

"Chapita" empezó bien, en las PL matutinas del sábado, con una vuelta interesante,
a 71, 9 Km/h de promedio, con la friolera de 8 décimas de ventaja sobre el segundo,
que "casualmente" fue Ríos.

Si a alguien le pareció raro, en la segunda tanda, amplió esa diferencia a 0, 935. La
última tanda de la insufrible saga sabatina, pasado el mediodía, se recortó algo (760
milésimas) la brecha con Ríos.

Pero... oh, oh, oh... sorpresas te da la vida. En la clasificación, el más veloz fue Ríos,
con 0,8 de ventaja sobre... Fulini. Benja Traverso a 1" 328 fue tercero, desplazando
a Borgert, que durante todas las PL fue el tercero en discordia. Se devuelven los
motores a Ducret y su colaborador, que los entrega a las 8 de cada domingo.

En la corta tanda de pruebas, el domingo a la mañana, fue Ríos otra vez el dominador,
con Fulini a lejanos 1" 131. Estaba todo dicho.

La expectativa de la serie quedó definida en la primera vuelta (son 5) cuando luego
de una fallido movimiento hacia adentro de Fulini en la largada, motivó el definiti-
vo alejamiento de Ríos. Uriel Schmukler quedó tercero en la movida, cuarto Borgert.

Para la segunda vuelta, Borgert era tercero, Uriel cuarto y Traverso quinto. Se separa-
ron entre sí "¿Todo liquidado?" No porque el de Ramírez fue por Fulini.

Completando la tercera ronda, Borgert era escolta, y Traverso atacaba a Schmukler.
Algo pasó en la última vuelta, ya que Uriel llegó retrasado y Benjamín, cuarto. Las
autoridades recargaron a Traverso por "maniobra peligrosa" y entonces el de San
Salvador recuperó el cuarto puesto en las planillas. El triunfo del solitario Omar
Ríos, quedó al margen de toda duda.

De la final, podrían rescatarse algunos pocos detalles. Pareció más de lo mismo. En
el arranque, a las 13 y 49 del domingo, salió a todo o nada Borgert, llegando al mano
a mano con Ríos en la recta alta. Al pasar por la "viborita" Ríos había definido a su
favor el pleito. A partir de entonces, se fue escapando de a poquito.

Fulini no se conformó en mantener el tercer lugar. Schmukler, cuarto. El luquense
( que reapareció en esta fecha) Segundo Barroso circulaba sexto. "Chapita" no le
daba respiro  a Borgert, que al abrirse un poco, dejó que se le cole Fulini por adentro.
En la última curva, de inmediato puso de nuevo las cosas en el lugar, apretando contra
la cuerda al uruguayense.

Recuperaba el quinto lugar Traverso, ante el retraso de Barroso, en la tercera vuelta.
"Segu" abandonaría definitivamente en la novena vuelta del puntero.

Más interesante que oir el "monólogo" de Ríos era ver el trencito  Mansanarez-Arosio-
Beltrame, y detrás a otro cuarteto, con Julián Bertti en el frente.

Lo que no estaba en los planes de nadie sucedió en la quinta vuelta. Apenas por medio
giro, Borgert sorprendió a Ríos. Lo persiguió media vuelta, hasta meterse adelante en
la zona de los mixtos (viborita) y pasó por el control en punta. En el frenaje de entrada
al "chupete" recuperó la vanguardia el "Castor", para no dejarla más.

En la siguiente vuelta, Fulini hace exactamente la misma maniobra, y deja momentánea-
mente tercero a Borgert.

El duelo se definió en la vuelta 7, cuando en la última curva, Borgert recuperó el puesto
de escolta. Ríos había aprovechado para cortarse.

Detrás, seguían los novatos en su particular lidia, Mansanarez no pudo con Facundo Latu-
te, ni Tomás Arosio con Nicolás Beltrame.

Quedó para contar el solitario "crucereo" de Latute (6º). El esfuerzo de Benja Traverso
por llegarle a Uriel (4º) que no daría frutos. Así, Ríos se impuso por casi un segundo y me-
dio, dando toda la sensación de tener todo controlado. 2º Borgert, 3º Fulini, 4º Schmukler.
A continuación, Traverso, Barroso, Latute, Mansanarez, Beltrame y Arosio. Cerró la dece-
na Julián Bertti, que llegó muy cerca del chajariense.

2


LA PROMOCIONAL ES TODA DEL INVICTO JUAN CASAGRANDE

Abrumador sería propicio. Soporífero no estaría del todo mal. "Invicto" suena más contun-
dente, apropiado, para definir lo de Juan Franco Casagrande en la Promocional 110.

El de Valle María, Genaro Riedel, pegó primero en la salida a entrenamientos, el sábado a
la mañana. Casagrande muy cerca, a 094. En la segunda tanda, Alan Martins fue el más
rápido. Otra vez el larroquense escolta, a 139. Doblando el codo del mediodía, la última
previa fue del victoriense Theo Firpo, con Nicolás Barreto a 197. Los tiempos bajaron po-
co, apenas una décima, probablemente por la acción del viento.

La clasificación arrojó como resultado la primera pole de Genaro, con 8 karts en un segun-
do, bajando por fin la barrera de los 54" (solo Riedel). Precisamente el octavo, a 8 décimas,
fue Casagrande.

Para la serie inicial, Genaro era una fija. Fue durante los primeros metros la primera vez
que una nube ocultó el sol -por breves instantes- en la fresca mañana del domingo (11: 33)
ya que la baja visibilidad del atardecer sabatino hizo que las mismas se posterguen. Otra
muy buena medida.

Riedel y Martins se fueron adelante, dejando que un cuarteto se las arregle por el tercer
lugar. Entre éstos, pesó la experiencia de Tomi Pellandino, que fue por más.

En la cuarta vuelta el colonense pasó a la segunda colocación, En el último giro se
produjo un confuso entrevero al amontonarse los karts que peleaban por el cuarto
lugar, quedándose con el puesto Jero Dalpra, algo retrasado Lucas Rausch, que sufrió
un toque, según contó después. Martins fue tercero cómodo.

La segunda serie, tuvo como líder en los primeros metros a Theo Firpo. Acto seguido,
Casagrande lo superó y se encaminó hacia otra victoria. Lo interesante venía detrás,
con el tercer lugar de Rodrigo Gurnel. Nico Barreto venía cuarto, mas en la cuarta vuel-
ta comenzó a retrasarse. Este cuarto lugar pareció que iba a ser de Diego Stivanello,
pero al final terminó siendo de Iñaki Arrias, otro de los que reaparecieron en esta
fecha.

Una vez concluida la misma, nos enteramos que Casagrande tenía un recargo de 5 segun-
dos por falsa largada. La diferencia no le alcanzó, resultando ganador Firpo.


Así las cosas, a las 15: 30 se largó la final, con Riedel y Firpo adelante en la grilla,
conformada por 18 karts. Se fue al frente Firpo en el pique. Riedel recuperó la
primera colocación tres curvas más adelante, pasando por el control (vuelta 1) al
frente (la foto de portada es la anteúltima curva) para perder con Casagrande en la
curva 1 definitivamente. Esta vez no quería a dar margen el larroquense, que en los
doce giros no pudo acumular mucha ventaja, pero su triunfo nunca estuvo en real
peligro. Las victorias por escaso margen son las que más se disfrutan, al decir del
"Chueco" Fangio.

Tampoco tuvo suerte en ésta Rausch, que quedó entre los colistas. Riedel y Firpo,
seguían al lider. Martins y Pellandino pasaron a pelear el tercer puesto desde la
cuarta vuelta, cuando a marcha lenta Firpo anunciaba un prematuro abandono.

Así, ascendió Dalpra al quinto lugar, al tiempo que (vuelta 5) Casagrande y Riedel
se le iban alejando a Martins-Pellandino. En la vuelta 6, en la zona de la viborita se
puso tercero Tomi. El sexto lugar no estaba en disputa, pues Iñaki "dos números"
Arrias (tiene el 37 en el babero y el 45 en los pontones, genial acertijo) tenía algún
respiro con Valentino Di Benedetto.

Recién detrás de éstos, Carlitos Ziegler en su primera incursión en este tortuoso
trazado, volvía al duelo con Juan P. Torreta. Despegado de éstos, Jero Bidegain
se las tenía que ver con la remontada de Rausch. Llegó a estar octavo el concordien-
se, retrasándose en la novena vuelta, por una fallida maniobra al intentar superar a
Bidegain, que le valiera un apercibimiento.

Rausch daba cuenta de Jero entonces, pero hasta allí legó su escalada. Di Benedetto
estaba lejos. El tercer puesto, increíblemente, seguía en disputa. Pellandino mordió
la parte exterior de la anteúltima curva, frente a este escriba, y Martins reconquistó
el último escalón del podio...parecía.

Con Casagrande dominando la situación ante Riedel, la tercera colocación varió en
los mixtos, cuando Pellandino le ganó la cuerda a Alan. Pero se repitió como en un
calco lo sucedido en la vuelta anterior, al pasto dos ruedas del kart de Tomi, y
Martins tercero. Una última vuelta electrizante.

3

Sin demasiada emotividad como en algunas fechas del año pasado, Promocional
entregó otra final "decente" con el tercer triunfo consecutivo de Juancito, la nueva
promesa de Larroque, esa "Arrecifes de Entre Ríos" que no para de generar talen-
tos. Completaron el marcador Dalpra, Arrias, Di Benedetto, Rausch, Bidegain y
Torreta. Quedó undécimo Ziegler, haciendo dura experiencia. La próxima será en
un escenario más exigente aún (Villaguay) por lo que la cuesta se le hará cada
vez más inclinada a Carlitos, que cuenta con la atención y los consejos de Eduardo
Rondan.

El domingo, quedó la sensación que Firpo y Riedel podrían acabar con la "hegemo-
nía" de Juan Franco, pero para eso cada uno de sus respectivos equipos tendrían
que hilar muy, muy finito. Con lo que tiene, a Casagrande le alcanza para mandar, a
placer.



SEGUIMOS EN LA PRÓXIMA ENTRADA


            Foto 2: Omar Ríos y Matías Duarte en la grilla de Escuela.

Collage foto 3: Arriba, Rodrigo Gurnel, de interesante tarea.

                          Abajo izquierda, el chajariense Lucas Rausch.

                          Abajo derecha. el concordiense Carlos Ziegler.


@AleSpizzirri - Texto y fotos







lunes, 23 de mayo de 2016

Karting: Triunfo de Luis Andrés Letroye en Paraná

La cita en Paraná contó con un tibio sol, una sensación térmica baja, y la buena
respuesta de pilotos y equipos, aunque no se llegó a los 200 karts de las últimas
fechas. Pese a sus limitaciones, el circuito se presentó en buenas condiciones y
el Club de Volantes Entrerrianos se esmeró para hacer llegar energía a todos los
"motorhomes", como siempre.


Los "faltazos" probablemente se deban a la próxima fecha, 4 y 5 de junio en Villa-
guay, con lo que se estaría cerrando un círculo de tres fechas en 35 días. Solo para
billeteras abultadas.

Para los concordienses fue una jornada con altibajos. La excepción fue la 110 cc
Mayores, en la que "Lito" Letroye se impuso en buena forma ante el permanente
acoso de Rodrigo Avit. De cerca, como lobo al acecho, los seguía Mauricio Fusay
a la espera de un toque "fraticida". Inclusive pudo haber sido un 1-2-3 si Juani
Alberti no hubiese desertado en la serie, en la cual largaba primero (pole).

Juan Casagrande y Fabio Todone conservaron el invicto en Promo 110 y 150 cc "B"
respectivamente. La restante final de la "B" se la llevó Diego Cabandié, sacándole
lustre al  "3" que luce, producto de haber peleado el torneo 2015 hasta el Coronación.

Siguieron los problemas en los representantes de la "Capital del Citrus" en esta divisio-
nal, en la que rescatamos el trabajado décimo lugar de Leandro González, que había
sido excluído en la serie (entró 3º) que lo tuvo como uno de los protagonistas por vez
primera en su corta campaña. Largó desde el fondo la final que ganara Todone.

En Escuela 110 tras el amague el sábado de "Chapita" Fulini (llegó a sacarle más de
medio segundo al rival más cercano en las prácticas) el localísimo Omar "Castor" Ríos,
con la atención en psita del federalense Matías Duarte, se hizo inalcanzable, para el
uruguayense y para el resto, cuyo estandarte lo hizo flamear Manu Borgert, pero no
le alcanzó porque Ríos había hecho buena diferencia.

Joaquín Camet, el cuco de los karts de 2 T, se sacó el maleficio a medias. Dominó a
placer la 125 cc Light pero en la 125 Internacional (pole) resultó excluido en el rolo
tras haberse impuesto en la serie. Esa batería quedó para Nico Ghirardi y segundo
Mati Guiffrey ya que el tercero Omar Martínez quedó afuera en el "rolo" al acusar
medio HP más que el límite reglamentario.

En la final. se impuso Damián Markel, tras un despiste (¿solo o ayudado?) de Nico
cuando entraron muchos juntos al final de la recta "de la lomita", la que se "escapa"
de la curva "plana"como le dicen los pilotos. En realidad, no lo es.

Martínez largó 20º (anteúltimo) sobrepasando rivales a lo "mato groso" dando  toda
una lección de fino pero audaz manejo a los más jóvenes.

Lamentablemente, el trabajo de su preparador (muy difícil, en este caso) para "reba-
jar" la potencia del 125 fracasó, y de nuevo quedó excluido.

Por su parte. Agustín Milera hizo una serie muy alentadora, pero quedó afuera en la
técnica (trocha delantera) entrando 16º en la final, con las reformas que le quitan
toda la puesta a punto lograda el sábado.

La 150 cc"A" tuvo dos finales tremendas, que quedaron para Malco Estebenet, en
la que fue la mejor de la fecha, es una memorable batalla con Tomás Rodríguez
Signes, que perdió la paciencia y en la anteúltima curva, al hacerla muy abierta se
le coló por adentro el victoriense Valentín Sigot.

En ésta Luis Letroye escaló hasta el sexto lugar. La final que abrió la saga de 10 (el
total, porque A y B tuvieron dos) fue la más polémica de todas.

Discutieron toda la final Martín Piana y Darío Dappen , hasta que en el último giro,
en la horquilla donde nos situamos a observar, el paranaense frena muy exigido, con
dos ruedas en el  piano y tal vez pisando la tierra de la cuerda, le pegó con la trompa,
desplazando al chajariense que protestó con la mano arriba.

Lamentablemente, para las autoridades esta maniobra fue legal (en nuestra opinión.
no) y se quedó con su segundo triunfo consecutivo. Para la próxima, en Villaguay
los días 4 y 5 de junio, esperamos una auténtica "carnicería" donde todos los vetera-
nos van a querer definir "a la Dappen".


AMPLIAREMOS


@AleSpizzirri

viernes, 20 de mayo de 2016

K.E. Tercera cita del año, en Paraná

Proa hacia la capital provincial. Los casi doscientos equipos del Karting Entrerria-
no, arriban poco a poco a Paraná, más precisamente a Sauce Montrull, donde es-
tá enclavado el Autódromo del C.V. E. en cuya parte más alta, serpentea la pista
para karting. Se presume otro récord de presencias, por lo que por ahora está
descartado hacer doble jornada, en ningún circuito.

                       Fotos de archivo, último paso por Paraná (06/09/15)


La categoría provincial, única que otorga el título de "Campeón entrerriano", mal
llamada por algunos como "Karting AZKRU" (en alusión a la entidad que la fiscali-
za por delegación directa de la F.A.E.) regresa a la costa del Paraná en su mejor
momento.

En el mismo escenario, la misma variante y el mismo sentido de giro que usa el
zonal K.R.P. -uno de los dos únicos avalados por la entidad madre- los 31 pilotos
paranaenses se sentirán más locales que nunca.

Clásico circuito mixto, requiere un chasis muy bien balanceado, para que respon-
da en los curvones veloces tan eficazmente como en las horquillas y retomes; amén
de un motor que debe responder en 4 rectas cortas, una larga pero con piso cambian-
te y en subida. El circuito más exigente del año, en otras palabras.

Los líderes y sus escoltas de los siete certámenes son los que citamos a continuación.

En Escuela 110 manda el ramirense Manuel Borgert con 52 puntos, lo sigue el
uruguayense Agustín Fulini con 41 . Borgert está invicto.

En Promocional 110 es el larroquense Juan Franco Casagrande quien ha impuesto
condiciones, 54 puntos (ganó las dos) seguido por el colonense Tomás Pellandino,
con 32.

La siempre pareja 110 Mayores tiene en la cima de la tabla al concordiense Luis
Andrés Letroye con 40, lo escolta el gualeguaychuense Iván Campostrini con 34.

150 Mayores "A" (se debería llamar Juvenil o Junior) presenta como líder al de
Gualeguay, Franco Balbuena, con 54 -éste es el máximo posible, 27 por fecha-
siendo escolta el paranaense Tomás Rodríguez Signes con 42. Balbuena también
está invicto.

En 150 Mayores "B" el que los mira de arriba es el seguiense Fabio Todone, 52
unidades (ganó las 2 series y 2 finales posibles, pero no marcó pole) lo sigue con 41
el gualeyo Andrés García.

En 150 Mayores "C" no hay novedades, siempre arriba el bicampeón Walter
Montañana (40 puntos). Pero como primera novedad, aún no pudo ganar. ¿Raro,
no? Mientras tanto "la máquina de sumar" colecciona podios.

Y la segunda novedad, es que sus escoltas están a 4 puntos. El villaguayense
Santiago Antivero y el chajariense Martín Piana, 36 puntos y con una victoria
cada uno.

La espectacular pero alicaída 125 cc Light (2T) muestra como líder de la provisio-
nal al oriundo de Chajarí, Gerónimo Berta -corre para un equipo de Gualeguay-
con 40 puntos, seguido por la también nacida en la "Ciudad de amigos" Sofía Liz
Percara, con 34. En otras palabras, todavía no ganó en este año quien no sea
chajariense en 125 Light.

Por último, en la 125 Internacional, el plato fuerte de la jornada, el actual campeón
Nicolás Ghirardi (Nogoyá) sigue al frente, con 43 puntos, seguido por Joaquín
Camet, con 39. La última vez que pasaron por Paraná, brindaron un espectáculo
increíble, cuyos mayores protagonistas fueron dos pilotos que actualmente brillan
en la Fórmula Metropolitana.

De los tres eventos de este fin de semana, éste es el que "Rumbo al Podio" eligió
para cubrir.


AL FIN COMIENZA EL CAMPEONATO ENTRERRIANO DE RALLY

También larga el Rally Entrerriano, en Gualeguaychú. con 35 tripulaciones anota-
das hasta las 20 de ayer, cuando se realizó la conferencia de prensa en un local de
ventas de combustibles de la ciudad sureña.

2

Se recalcó que desde esta temporada, se deberá poner especial énfasis en el tema
"seguridad". Al tales fines, se imprimieron folletos que se repartirán a los aficiona-
dos para lograr la correcta ubicación de los mismos, para no ocasionar problemas
a la organización, que como sabemos se ha delegado a la A.P. y N.R.E.R. entidad
que nuclea a pilotos y navegantes.

A partir de la tercera fecha, ésta a su vez cederá la organización a la empresa del
colonense radicado en Goya (Ctes.) Javier Tofay, quedando siempre todo el área
administrativa y la fiscalización a cargo del A.C.C.U. que es quien tiene el poder
por delegación directa de F.A.E.- C.D.A.

Los colegas de "Radiomotor" estarán cubriendo esta fecha.


CUATRO CATEGORÍAS ¡GRATIS! EN CONCORDIA

Un mega evento se ha preparado en el Autódromo de Concordia, para la tercera
fecha del T. Pista 1400, que irá con la compañía del TZ 850 y Fuerza Libre Interna-
cional, más la habitual y entrañable presencia de las motos de velocidad.

Un cóctel sensacional, con entrada gratuita (ingreso a boxes $100) que resulta ideal
para la familia fierrera, que podrá gozar de un estupendo día, o dos si se considera
que mañana sábado estarán entrenando y clasificando.

Por desgracia, compromisos asumidos con anterioridad con K.E. no nos permitirán
darle la habitual cobertura al T.P. 1400.


@AleSpizzirri

Foto 2: Prensa APYNRER

martes, 17 de mayo de 2016

Fórmula Entrerriana : Boletín de evaluaciones

Impedidos que estuvimos, por razones de fuerza mayor, de llevarles nuestra
habitual crónica desde el costado de la pista, recurrimos al viejo método de
los balances post-doble jornada para cada piloto, sin que ello deba interpretar-
se como boletín de calificaciones individual, entendiendo que el aporte del
respectivo piloto es el más significativo dentro de un marco en el que conver-
gen muchísimos factores, mecánicos, técnicos y humanos, porque no siempre
es el piloto el que se equivoca, eso está debidamente comprobado.

 Documento: el sábado, Nico Borgert partió desde el anteúltimo cajón. Y ganó.


De modo que, tras la doble jornada de Concepción del Uruguay, hubo grandes
ganadores, buenas promesas que están muy cerca, grandes desilusiones y tam-
bién, dos o tres incógnitas sin resolver. Vamos de a uno.


# 1 Nicolás Borgert (Ralt- Audi)

El campeón demostró tener un arma letal. Largó anteúltimo la final sabatina y la
ganó con suficiencia. Es más, pelear la punta le costó apenas un  par de giros ¿qué
más se puede agregar? Que se le despanzurró totalmente el motor en la técnica
(ver foto 3) que se llevaron tapa, brida y cigüeñal para medir aparte -sin noveda-
des hasta el momento de escribir estas líneas- para descartar toda duda.

Nicolás tuvo un Ralt contundente, un motor que acelera como cohete, y él lo
lleva con una soltura y confianza en su medio, admirables. Está claro que se
sitúa un escalón por encima de los demás, incluyendo a Marco Veronesi, el
único que intentó seguirle el paso, hasta que desistió porque no valía la pena
ir tan jugado.

Sobre su decisión de darle paso al gualeguaychuense el domingo, no opinamos.
Es materia de los motoristas ¿Alguien sabe realmente cómo se comportará un
motor de dos litros con brida y 500 r.p.m. menos? Por el momento, es muy
temprano para prescindir de esas 500 vueltas, podrían ser necesarias para un
sobrepaso exigido, por ejemplo. Y Nico lo sabe.

En cuanto a la vuelta inicial de la final del sábado, de antología, es uno de
esos videos de a bordo para mostrarles en pantalla gigante a los pilotos nova-
tos. Todas maniobras de manual. Un lujo para los ojos. Siete puestos ganados
en una vuelta y sin un rasguño en la carrocería.


# 2 Marco Veronesi (Dallara- Audi)

Como para pensar en colgar los guantes de box definitivamente. Marco sacó cha-
pa de candidato el año pasado, y en esta "doble" (ganando el domingo) le sacó
lustre. No tiene el mismo medio que Borgert, claro está. Pero en este ajedrez del
"gano una y dejo ganar a los demás" que ha impuesto el nuevo reglamento -solo
de trata de cambio de maquillaje, la "cara" que muestra al espectador es la misma-
el que mueva mejor las fichas saldrá campeón.

Es que nadie corre solo. Si recordamos las desventuras de Germán López y la
fallida estrategia de Gabriel Massei de "ganar todo a lo último" (perdió con
Franco Baccon -que solo había ganado dos- el título por un par de puntos) se
abre un abanico de probabilidades, por más que la sensación frustrante del
fin de semana haya sido "Dénle la copa a Borgert ya" para el anónimo fanático
detrás del alambrado.

Marco tiene un equipo sólido detrás, sigue marcando poles, es decir tiene todas
las condiciones para aspirar a ser "el enemigo" de Nico Borgert.


# 6 Iván N. Percara (Dallara- R. Mégane)

El "Chino" fue una de las gratas sorpresas del fin de semana. No porque haya esta-
do en el "top five" todo el evento, sino porque se acercó a los que dominan la cate-
goría, con un motor "made in casa" y hasta estuvo al tope en algún momento de los
entrenamientos.

En otras palabras, más de los esperado. No le perdió pisada a M. Veronesi en la
segunda final, lo suficiente como para colarse por adentro cuando Borgert se
corrió a la izquierda para dejar pasar solo a Marco y posteriormente. al de Arangu-
ren le costó mucha goma gastada a cuenta en la última frenada para recuperarse de
la pícara maniobra del chajariense.

Puede dar mucho que hablar, porque ya es piloto de punta y si los "cucos" se caen
la victoria sería un saco a medida, como aquella primera victoria en Concordia.

Suma mucho también la mesura que guardó ante una reacción inesperada de Massei,
el sábado después de la final. Acción que el tiempo sabrá poner en su lugar: anécdota
o antecedente.


# 3 Gabriel Massei (Ralt- Audi)

Al arribar al circuito nos encontramos con la buena nueva que siempre quisimos
saber. No se retiró nada Gabriel. Es más, trabajó como un pibe en un auto que esta
vez se mostró arisco, difícil. Para colmo de males, el motor tuvo "mañitas" todo el
fin de semana.

Terminaron con los justo de ajustar el domingo, cerraron la tapa de válvulas, arma-
ron y que sea lo que Dios quiera. Y no. No hubo milagro, el motor siguió con esa
extraña falla que lo hizo sonar como si fuesen "tres cilindros y medio" y no cuatro,
algo difícil de describir con palabras para el que no es preparador o ingeniero, como
si a determinado número de vueltas el motor sonara "ronco y desparejo" pero que
el oído del "fierrero" automáticamente asocia con "algo no está bien en ese motor".

Con todas las limitaciones, como si se dijera "es lo que hay" el cordobés dio una
clase magistral de vergüenza deportiva y no bajó nunca los brazos. Es más, se la
peleó duro a los que se le vinieron encima como mosca al dulce de leche.

Juan Percara pudo, Gabriel Dalprá tuvo que afinar la mira, con toda su inexperien-
cia a cuestas, sin poder dar cuenta del Ralt amarillo malherido. Un podio (2º) y un
quinto lugar, nada mal por empezar "en muletas" (mecánicas) su enésima tempora-
da ¿no?

Para que miren y aprendan los chicos que cuando el motor tiene alguna falla, se ba-
jan malhumorados diciendo barbaridades, olvidándose que la única batalla que está
perdida de antemano es la que no se presenta.

Tuvo un domingo negro pero ni así se lo ve desanimado. Lo demás, lo deberán juzgar
quienes fueron testigos de la broma o reto (con en todo cordobés, nunca se sabe).


# 8  Juan M. Percara (Ralt- Audi)

Esta vez tuvo el medio que se necesita para estar entre los de arriba, como en algunas
fechas del año anterior. Si los Typek le entregan un auto veloz y confiable, Juan pone
lo suyo, que no es poco. En las primeras vueltas llegó a estar en el grupo que se movía
en bloque, como tratando de no permitir que Borgert hiciera de las suyas.

No pudo estar en el podio, pero éste llegará en el momento menos pensado, de seguir
por esta senda. Porque sacando a Borgert y Marco Veronesi, hay un grupo que está
muy parejo, y en ése se mueve Juan Manuel. Lo demás es trabajo y paciencia.

Creemos que no llegó aún al tope de rendimiento, ni el piloto, ni el conjunto. Hoy por
hoy, el cuarto lugar es el lugar exacto -que seguramente no coincide con su pretensio-
nes- dicho esto en la comparativa con el rendimiento de sus rivales.


#47 Máximo Pérez (Reynard- Audi)

¿Sorprendido de verlo en este nivel? Nosotros también. Y no está nada mal. El salto
de calidad se había insinuado en el 2015, pero subsistieron algunos problemas de
confiabilidad, que diluyeron un tanto el amague de estar, de una vez por todas,
peleando bien arriba.

Maxi llegó al cuarto lugar por mérito propio el sábado, y no por descarte, o sea por
errores ajenos. Tiene que dar otro saltito más para llegarles a los que pelean por el
podio, pero de todos modos, verlo emerger del pelotón del medio y alejarse de ellos
fue algo gratificante.

No se puede esperar otra cosa que no sea progreso, cuando detrás de este repunte
está el laureado Ariel "Toto" Olivera, el gualeguaychuense que fuera artífice de la
tremenda campaña de Mariano Fornasari. El traspié del domingo, no alcanzó a
desdibujar la buena imagen que dejó el día anterior.

Alentador debut de Juan P. Dalcol. Detrás, su "chief - manager" Jorge Typek
apuesta el 63 a la cabeza. Fue el sábado, con tibio sol.



# 63  Juan P. Dalcol  (Dallara- R. Mégane)

No le pesó a Juan Pablo subirse al Dallara del Jorge Typek Competición, "el auto
encantado". Una máquina con historia, que solamente en manos de Martín Ponte
lograra arribar delante de todos.

El mismo Dallara que en otras manos, nunca alcanzó un rendimiento similar. Y a
pesar de que Juan Pablo no tenía experiencia en un monoplaza, tras su dilatada
campaña en el karting, el TPE 1600, TC Pista Entrerriano y esporádicas participa-
ciones en categorías nacionales, bien podríamos decir que no desentonó.

Se las arregló muy bien, muy suelto entre gente mucho más experimentada en esto
de andar con las ruedas "sueltas", unidas al chasis por parrillas que se ven.

En todo caso, la experiencia que se llevó servirá como punto de partida para cuan-
do se retorne a Concepción. El quinto lugar que conquistara el sábado fue un logro
trabajado de menor a mayor, con la consigna de mantenerse en pista, sin la
espectacularidad de un Joaco Veronesi,  de Máximo Pérez o del explosivo Gabriel
Mouchet, que se fue desinflando hasta quedar octavo y último en arribar.

El domingo sufrió en carne propia el tener un compañero de equipo con las mismas
ambiciones, ya que "Bebochín" Pízzola lo batió hacia el final, rescatando un octavo
puesto merced al retraso de Pérez.

Juan Pablo y esa máquina van a dar mucho más, en cuanto se conozcan más, y el
gualeguaychuense asimile esos pequeños detalles que diferencian a una máquina
con techo de un sensible Fórmula. Estamos seguros que ésto es solamente el
inicio. Por lo pronto, el equipo chajariense está muy conforme con él. Y eso
motiva, ya se sabe.


# 9 Agustín Ferreyra (Ralt- Audi)

¿Y éste que hace aquí? Si el lector se hace esta pregunta, no se imaginan la que se
hacían los aficionados el sábado 7. Agustín estuvo tercero durante dos giros y
medio, antes que el motor lo dejara a pie.

Él y Gabriel Mouchet fueron la sensación de los primeros giros, en los que el
campeón Borgert superaba autos por adentro, por afuera, de a uno, de a dos y
de a tres (en la largada). El chajariense correría igual suerte, pero en aquel caso
el impulsor "aguantó" en tres cilindros la paliza y logró arribar.

En cambio, Agustín no pudo reparar y se despidió de la doble jornada mucho
antes de lo planeado. Sin embargo, nos dejó ese raro cosquilleo que producen
los batacazos, porque estar cuarto detrás del "inalcanzable" Massei no era lo
que se esperaba de él ¿sí o  no?

Pues bien, ése es el motivo por el cual figura en esta lista, a pesar de su magra
cosecha. La senda que lleva al buen camino parece trazada para el villaguayen-
se y su reducido equipo. Habrá que insistir, porque el piloto -quedó visto-
siempre está. Inoxidable.


#7  Gabriel Mouchet (Ralt- R. Mégane)

Lo que hizo Gabriel en esta fecha no puede pasar inadvertido. Estuvo entre los
cinco primeros en la final del sábado, hasta que una falla en el motor lo fue retra-
sando. Las primeras vueltas "dándole trabajo" a Nicolás Borgert y su "imperial"
Ralt azul fueron todo un logro en sí mismo.

El domingo debió largar desde boxes, cuando una anomalía de último momento
les hizo esforzarse a Fernando  Miceo y sus colaboradores, saliendo con lo justo
para aspirar a largar desde atrás de la barrera, con los neumáticos fríos por no
haber realizado las dos vueltas de precalentamiento.

Desde ese lejano puesto fue descontando terreno. Le alcanzó para un magro nove-
no lugar, mas los tiempos que marcó indicaron claramente que tenía para estar
otra vez en el entrevero. No pudo ser.

Alegra que "resurja" un piloto luego del prolongado receso, porque esto significa,
nada más ni nada menos, que se trabajó durante ese lapso. Es una de las incógnitas,
que en la próxima sabremos si hemos visto un anticipo, o un espejismo, eso sí...
muy bien intencionado.


#22  Gabriel Dalpra (Ralt- Audi)

Aquí tenemos otro caso de un piloto debutante que ha rendido mucho más de lo
esperado. Gabriel no las tuvo todas consigo el sábado (dos despistes) pero es algo
lógico en quien todavía está descubriendo los secretos de su máquina, y los del
tránsito en pelotón en un auto de Fórmula.

Saber en que lugar de la pista ubicarse en cada aceleración, cuando se juntan
varios y pareciera que la cinta asfáltica es muy fina para albergar a todos a la par,
es algo que se aprende con el tiempo, por ejemplo.

El público, por asociación o reflejo (el Ralt de Grinóvero sigue con los mismos
colores) compara con lo que hacía Germán López en esa máquina, craso error.

No le podemos pedir a un chico que viene del karting en tierra, que está en su segun-
da carrera, que asimile todo junto. Cada vuelta de Gabriel es la hoja de un manual
que él y solamente él está escribiendo. Hay que darle tiempo.

En la final del domingo, llegó a estar a la cola de Gabriel Massei (!) cuyo Ralt mal-
herido giraba en un ritmo que lo hacía pasar cada vuelta más y más lejos de Marco
Veronesi- Nico Borgert - Iván Percara.

El cordobés, con toda su veteranía, se las arregló para sostener un  ritmo lógico para
las condiciones de su medio, ritmo que Dalpra no pudo sostener, con lo que le
quedaba de los neumáticos tras casi 40 vueltas entre sábado y domingo. El chasis
va cambiando durante la carrera, Gabriel lo está descubriendo, memorizando, etc.

Aprobó con creces. El que le pida más es un desubicado.

3
Diego Gros desarma en la técnica la obra de su arte, el motor Audi de Nico.(*)


# 44 Joaquín Veronesi (Reynard - R. Mégane)

"Joaco" fue otra de las gratas sorpresas de la doble jornada. Se la jugó a fines
del año anterior, poniendo su chasis y motor en manos de Héctor Percara, que
siempre ha sido el artífice de los logros de su hijo Iván. Si bien en general los
tiempos fueron cada vez más altos a medida que el viento se incrementaba, el
sábado en clasificación ya había signos de una mejoría.

En la final fue increíble volver a ver ese auto en el lote que pugnaba por el ter-
cer escalón del podio, con apellidos como Borgert, Massei, Mouchet, o Ferreyra
en el giro inicial.

Se agrandó el pelotón cuando Dalcol y compañía pasaron a ser sus rivales, finali-
zando sexto en pista. En la técnica quedó afuera, y tenía pues todas sus fichas
puestas en la revancha, la final del domingo.

Lamentablemente, un bulón de biela se cortó, y tras la "fumata" de rigor quedaron
tiradas en la curva 1 todas sus esperanzas.

Hay sobrados motivos como para aventurar otra destacada actuación.



#45  Francisco Pízzola  (Reynard - R. Mégane)

El sábado, con su prematuro abandono en plena recta principal, revivieron los
ancestrales fantasmas que persiguen a esa unidad, por el que pasaron varios
pilotos de la talla de José M. Lugón, Sergio Villanova o Manuel Milera. Ningu-
no de ellos se pudo destacar, y "Bebochín" parecía correr idéntica suerte.

Pero el domingo, fue como si saliera el sol -paradojalmente ya que el astro rey
faltó a la cita- para el Reynard azul. Pizzola mostró pinceladas de su innegable
talento, tomó ritmo, yendo de menor a mayor, y en el balance, llegó arriba de
su compañero de equipo Dalcol ¿mucho, no?

No le pesó para nada bajarse del Fiat 600 y subirse a algo tan distinto como el
chasis británico con el motor de 2.000 centímetros cúbicos. Como conclusión,
pese a no ser un debutante, el futuro le abre puertas doradas de par en par al
paceño, que el domingo pareció ser más que su máquina. Con esto queda todo
dicho.


#32  Stefano Veronesi (Dallara- Audi)

¿Paso en falso de Stefano y su equipo? La verdad, todo el fin de semana muy le-
jos de aquel piloto que asustaba a los de punta el año pasado, llegando incluso a
pasar por la línea de meta antes que todos (un recargo lo privó de su primera
victoria, en Paraná). De todos modos, un mal día lo tiene cualquiera.

El séptimo puesto del sábado, fue por exclusiva obra de Stefano, con una moral
de hierro, "peludeando" solitario lejos de toda referencia y superando únicamente
al malherido Mouchet, con lo justo.

El domingo se repetía la historia, con alguna esperanza porque se iban cayendo
rivales, como Maxi Pérez. Pero en la undécima vuelta todo se acabó.

Poner la mente en Paraná, circuito en el que el chasis se siente muy a gusto, y si
el motor de Guerini acompaña, Stefano podrá volver a poner el Dallara blanqui-
azul en el lugar que le corresponde.



Nota del autor: (*) Este procedimiento es habitual en la técnica de "las cuatro
                               fantásticas, donde no se deja nada sin medir. La foto es
                               solo un documento de lo bien que se trabaja.


Texto y fotos: @AleSpizzirri


miércoles, 11 de mayo de 2016

TC Pista ER: Dos para Fuentes y dos autos menos

Pudo haber sido el arranque más esplendoroso de los últimos tres años, por
las 15 máquinas reunidas, cifra poco común en un arranque. Por las dos
buenas victorias del actual campeón Valentín Fuentes y la forzada vuelta a
los motores hechos en la provincia (salvo excepciones) porque las arcas no
dan para seguir alquilando impulsores bonaerenses. Por el trabajo de la nue-
va comisión directiva, que se nota, y por el clima optimista que flotaba en
el ambiente. Pero algo salió mal.



En la técnica del sábado al atardecer, una máquina resultó estar equipada con
una bomba de frenos que no es la permitida por la categoría. Este detalle, y
la polémica maniobra del vencedor -que no vimos desde nuestro lugar de
observación- terminaron de profundizar una grieta que (vamos a ser sinceros)
se había empezado a abrir el pasado año, cuando se sancionó una y cada una
de las maniobras de Juan Pablo Gallo.

En reiteradas ocasiones hemos criticado en esta humilde hoja la disímil vara
que usan las autoridades para medir una misma maniobra (recordemos el mal
humor de Sebastián Carboni cuando perdió la carrera en la última curva) según
el piloto que la protagonice. Para ser sintéticos, el escándalo derivó en el retiro
de la categoría del piloto de Baradero, disconforme con el fallo, que arrastró
con él, al de su hijo Juan Sebastián Gallo, el que había sido segundo en pista, y
acosado al ganador. Precisamente, el auto que fue excluido por la anomalía
citada en el párrafo anterior.

No podemos juzgar lo que no vimos, pero si reflexionar sobre si las medidas
que se están tomando últimamente benefician o perjudican a una categoría
que lleva un par de años en "terapia intensiva". Lo que verdaderamente llama la
atención es la dicotomía, una dirigencia que se desvela por hacer crecer la catego-
ría, en tanto quienes deben tener una conducta acorde en su condición de autorida-
des, hacen exactamente lo contrario.

No se trata aquí de imponer el imperio de la razón a ultranza -ésta puede variar
depende del cristal con que se mire- sino de pensar en grande, si lo que queremos
es que TC Pista atraiga pilotos, o si continúa con su triste fama de categoría
expulsadora de talentos, cuya larga lista (Garmendia, Retamar, De Sa, etc.) pasa-
rá a engrosarse con los nombres de Juan Pablo y Juanse Gallo.


SÁBADO: FUENTES, EL DESMORALIZADOR DE LOS FORD

El sábado al arribar fuimos testigo de ese clima distendido, optimista, que flotaba
en el ambiente. Únicamente había faltado Ariel Delgado con su Falcon (el domin-
go estuvo presente en la carpa de Canzoneta) a la primera cita. Más entrerriano y
artesanal que nunca, solamente dos máquinas contaron con impulsores hechos más
allá de nuestros ríos Paraná y Uruguay. El resto se las arregló, como en los viejos y
buenos tiempos. Por ejemplo, "Puchero" Urcola alistó un motor del nogoyaense
Ariel Martínez, dos veces campeón con el ahora famoso Sebas Reynoso.

En los entrenamientos previos, los hinchas de Ford tuvieron viva todavía una llama
de esperanza. En la clasífica, que se realizó de inmediato, sin otra tanda más de
prácticas -para eso tuvieron las comunitarias del viernes- prevaleció Fuentes a la
hora de contabilizar el mejor registro absoluto. En cuanto al segundo mejor crono
de cada piloto, Sebastián Carboni fue el que se adueñó de la "pole" para la final
fecha 2 del día domingo.

Mucho más elegante que el sábado, cuando lució un buzo con los colores de
Defensores del Parque Unzué, Valentín posa con Carboni y Canzoneta (der.)



La largada de la primera final del año fue casi normal. Y apenas pudimos apreciar-
los de vuelta en la recta opuesta, el orden era Fuentes, J. P. Gallo, Urcola, Juanse
Gallo y Canzoneta. Apenas un giro cumplido y el de Baradero se le tiró, la manio-
bra terminó en el opuesto, en la que según testigos presenciales, no fue muy clara la
defensa de la punta de parte del campeón.

Al regresar a la recta opuesta, el orden era Fuentes, Juanse Gallo, Canzonetta y el
resto. Seba Carboni salía de boxes, en el que estuvo detenido poco tiempo, por un
desperfecto.

No era muy digno verlo pasar a J.P. Gallo entre los lejanos Raimundo Patat y Luis
Ponte, de regreso al comando de un Chevrolet 400. Pero desde allí remontó, apor-
tando la cuota de espectáculo habitual en cada final, de su parte.

Detrás de Urcola, Carlos Rey de regreso a la actividad luego del accidente en ese
mismo escenario, y los representantes de María Grande, con Mariano Moine "en
sandwich" entre los Main.

Cuatro vueltas y J.P. Gallo ya había dado cuenta de Patat, Rodrigo Martínez, Alejan-
dro Serra y J. P. Main, con una ligera falla en el motor, y a la cola del Ford de Moine,
Muy lejos de los punteros, por supuesto.

A partir de la quinta vuelta, Juanse Gallo se acercó notoriamente al Fuentes, la distan-
cia se iba reduciendo. Seba Carboni todavía no se recuperaba, circulando sin referen-
cias tras su forzosa parada. Al fin, en la sexta vuelta, Ponte pudo con el Torino azul
de Patat. Oportuno, porque Carboni al fin los había alcanzado. En ese ritmo tan superior,
se suponía, adelantarlos sería juego de niños.

J.P. Gallo y el Chevrolet 400 rojo ya estaban séptimos, a punto de liquidar al sexto R.
Main. Un andar espectacular. Su hijo no iba a menos, la brecha con Valentín se había
reducido a tal punto que se creía que en un giro más, lo tendría a la cola.

Y así fue nomás, mediante una bellísima frenada, bloqueando los frenos en la anteúlti-
ma curva, Juanse se puso en expectante posición en la octava vuelta. Sin embargo,
Fuentes lo anticipaba muy bien en cada sector clave. Muy buena respuesta de los dos
motores, muy parejos, y así se hace difícil el intento de sobrepaso. Con Gallo padre
quinto y pretendiendo reducir la distancia con los Falcon, pasaron cumpliendo el déci-
mo giro, "la vuelta inútil".

Cuando le toca entrar en la recta principal, se espanta el Ford de Martínez y pega con-
tra el muro de boxes. Tras unos segundo que se hicieron eternos, la autoridad decidió
colocar bandera roja, por lo que el A.S. los estaba esperando en la recta principal.

Entendíamos que ya estaban dadas las condiciones para dar por concluida la final, y
en efecto, se mostró la bandera roja (y no tricolor) por lo que el clasificador que se
tuvo en cuenta fue el de la vuelta 9.

Fuentes dominaba la situación, el triunfo con respecto a Juanse Gallo no admite ningu-
na discusión. Carlos Canzoneta y Eduardo Urcola fueron escoltas del gualeguaychuen-
se.

La otra cara de la moneda vino más tarde, con la larga espera del clasificador oficial,
a causa del incidente que ya narramos, y el fallo de quienes tendrán sus motivos y
sus puntos de vista. Por nuestra parte, y sin que sea vinculante, en una encuesta que
hicimos en Twitter para los espectadores uruguayenses, el 60 % votó que la maniobra
de Fuentes fue ilegal, el 20 % que fue legal pero merecedora de uno o más aprecibimien-
tos, y el restante 20 % se inclinó por "la maniobra fue perfectamente válida".


3

Para el domingo, en el que se adoptó acertadamente la medida de trocar el
orden previsto, de modo tal que todas las categorías pudieron completar su
final, ante la amenaza de lluvia que finalmente no se concretó.


FUENTES, AUNQUE CARLITOS INTENTE PISARLE EL PONCHO

El domingo fue otro clima. Fue otra cosa, otra carrera. Cuando regresamos al
Autódromo de Concepción, grande fue la sorpresa, porque no conocíamos el
motivo por el cual el Predolini Competición y la máquina de Juanse no estaban
más en el predio.

De modo que para la anteúltima competencia del domingo 8 de mayo (Citroen
Competición cerró el evento) se alistaron 12 máquinas, que muy pronto serían
11 ante los inconvenientes del Ford de Main. Recordemos que en las pruebas
libres sabatinas había quedado afuera Sebastián Almada por insalvables desperfec-
tos mecánicos.

Con Carboni unos metros delante de la Chevy negra de Valentín, se esperaba algo
así como una resistencia del Ford al auto a vencer. Nada de eso ocurrió porque
de entrada se pudo apreciar que con los tanques más cargados, el Falcon blanco
de Seba no tenía como para seguirlo a Fuentes.

Es más, de entrada Carlitos Canzoneta lo madrugó. Entre el griterío de los integran-
te de su equipo, no pudimos distinguir el lugar donde lo superó. Por lo tanto, dos
Chevy quedaron adelante. El malestar de los usuarios de la marca Ford era inoculta-
ble, en la calle de boxes.

Para ser la primera vuelta, Fuentes se había escapado demasiado. La sorpresa de es-
ta final, fue que Canzoneta le descontaría toda esa luz.

Pero vayamos de a una. En el primer paso, Canzoneta segundo y Carboni tercero. El
octavo lugar era de Ponte, pícaro en eso de abrirse paso en la largada y los prime-
ros metros. Noveo Roberto Main, décimo Patat y undécimo Serra. Con problemas,
anunciando el inminente abandono, Juampi Main.

Como decíamos. todas las ilusiones se derrumbaron en la tercera vuelta. Fuentes y
Canzoneta (el único que le podía seguir el ritmo) se alejaron del Ford blanco. En
tanto, entre los colistas, Pata se le iba acercando a Ponte (ya superado por "Robert"
Main) y Serra apsaba en cinco cilindros. Éste sería el último paso de la Chevy azul
y blanca.

Si "algo" parecido a una hilera había existido, en la cuarta ronda se diluyó del todo,
pues Carlos Rey se empezó a retrasar respecto de Carboni. Más atrás, sin variantes,
seguían Moine, Urcol, Roberto Main, con ventaja sobre Rodrigo Martínez. Y de
éste a los colistas, un campo.

Esta vuelta fue testigo de una muy buiena maniobra de Moine, por afuera, ponien-
do fin a la lidia con Urcola. En la recta principal mandaba el de María Grande. En
el opuesto, el de Victoria se desquitaba. Fue una de las tres atracciones de esta
final. Poco pero bueno.

La trompa de Martínez pasaba tocando la pista, y del guardabarro salía el humo
azul típico de un roce. En la punta, Canzoneta empezó a acercarse visiblemente al
líder Fuentes. Iban cinco giros.

El esfuerzo de Carboni se notó también el la sexta vuelta, ya que el líder y el
escolta estaban a punto de formar un dúo, y el larroquense se quería sumar. En
algunos sectores arriesgaba, en otros las Chevys se le iban.

Moine y Urcola seguía en la suya (se tiraba Urcola por afuera en la recta) y el
Falcon rojo- amarillo de Main los miraba cada vez desde más cerca. Solitario,
Martínez seguía en su ritmo, manteniendo la distancia contra Patat- Ponte, el
otro gran duelo de la final.

El mejor giro de Carboni fue el séptimo, cuando quedó a la cola de Canzoneta.
Urcola seguía intentando, apareando a Moine en las rectas. El motor del Ford
número seis tiraba un poco más.

Tal vez el giro más bonito e ilusionador fue el octavo, porque los tres de adelante
mantuvieron la corta distancia entre sí, y el duelo entre Urcola y Main se definió
a favor del victoriense. Luis Ponte daba clases de manejo arriesgando en la curva
1 (al límite) tratando que Patat no lo supere. Estaba claro el domingo que el Tori-
no era más, el duelo de viejos zorros sería para el paranaense.

Y aprovechando que Canzoneta debía mirar por los espejos, Fuentes logró una
pequeña ventaja otra vez. Esta vez sí, fue la que le valiera una nueva victoria.
Y "Puchero" Urcola hacía lo propio con Moine y Main.

Habría que destacar que tanto Carboni, que citamos, como C.Rey -que casi ni lo
nombramos-  ocuparon siempre la tercera y cuarta plaza. Con los dos primeros,
las cuatro posiciones no variaron.

Liquidó elm pleito en la undécima vuelta Raimundo Patat en una exigida manio-
bra en la curva 1, por afuera, saliendo como un cohete y dejando atrás al blanco
Chevrolet 400 de Ponte. Mientras ésto sucedía, los punteros venían por la ante-
última curva, dispuesto a registrar el duodécimo paso.

Sebastián Carboni se alejó de Canzoneta (2º) y Mariano Moine salía de boxes.
El paso por la calle de reparaciones le costó solamente un puesto, que quedó
en manos de Roberto Main.

Ya no se anotarían más variantes en el cuaderno de apuntes, salvo el retraso de
Carboni, que llegó a dos segundo 9, casi tres, del vencedor. Después del poco
feliz sábado, asegurarse el tercer lugar era negocio redondo.

Otrosm cuatro Ford arribaron a continuación. Rey, Urcola, R. Main y Moine.
Octavo Patat a más de un minuto, noveno Ponte. No hubo décimo porque
Rodrigo Martínez, con el Ford remendado, solo alcanzó a dar cinco giros antes
de abandonar.

Como podemos apreciar, bastante modesto lo del TC Pista Entrerriano en su
segunda fecha. Y a partir de la próxima, con trece máquinas o menos, la histo-
ria no va a modificarse.

Concordia es un circuito favorable a Chevrolet, aunque Ford supo ganar con
Borgert, Scordia, etc. alguna vez. Para ver algo de paridad habrá que esperar
una fecha en Paraná, circuito tradicionalmente favorable a Ford.

Todo el empuje de una nueva comisión directiva, la página web renovada, el
folleto a todo color que se entregó a los aficionados, en fin, todo lo nuevo se
podría estancar por ese viejo tema de la paridad... por ahora inexistente.


@AleSpizzirri

Collage foto 3, Arriba izq. el Ford de Main ex- Borgert volvió con
                         huellas de la batalla.
                         
                         Arriba, derecha: ídem Carboni, el sábado.

                         Abajo: Dos vistas del Ford de Rodrigo Martínez luego
                        de su encuentro cercano del tercer tipo con el paredón
                         de boxes. El piloto, ileso.