miércoles, 16 de mayo de 2018

Provinciales en CdU: Dos podios para resurgir

Las categorías provinciales confirmaron el lento pero firme repunte que
habían insinuado en Paraná, cuando se presentaron este fin de semana en
Concepción del Uruguay para el segundo evento de año. No hay margen
para festejar todavía, pero al menos la etapa dura pareciera haber quedado
atrás, que es lo que motiva e ilusiona a toda la comunidad que se mueve
alrededor de las cuatro categorías, contando con el valiosísimo aporte de
Citröen Competición.

         TC 850: Viale copó el podio y Concordia lo completó. Eliseo Contardi, Román Fontana y Luciano Sendros.



Pegó el saltito que se esperaba TC 850, si bien la final (muy accidentada)
no tuvo los picos de emoción de otras oportunidades. Hablamos de emocio-
nes de las buenas, no sustos. Fórmula Entrerriana mantuvo el parque, al
igual que TC Pista Entrerriano. TPE 1600 bajó una fichas en el parque,
pero sigue siendo la más firme de las cuatro.

Y Citröen se robó el espectáculo, además de haber incrementado su parque.

Como era de esperar, más allá de las camas de piedra de río, predominó
el barro, otorgándole un plus de dramatismo a cada error conductivo. Sin
dudas, el sexto protagonista fue el aceite en pista que dejara una máquina
del TC 850, con el cual tuvieron que vérselas no solamente los pilotos de
esta categoría, sino los del TC Pista y Citröen.


IVÁN PERCARA TIENE LA FÓRMULA

Bien sabíamos que la "Final de sábado" no refleja el verdadero potencial de
cada máquina, pues la largada invertida modifica todo, incluyendo las
especulaciones que hicimos en la previa.

El triunfo de Máximo Pérez se debió a la ventaja que hizo durante el período
inicial, cuando los primos Percara debieron repuntar desde atrás. El domingo
fue otra cosa, con cada uno ocupando el lugar que se ganó en la clasificación
sabatina.

En la final "de verdad" la dominical, Iván Percara estableció clara diferencia
desde el inicio, a tal punto que el posterior repunte de Juan Manuel Percara no
le alcanzó para incomodar el andar del Dallara blanco amarillo. Dos de sos
para el chajariense, líder del certamen.

Completó el podio Stefano Veronesi, que había desistido de copiarle el tren de
marcha a Iván, Juan Manuel y el desafortunado Máximo Pérez, que fue perdien-
do terreno en los primeros giros, para finalmente recuperarse y arribar cuarto.

Si de fortuna se tratara, el que menos ligó fue Agustín Milera, que penó con la
caja de cambios (y un despiste) en las pruebas de entrenamiento. Posteriormen-
te en la serie un toque le dobló un "bigote" haciendo que el Dallara se torne
muy difícil de controlar (culminó octavo). El domingo, tras cambiar la tapa de
cilindros, tampoco pudo torcer la historia, pese a una excelente largada en la
que superó tres rivales. Iba sexto, a la cola del pelotón cuando el motor volvió
a claudicar.

A mediados de junio espera tener revancha, de local. Entró cuarto Agustín
Ferreyra, quinto sexto Gabriel Dalpra, séptimo Tomás Charadia, octavo
Cristian Leonardelli, novena Sofía Percara y décimo Hernán Satler. En
pista Dalpra terminó quinto, pero el recargo por falsa largada le hizo resig-
nar un puesto. También Stefano Veronesi sufrió el mismo recargo, aunque
en este caso no modificó su colocación final.

             Rubén Milera y la última indicación antes de la largada a su hijo Agustín. No fue feliz la reaparición.



FONTANA Y EL ACEITE TERMINARON CON LA RACHA DE MIRAGLIO.

Entrecortada y dramática, pero en el sentido de que estuvo al borde de la
tragedia otra vez, fue la final del TC 850. Para entender la alocada final tuvi-
mos que recurrir a un video de los colegas de "Vértigo de Carrera" en el
que se observa con claridad como el pelotón entero se despista por la
mancha de aceite al final de la curva 1 (así como venían) y posteriormente
un integrante del tercer pelotón también visita a fondo el barro esquivando
milagrosamente los autos que intentaban regresar a pista. Fácil sería echarle
la culpa a los banderilleros, que no marcaron a tiempo el aceite, creyendo
que el principio de incendio de un Fiat que quedó estacionado contra el
borde exterior de la curva 2 (retome) no había dejado consecuencias en el
asfalto.

La jornada había comenzado con una espectacular serie. En la primera, en el
cajón 5 de la grilla partía Luciano Sendros, detrás de Rodrigo Miraglio (pole)
Contardi, Albisu y Fontana.

Con lo justo y controlando la arremetida de Ramiro Albisu el Fiat blanco del
hasta entonces imbatible Miraglio se quedó con el parcial. A pocos metros de
ellos, Luciano Sendros salió victorioso de una particular batalla con Román
Fontana, con quien intercambió posiciones en dos oportunidades.

La final tenía más o menos la misma tónica, Miraglio queriendo escaparse,
el pelotón discutiendo entre ellos -por un par de giros el paranaense logró
distanciarse- formando los clásicos trencitos.

La tranquilidad le duró cuatro vueltas a Miraglio, ya que Contardi fue decidi-
do a discutirle la punta, pero no pudo. Sendros, que marchaba quinto, se
había jugado contra Fontana por el tercer lugar y perdió terreno. Se fue
recuperando hasta darles caza nuevamente, y fue esta acción la que al
final de cuentas, le valiera por el podio.

Contardi logró doblegar a Miraglio en la séptima vuelta, aunque durante
todas sus intentonas tuvo detrás a Fontana, que se colocó detrás de su
"convecino" con serias intenciones de pasar al frente. Miraglio era el
tercero en discordia, a la expectativa.

Tampoco prosperó el intento de fuga de Eliseo, quedando los tres a la par
en la curva 1 en la décima vuelta. Ramiro tampoco aflojaba, llegando a
recuperar el segundo lugar para perderlo, todo en el mismo giro.

Sin integrar ese trío, venían cuarto Colma y quinto Sendros, cuando se
colocó la primera bandera de AS y los autos redujeron la marcha. En la
vuelta 13 reanudaron, aprovechando Sedros para sorprender a Coloma.

Todavía era líder Cojntardi cuando Sendros capturó el tercer lugar en la
recta opuesta (vuelta 14) cuando se produjeran los dos grandes golpes de
escena. Primero, Román Fontana desalojço de la punta a Contardi.

Y después, ocurrió el "blooper" que ya narramos, regresando del barro
como pudo cada uno, para recorrer solamente un centenar de metros
antes de toparse con otra bandera indicando el AS.

Todas las "todo terreno" de rescate iban hacia detrás de la loma, donde
termina de enderezarse la curva 1. Lo que ocurrió allí no nos era
comprensible desde nuestro lugar, solamente se pudo apreciar que falta-
ban máquinas y el orden de paso se había alterado.

Finalizó así, con tres vueltas de AS en pista, y la bandera que caía sobre las
máquinas que tenían prohibido el sobrepaso.

Estado en que quedó el Citröen de Edgardo Carlisi luego del vuelco. Sin consecuencias físicas para el piloto.



RONCONI SE ANOTA EN LA PELEA POR EL TÍTULO.

Sigue con un parque en delicado estado, pero sin embargo está ofreciendo
una temporada singular el TC Pista Entrerriano. El único de los tres gran-
des aspirantes a la corona que no había ganado era Juan Augusto Ronconi,
que saldó toda deuda con los "fordistas" con un espectacular triunfo.

La primera conclusión que sacamos luego de la primera doble jornada del
TC Pista es...¡Cómo se motivan los equipos cuando llega un piloto con
experiencia! El de los hermanos Bonnín, en pocos meses pasó de aspirar
a un cuarto lugar a pelear por los triunfos.

Y al Ford de J. A. Ronconi cuando estaba confiado al campeón en vigencia,
Eduardo Urcola, nunca se lo vio ir por la vanguardia desde el vamos. El
victoriense -bien podríamos decirlo- ganó un torneo corriendo desde atrás,
fiel a su estilo "nikilaudesco" (permítasenos el neologismo) yendo por la
victoria solamente cuando estaba toda servida en bandeja. Dicho con todo
el respeto que "Puchero" nos mereció.

Y Valentín Fuentes, pese a su juventud, corre como un veterano. Así, juntó
puntos con pala ancha durante el fin de semana, al no tener un medio como
para pelearle a los Ford de Ronconi y Reynoso.

El sábado asistimos a una demostración de Sebastián Reynoso. Pese a su
relativa inactividad, en Paraná demostró toda su vigencia y en este escenario
se le presentó una inmejorable oportunidad (pole con 3 décimas de luz a
Ronconi y casi 6 a Fuentes) que no desaprovechó, ganando de semáforo a
bandera.

La distancia entre los tres líderes se fue ampliando. Juampi Main fue el due-
ño del cuarto lugar hasta que en la décima vuelta se quedó a pie. Por el
quinto lugar pasaron Gabriel Maiztegui, Raimuindo Patat y Mariano Moine,
que heredó el cuarto lugar ante la defección de Juan Pablo Main.

El quinto lugar fue entonces para Roberto Carlos Main, pese a que tuvo
que largar desde boxes, saliendo por supuesto en el último lugar. No fue
afortunada la carrera de Diego Ponte en esta final. Apenas pudo dar un giro,
al igual que su padre Luly, que reapareció con la otra Chevy del GB Compet.
la que hasta el 2016 estuviera en manos de Alejandro Serra.

Sexto con una vuelta menos Patat, séptimo el desafortunado Juampi Main,
octavo Jorge Humoffe con el Chevrolet 400 que el año pasado corrieran
Luly Ponte, Martín Fiorotto y Cristian Zanandrea. Esta máquina se rompió
a dos vueltas del final y no participó del evento dominical.

Contra cualquier estadística, los dos Ford con mecánica de Ariel Martínez
siguieron arriba en la "Final Clasificatoria" (serie) del mediodía. Se repitió
la carrera lineal de los "tres de arriba" aunque nunca lograron distanciarse
mucho entre sí, ninguno de los dos perseguidores podía hacer ese resto en
las rectas, indispensable para intentar una maniobra. Y en el caso de Valen-
go Fuentes, apelando a estirar los frenajes para que en en fondo de la recta
opuesta no se note la diferencia que le hacían los Falcon.

Juampi Main repitió la carrera del día anterior. Cuarto hasta la cuarta vuel-
ta y luego retraso (parecía cosa 'e mandinga) cuando el puesto pasó a
manos de Diego Ponte, de excelente tarea, como para premiar el esfuerzo
de su equipo que estuvo soldando los elementos de la suspensión de la
Chevy ex Carlos Canzonetta hasta la madrugada.

Primer triunfo del larroquense Ronconi con la marca del óvalo en el TCPE. Fuentes y Ponte lo flanquearon.



Muy bueno lo de Luly Ponte, que fue de menor a mayor. Primero reeditando
aquella vieja lidia con Patat, luego yendo por los puntos gordos.

Tampoco se salvó de ingresar a boxes en esta ocasión Roberto Main, perdien-
do un giro mientras encontraban la falla. Fue en vano, no pudo terminar la
carrera al igual que su hermano. El único que lo hizo de los tres Ford del
María Grande Competición fue el de Gabriel Maiztegui, en la séptima y
última colocación. Mariano Moine (Dodge con motor Ford) y el talense
Jorge Humoffe no fueron de la partida.

Lo más destacado: las 667 milésimas entre Reynoso y Ronconi. La gran
expectativa que generó la final, corrida después de la del TC 850, se vio
ampliamente cumplida con un inicio inesperado.

Un hecho -insoslayable- contribuyó bastante al espectáculo de la final del
domingo (tercera fecha) que Sebas Reynoso haya tenido que largar en el cajón
4, lo que significó largar a 21 metros del que lo hizo en el cajón 1, Juan
Augusto Ronconi.

El larroquense aguantó al principio al insistente V. Fuentes, al que poco a
poco se le fue yendo. Diego Ponte se mantuvo tercero, como largó, hasta
que el acoso de Reynoso se hizo insoportable. El de Gualeguaychú quería
descontarle a los dos de adelante, incluso en la tercera vuelta se notaba
visualmente que les venía descontando (RV).

Otra labor digna de ser destacada en esos primeros giros fue la de Mariano
Moine, que largó atrás y al cierre de la segunda vuelta ya estaba sexto
detrás de Juan Pablo Main.

Fuentes dejó de perseguir a Ronconi y preparó el escudo y el hacha para
defenderse de Reynoso, que evidentemente tenía otro tren de marcha, ya que
se le puso a la cola. Tuvo su minuto de gloria el recoquín con el Ford de
los Bonnín, porque se tiró a Valentín en la curva 1. Sin embargo, las dos
máquinas se nos perdieron de vista rumbo a la curva 2 a la par. Cuando
asomaron otra vez, Reynoso efectivamente, era el nuevo escolta.

En esa vuelta Luly Ponte se tiró por la cuerda y la maniobra no le salió,
dibujando un aparatoso trompo. Más tarde tendría revancha el veterano
piloto que ya es sinónimo de TC Pista Entrerriano. El cemento que se
desparramó sobre la mancha de aceite en la curva 1 no fue todo lo efectivo
que se suponía.

Reynoso siguió descontando hasta colocarse a la cola del Ford azul y
blanco del líder, en el momento cumbre de la final. Pero en automovilismo
no siempre hay "finales felices" como en los filmes de Disney.

El "rush" de Sebas terminó en la séptima vuelta entró el A.S. y el Ford
número 21 ya no estaba en pista. Fuentes recuperó el segundo lugar y Diego
Ponte, que estaba siendo alcanzado por Juampi Main, se afianzó en la
tercera colocación. Por su parte, Luly Ponte, que había reiniciado en la
última colocación, avanzaba así a la novena colocación. El posterior
retraso de Gabriel Maiztegui le dejaría servido el octavo lugar.

Cuando reanudaron el tren de carrera, primero fue Fuentes el que intentó
acosar a Ronconi, sin fortuna. Posteriormente, el gran rendimiento de Diego
Ponte en los últimos tres giros lo obligó a transitar con mucho cuidado los
kilómetros finales, a sabiendas de que los puntos le valdrían por continuar
en la cima del campeonato.

En síntesis, no mle sobró nada a Ronconi (ganó por 558 milésimas) pero
supo mantener a raya con autoridad a Fuentes. Tercero Diego, cuarto
Roberto Main liquidando el pleito de toda la final con Mariano Moine, y
a su vez aprovechando la merma que dejó sin cuarto (ni quinto) lugar a
su hermano Juampi.

Arriba, Luly Ponte largando detrás de Juan P. Main. A la derecha, Maxi Pérez llega a la grilla tras la vuelta previa, el
sábado. Debajo, Duerto y Zanandrea listos para largar la final. Abajo derecha, el estado de uno de los neumáticos
de Sergio "Pica" Sánchez tras la final, una situación particular verdaderamente preocupante.



Séptimo "Yacaré" Patat, octavo Luly Ponte, noveno con un giro perdido
Maiztegui y décimo Reynoso, con tres giros menos. El torneo es encabeza-
do por Fuentes 76, 5* Juan Ronconi 72, Seba Reynoso 64, Moine 43, 5 etc.
Nota: *la primera fecha y el Coronación otorgan puntaje y medio.



TPE 1600: NAHUEL SABÍA QUE ERA POR ARRIBA (DEL ASFALTO)

Al TPE 1600 le tocó bailar con la más fea, porque sale primero a disputar la
final y con el gran parque las probabilidades de toques y despistes son mayo-
res obviamente. El sábado los chicos de la Fórmula "se portaron bien" y les
demostraron que se podía correr perfectamente... sobre la cinta asfáltica.

En otras palabras, el barro de las banquinas fue protagonista, pero de ninguna
manera podemos aceptar esta realidad como un justificativo a la cantidad de
maniobras "non sanctas" que hubo.

El desarrollo de las series, sin embargo, no fue atractivo. En la primera se
cortó Nahuel Zanandrea (todo el sábado arriba en las planillas) al que en
vano intentó perseguir en la primera vuelta Gabriel Massei. Más interesante fue
la batalla entre Axel Boujon y Marco Veronesi por el tercer lugar, que quedó
para el campeón de la F.E.

Buena serie de Juan Palacio, quinto. Sexto Agustín Picart que de a poco está
haciendo rendir al Clio motorizado por los hermanos Buraschi. Un detalle:
Octavio Pereyra quedó último y se recuperó para entrar noveno.

En la restante ocurrió algo similar, pero con el Clio de Exe duerto, por lo que
bien se podría decir que tuvo como saldo la confirmación de lo que Exe había
anunciado en Paraná: el Clio está para ganar.

El atractivo estuvo en que al principio fue un cuarteto, posteriormente ya por
la cuarta vuelta, Duerto y el tenaz Sebastián Elola (había largado en el cajón 1
pero se quedó arando, de modo que lo apareó Exe) en tanto los restantes dos
(Boujon y Sergio Dezzutto) recibieron el "acople" de Julián Forclaz. Detrás
de ellos, el Suzuki Fun de Valentín Romani sumando ahora también en una
serie (sexto).

Así las cosas, el domingo largaban el "candidatazo" Zanandrea y Duerto en
primera línea. Distintos logros par los dos. Mientras Zanandrea lideró casi
toda la final, el paranaense terminaría encajado en el barro, cuando se la
estaba jugando el todo por el todo.

Nahuel intentó hacer su carrera, al principio levemente alejado del pelotón.
De ellos "sobrevivió" Massei que lo atacó y hasta logró pasar al frente por
un giro. Pero Zanandrea sabía que solamente tenía que hacer todo prolijo
para recuperar la punta, y lo hizo, a dos giros del final.

Del trencito posterior comenzaron a bajarse los "vagones" primero Juan
Palacio que venía quinto, luego Sebastián Elola que ídem (habiendo sido
superado por Axel Boujon) y en la sexta vuelta le tocó al propio Boujon,
que quedó anteúltimo antes de abandonar.

Y así entre tanto caos fue subiendo puestos Tavi Pereyra, el gran protagonis-
ta de la final, que había partido en el cajón 16. En menor medida, lo del
concordiense Daniel Marques también fue muy meritorio, arribando décimo
tras haber partido 17.

A cierta distancia de Pereyra subió sin prisa pero sin pausa Romani, para
llevarse un impensado cuarto lugar final, favorecido claro está por el
abandono de Martín Bigatton, otro que estaba haciendo un auténtico
carrerón, atacando al por tres giros tercero Marco Veronesi. La última
"Víctima" del Suzuki del gualeguaychuense fue el Gol de Brian Dodera,
el piloto que más había recuperado (pasó vigésimo en la segunda vuelta) y
que como Bigatton, tenía bien ganado un lugar en el "top five"... pero en
esta categoría nunca se sabe.

Por ejemplo Sergio Dezzutto, que desde el cajón 20 había llegado a la nove-
na colocación con posibilidades de seguir avanzando pero "un b..onito
(no usó esa palabra) me tocó y nos fuimos al pasto, cuando quise regresar
a pista me volvió a tocar" contaba el federaense en su cuenta de FB.

En síntesis, tres escapados. Zanandrea dominador, sin inmutarse cuando
Massei se le acercó y hasta logró superarlo por apenas un giro. El resto
se dió "como en la guerra" y el pensante Pereyra accedió al codiciado
tercer escalón del podio.

Cuarto Romani, quinto Dodera, sexto Eric Johnston, séptimo Veronesi,
octavo Sergio Dezzutto (Fiat Uno) noveno Augusto Farinoli, décimo
Daniel Marques undécimo Agustín Picart, duodécimo Dante Jumilla,
decimotercero Julián Forclaz a un giro, decimocuarto Martín Bigatton
con dos giros menos (16 vueltas) y decimoquinto Sergio Sanchez, también
con dos giros menos.

Nota: en las vueltas 7 y 9 ingresó el A.S. por el abandono de Juan Pala-
cio y el despiste de Exe Duerto, respectivamente. Solo se quedó por un giro.


CATEGORÍA LISANDRO COMPETICIÓN, Y LOS OTROS

Aumentó el parque y ofreció uno de los mejores espectáculos de la tarde.
La "telonera" se robó las miradas, en parte por su tremendo final, con un
espectacular vuelco, el de Edgardo Carlisi cuando venía haciendo la
final de su vida.

Citröen Competición asombra a propios y extraños. El público, que permane-
ció detrás del alambrado hasta la última vuelta (sin importarle que sea final
por suma de tiempos) lo está diciendo todo. El momento que está pasando
esta categoría es increíble.

Carlisi había largado séptimo y estaba a la cola de Francisco Bruzzoni en el
acostumbrado "pelotón infernal" que encabezaba...oh, oh, oh ¿Quién más?
El campeón Lisandro González Barral. Iván Campostrini y Nicolás Broggi
eran los restantes integrantes del quinteto, del que se había retrasado el
inesperado "contrincante" que en esta fecha tuvo Lisandro, Marcelo "Tarta"
Barello (segundo en las pruebas de clasificación y líder en los entrenamien-
tos).

Luego de pararse con bandera roja para auxiliar a Carlisi, se reanudó con
grilla, en la que a Barello le tocó salir duodécimo (así estaba una vuelta antes)
por lo que fue el gran protagonista de la segunda parte, arribando cuarto lo
que le valdría por un magro sexto lugar en la sumatoria.

Interesante la peleíta entre "Patico" Bruzzoni e Iván Campostrini, que terminó
en un 1- 2 para el equipo González Barral. Y la reedicón del "duelo de Nicos"
entre el "Enano" Broggi y el de Urdinarrain, Nicolás Grauberger.

Cuarto el de Gualeguaychú en definitiva. Séptimo Jorge Bruzzoni, octavo
Nicolás Vera, noveno Mauricio Vaiarini y décimo Martín Arnaudin, con el
restante Citro del equipo González Barral. Mucho ¿no?


@AleSpizzirri (texto y fotos)









viernes, 11 de mayo de 2018

TC Pista hace doble jornada en el segundo evento de las provinciales

La firme determinación de la máxima dirigencia del automovilismo
provincial permitirá que se reúnan las cuatro categorías de pista, que
como lo está haciendo desde el año pasado, tendrá el acompañamiento
de Citröen Competición, un zonal que está pasando por un momento
increíble. La cita es en el Autódromo de Concepción del Uruguay.


Juan Augusto Ronconi quiere revancha. Sin embargo, los Falcon no se sienten del todo cómodos en Concepción.




Recalcamos esta determinación, porque otras categorías que tenían to-
da la intención de correr con lluvia, finalmente desistieron debido a la
excepcional marca en los pluviómetros, como K.R.P. en Paraná.

TPE 1600 va por la confirmación de su repunte, que asombró a propios y
extraños en la doble apertura de Paraná. Lo que no varió fue el predominio
del VW Gol del WCR, ahora al comando de Marco Veronesi. Un infortunio
en la final del sábado (fecha 1) no le permitió llevarse todo de la capital
provincial, como amagaba en la previa.

Lo que entusiasma al público es la variedad de las marcas, con la incursión
del  Fun de Valentín Romani o el Polo del concordiense Damiel Marques.
que se sumaron a los Clio de Agustín Picart (una joyita hecha por Fabricio
Scatena) y Exequiel Duerto, este último ya demostró que está listo para
ganar.

Aunque por adentro sigan siendo motores Audi o Fiat, el asunto es que quie-
bran la monotonía del "Gol o Uno"  a la que nos tenía acostumbrados esta
categoría, llamada muchas veces despectivamente "Mononarca Gol" por los
aficionados.

Las tres restantes van por la confirmación. En el caso del TC 850 no por el
espectáculo que brindan (eso pareciera estar asegurado) sino por el escaso
parque que reunió en Paraná, la plaza que suele ser la más fuerte de todas
para los Fiat 600. El viejo tema de los costos para la preparación del motor
deberá ser debatido algún día, pues con la escalada del dólar se está hacien-
do imposible dotar a los impulsores de los elementos permitidos, que al ser
de competición e importados, en dos años han experimentado un incremento
de su valor cercano ya al 100 %.

Fórmula Entrerriana arrancó con caras nuevas, e inesperadamente un gran
espectáculo en la primera fecha. El dominio de Iván Percara se acentuará
en Concepción, si tenemos en cuenta las estadísticas del año pasado, en las
que el chajariense estuvo entre los más veloces. Que Máximo Pérez pueda
meterse en la pelea sería lo ideal, de lo contrario  Stefano Veronesi y Juan
M. Percara solamente podrán ser quienes inquieten al líder del certamen.

Hernán Satler (Dallara del Typek Competición) impresionó muy bien en
Paraná "el patio de su casa". En Concepción deberá trabajar mucho en la
puesta a punto de un chasis que no anduvo entre los mejores ni con Martín
Ponte, ni con Juan Pablo Dalcol ni con ningún otro de los tantos pilotos
que se subieron esporádicamente a esa máquina. Las estadísticas no lo
favorecen.

¿Y Agustín Ferreyra? Es una incógnita. El último recuerdo que tenemos del
Ralt azul y amarillo es transitando a marcha lenta por el pasto con el motor
herido de muerte. Y en Paraná tampoco logró dar imagen de confiabilidad.

Para los menos experimentados, Concepción les va a cobrar un durísimo
"derecho de piso" apenas entren en confianza y se descuiden. El trazado de
"la Histórica" tiene dos o tres curvas de las "traicioneras" como para que
vayan de menor a mayor, estudiando las reacciones del chasis.

Párrafo aparte merece TC Pista Entrerriano, que para nuestro leal saber y
entender, sigue tan  en terapia intensiva como desde hace rato. El regreso de
los "grandes nombres" (que se podría ampliar si se confirma el retorno de
Luli Ponte) ha creado un ambiente optimista, que podría dejar paso a la
decepción en el exigente dibujo de Concepción, con sus largas rectas que
le solicitan a los impulsores un "esfuerzo extra" que está por verse si son
capaces de dar.

El secreto mejor guardado de Citröen Competición. Todos muy cerca uno del otro, ayudándose par el bien de la categoría.





El recuerdo de la terrible carambola en la curva 1 que dejó a una final raleada
(con apenas siete autos en pista) hace pocos meses atrás, nos obliga a ser
muy cautelosos. Por esa misma razón nos asombró la decisión de su Comisión
Directiva, de decidir hacer doble jornada.

Dicho en otras palabras, en el segundo evento ya tenemos una fecha bisagra.
El piloto que falte, quedará muy relegado en la pelea por el título. En cuanto
a los candidatos, ni hace falta decir que serán los Chevrolet de Fuentes y
Gallo, que ya han tenido más de un encontronazo (en el 2016) en este
escenario.

Los Ford van a tener que trabajar, y mucho, para darles pelea... como quedó
demostrado en Paraná, cuando a pesar de todo el empeño de J. A. Ronconi y
de Seba Reynoso, la Chevy negra de Valentín Fuentes los mantuvo a raya
durante toda la final. Esto en la previa, nunca hay que descartar una sorpresa,
o que uno de los candidatos esté en una mala tarde.

Por último, Citröen Competición y su terrible paridad, capítulo dos. Aquí
hay que resaltar el empuje de la Comisión Directiva, el tesón de los pilotos y
preparadores (en algunos casos son las dos cosas a la vez) y de cada grupo
que los sigue a muerte por todo el territorio "fierrero" de la provincia.

Movilizar quince máquinas a Paraná, teniendo en cuenta que su epicentro
está en Gualeguaychú, es algo digno de ser destacado. La cercanía del
escenario con su ciudad-núcleo podría beneficiar al parque.

En cuanto a los candidatos, sería entrar en el terreno de los adivinos, visto
lo ocurrido en las últimas once fechas, o si se quiere en la última nada más,
en Paraná, cuando un candidato como Matías Buschiazzo muy pronto quedó
de espectador, y los restantes se trenzaban por el éxito.

Si acertar en el ganador del TC 850 es difícil, con Citröen Competición es
imposible. Porque salvo que resurja un dominador (como el campeón
Lisandro González Barral) hasta el paso por la línea de meta o el inapelable
dictamen de los sensores, no conoceremos al ganador.


@AleSpizzirri


domingo, 6 de mayo de 2018

Karting AKAC: Siguen ganando los que saben

En la segunda fecha oficial del karting zonal AKAC el parque aumentó
en un 30 % llegando a reunirse 31 karts entre las cuatro categorías. El
único ganador "nuevo" -si se podría decir así- fue Luis Andrés Letroye
en la 110 cc porque en las restantes repitieron los "intratables": Esteban
Lucero en la 150 "A", Matías Armanazqui en la 150 "B" y Rubén Mile-
ra en la 150 "C". El torneo de Escuela sigue sin poder lanzarse.

José Dallacamina (28)  llegó con buena "chapa" para hacerle frente a Rubén Milera (129) pero no duró en
pista ni siquiera lo suficiente como para incomodarlo. Dos de dos para el padre de Manu y Agustín.



La finalidad de todo zonal es formar pilotos desde cero, y el A.K.A.C.
ya tiene motivos para estar orgulloso, porque en esta fecha debutaron
varios, y otros novatos  comenzaron al fin a mostrar las garras.

Sin duda, el mayor mérito sigue siendo la convocatoria de jóvenes
valores ex Karting Chajarí, que con dispar fortuna intentan dar sus prime-
ros pasos en asfalto. Además, la fecha contó con la presencia del
experimentado Gabriel Scordia, piloto de vasta trayectoria en las categ.
provinciales (dos veces campeón de TC 850 y dos de TC Pista E.R.) que
a pesar de circular con vueltas menos, fue un lujo para los ojos presen-
ciar su espectacular remontada.

Vamos al resumen de cada divisional.


110 cc : A LA CAZA DE LETROYE

En al previa dijimos que de no mediar inconveniente mecánico, Luis "Lito"
Letroye era el candidato en la 110 cc y el ex campeón entrerriano nos dio
toda la razón.

No solo que dominó la 110 sino que se dio el lujo de alternar con la "A" de
los 150 cc estrenando una impecable KDM ¿Tendrá ganas de volver al Camp.
Entrerriano de Karting?

Tras unas prácticas sabatinas que le fueron favorables, a la hora de clasificar
fue el ascendente Guillermo Oribe el que registró el mejor tiempo. También
el del kart número  1 lideró desde los primeros metros, más precisamente des-
de la entrada a la chicana 2 (arriesgando muchísimo) maniobra en la que se
anotó Leandro Olivieri, iniciando el sobrepaso en la chicana 3 (la de la recta
principal). Así es como Leo logró al fin ser puntero de una batería, tras dos
años y medio en la que estuvo a punto, en Gualeguaychú (KE) cuando en el
intento de superar a "Junior" Dodera se fueron los dos afuera en la chicana.
Recuerdos dolorosos que quedaron atrás.

Juani Alberti no quiso ser menos y también se aprovechó del momento, por
lo que Letroye quedó cuarto, delante de Mariana Panozzo Zénere que cerra-
ba.  Desde la tercera en adelante, el más chico de los hermanos Olivieri se
lució recortando toda la diferencia que había logrado Oribe, Sin embargo,
no llegaría a ponerse a tiro en ningún momento.

"Frente a frente nos encontramos..." ¿como en el tango? Nada de eso, se apagó la luz roja y Matías Armanazqui se
le fue a Leandro González (242) que nada pudo hacer para evitarlo. Contundente victoria del piloto del Ava 
Competición.




Por su parte, Letroye reaccionó, atacando a Alberti desde la cuarta vuelta, lo
que más tarde le valdría el tercer puesto. Algo que no dejó conforme a Luis,
que apenas se bajó del kart se puso a trabajar en pequeñas correcciones.

La victoria de Oribe murió en la técnica. Leandro Olivieri saldría desde el cajón
1 de la final. a las 13: 33 del pasado domingo, Olivieri picó en punta, seguido
por Letroye y Alberti. No tardaría Oribe, que salió del quinto cajón, en ofrecer-
les batalla. El primer escollo no existió, porque Mariana no largó, quedó tirada
en la recta más alta del circuito, antes de llegar a la doble chicana 1. No está
tendiendo suerte últimamente la chajariense.

Tras dos frustrados intentos, persiguiendo tenazmente a Leo, en la cuarta ron-
da al fin "le salió" la maniobra a Letroye y superando con claridad al kart amari-
llo y negro, se hizo de la vanguardia.

Los roles se invirtieron. En la quinta, si bien Olivieri lo seguía como perro de
presa, en la zona de la viborita, horquilla baja y la chicana 3 Letroye sacó una
pequeña luz que impediría toda maniobra en la curva 1. Doblaron uno detrás
del otro. En al siguiente (sexta) Olivieri se le tiró y con lo justo recuperó lo que
creía era de su propiedad...

Al mismo tiempo, Oribe atacaba a Alberti buscando el tercer escalón del podio.
Contado así parece lindo pero en realidad cuatro karts en pista es muy aburrido.
La pelea por la punta salvó el espectáculo.

En la recta principal no pudo colocarse bien atrás ("chuparse") Letroye de Olvie-
ri. Recién en el opuesto (séptimo giro) quedó otra vez a tiro para intentar el ataque
franco, lo que recién lograría en la curva 1, cumplido el octavo giro.

Desde ahí al final, iría sacando una leve pero indescontable ventaja el líder. La
otra puja siguió al rojo vivo hasta que en la décima vuelta se tocaron, se fueron
a la tierra en la chicana 3 Alberti y Oribe. Salió antes Juan, más despierto para
desenganchar los karts que Guillermo. Y ahí terminó todo, el restante giro y
medio pareció estar demás.

Victoria de Letroye, que puso el torneo al rojo vivo. Lo que sí, faltarían más
karts. La baja de los hermanos Rondan (como pilotos) se hizo notar, y para
colmo Mariana anda en la busca de un "gualicho"...


CONTINÚA EL INVICTO DE ESTEBAN LUCERO EN LA 150 "A"

Venir con todo en óptimas condiciones desde Chajarí y andar bien desde el
primer ensayo, es una parte de la base en la que Esteban Lucero cimienta su
largo invicto. Mérito de su padre "Polo" también fue la corrección sobre la
marcha que hubo que hacer el sábado, cuando en una de las tandas el kart
acusó inesperados problemas de puesta a punto.

Para las pruebas de clasificación todo estuvo bien y Lucero regresó a lo más
alto de la planilla. Rodrigo Avit una vez más se erigía como el opositor de
mayor peligro. La nota poco agraciada de la largada fue la penalización a
"Toio" Ballay, que debió largar último por haber cambiado el motor. Había
sido un sábado negro para el piloto que hasta hace poco lucía "dreadlocks"
(trenzas al uso de los rastafaris).

La hermandad al palo. El debutante Andrés Torres, ayudado como en todo el fin de semana por su hermana,
la única mujer del karting AKAC que mete mano en los fierros.



La emoción estuvo presente solamente al principio de la batería, cuando
se formó un trencito de cinco, en el que daba la nota Juan Mosques (terce-
ro en la hilera) prendido adelante, pese a su corta experiencia.

A J. Mousques lo acosaba Letroye, que traía a la rastra a Leo Krenz y al ex
campeón del Karting Chajarí Nicolás Scatolaro, una presencia que realzó a
esta fecha, máxime teniendo en cuenta que no estuvo presente el sábado en
los ensayos.

Duró bien poco, porque a partir de la tercera ronda se distanciaron Lucero y
Avit del resto.  En la cuarta ronda el chajariense hizo diferencia sobre el que
había ganado la primera fecha del provincial, en este mismo escenario. Letroye
"liquidaba" a Juan Mousques en la curva 1... solo por esta serie. Completaban
el marcador en la última vuelta (5º) séptimo Ricardo Mousques, octavo Victorio
Ballay, noveno Pablo Zanetti y décimo Luis Zanetti.

Así terminó la preliminar, con Avit escolta, Letroye tercero, Mousques cuarto,
el valor de La Criolla Leo Krenz en la quinta colocación, aventajando a Nico
Scatolaro. Era un aliciente para los Krenz, que penaron todo el sábado con el
motor, incluyendo tres cambios de junta, hasta que se dieron cuenta que era
una casi invisible rajadura en el pistón. Alejandro Olivieri y hasta "Polo"
Lucero colaboraron en el armado de ese impulsor.

Lo contamos para dar idea del buen ambiente del karting zonal. En simultáneo
bien que pudieron sucederse otras historias como la que nos tocó presenciar.

Tal como largaron, en la final pasaron en el primer registro sobre la línea de
meta. Lucero, Avit, Letroye, Mousques y Krenz formando un trencito como
en la serie.

También había un segundo pelotón, al frente del cual venía Pablo Zanetti.
Krenz perdió contacto con los tres de adelante en la tercera vuelta, la que
sellaría la suerte de varios, con un desparramo en la horquilla baja, un
incidente que no pudimos apreciar con claridad, pero del cual salió de
carrera el kart de Ricardo Mousques, "despedazándose" el trencito de
colistas. Desde la segunda vuelta cerró siempre la hilera el debutante
absoluto Andrés Torres, tercer piloto del PSB Competición.

Nico Scatolaro quedó anteúltimo y retrasado, completando apenas un giro
más para entrar a boxes con el "babero" colgando, al que intentaba despla-
zar con golpes de pie. No volvió a salir.

En la sexta vuelta Lucero le sacó un giro a Torres. En el intento fue tan
cauteloso que se le acercó Avit, pero fue solamente eso. En pocos kilóme-
tros más dejaría en claro que tenía un resto del cual apenas si hizo uso.

Rodrigo aprovechó esa séptima ronda para intentar acosar al kart rojo y
blanco número 77. Juan Mousques se había puesto tercero a expensas de
Luis Letroye. Algo había pasado en la parte más alta del circuito, porque
Pablo Zanetti pasó detrás de Luis, en  inesperada "derrota" de la curiosa
batalla familiar aparte que llevaban los Zanetti.

La parte trasera del kart de Letroye comenzó a despedir humo, como si
algún elemento rozara el neumático trasero. Fue el principio del fin para
Luis Andrés, que fue avisado y detuvo la marcha de inmediato. Iban
ocho giros y Lucero se le había escapado otra vez a Avit.

Excelente remontada de Victorio Ballay, que desde el octavo lugar en
que pasara en la primera vuelta, llegó quinto muy cerca de Leo Krenz.

Ese avance de "Toio" fue lo más destacado de los últimos cuatro giros,
que no tuvieron mayores alternativas que el descuento de otro giro a
Torres en la undécima ronda. Correcto el debutante obedeciendo las
banderas azules agitadas, teniendo en cuenta que pequeños detalles
en el kart no pudieron ser ajustados  a medida. Cosas de novatos, que
son perfectamente comprensibles.

La bandera a cuadros alcanzó a Lucero cuando la ventaja era de un
segundo ocho décimas a Avit. Primer podio de Juan Mousques, que
tiene atención de Manu Milera. En una línea llegaron Krenz y Ballay,
los sensores dictaminaron que fue el de La Criolla el cuarto. Por  una
vez la vista coincidió con la medición electrónica.

Luis Zanetti fue sexto delante de Pablo que se quedó en la última
vuelta pero así y todo fue séptimo. Octavo y último en arribar fue
Andrés Torres con diez giros cumplidos.

El resto no clasificó por no haber registrado ni el 75 % del recorrido.
Ellos fueron Luis Letroye, Nicolás Scatolaro y Ricardo Mousques,
que torció el eje.

Le falta la emoción de la pelea por la punta a la 150 "A" producto de
la singular superioridad de la conjunción chasis- piloto- motor que
ha logrado Esteban Lucero. Por ahora, sin rivales a la vista.



NO HAY FORMA DE PARAR A MATÍAS ARMANAZQUI EN LA 150 "B"



Como en la primera fecha, Matías Armanazqui prevaleció sobre Juan Palomo
 en la 150 "B". Es más, no las tuvo todas consigo González en esta fecha, por
lo que bien se podría decir que Mati se hizo un festín en la final. El medio
mecánico fue determinante, obviamente, pero además Armanazqui (no corrió
Martín en esta fecha) ha alcanzado un grado de concentración que hoy por hoy
lo hacen imbatible. ¿Aparecerá un valiente que le haga frente?

El debutante Brian Tischler, de buen desempeño en la "C" es observado por todo el equipo, incluyendo a su sobrina
Tiziana (en primer plano). Derecha, el podio de la B: González- Armanazqui y Spinelli. Debajo, su similar de la "C"
con B. Tischler, Rubén Milera y Guillermo González. En la extrema derecha, Ramiro "Pato" Spinelli, que lució
las calcos de esta humilde hoja en los pontones.




Con el respaldo del AVA Competición y la mecánica de Eduardo Rondan, Mati
dominó todo lo que largó. De entrada nomás, se frustró la serie del piloto "Rum-
bo al Podio" Ramiro Spinelli, que hizo falsa largada en el cajón 3 ¡esos nervios!

El trío Armanazqui-González-Spinelli se le fue yendo desde el vamos al dúo
Scordia- Jony Olivieri. Apenas dos giros cumplidos y Armanazqui se despegó.
Ramiro creyó que era el momento adecuado y se le tiró a Leandro en la curva 1,
dejando al 242 tercero.

Gaby Scordia quedó fuera del alcance del mayor de los Olivieri, cuando fue en
busca de los dos escoltas (estaban muy lejos ya). Más atrás, interesante lo del
debutante Zambon, que contó con atención de Pablo Fabian. Después, otro que
se vino desde el norte, Juan Tapia, que en la vuelta siguiente tendría una leve
incursión por el pasto, pero siguió en carrera a toda velocidad.

Scordia ya estaba presionando en la cuarta vuelta. "Pour le sport" en realidad,
porque con el recargo, González fue escolta y Scordia tercero. Spinelli quedó
masticando bronca. Habría desquite para él en la final, como veremos.

La expectativa era que González esté más cerca en la final, que hubiesen
podido encontrarle la vuelta al kart para que se aproxime al "cañón" de
Armanazqui. Apenas largada la final, se pudo apreciar que la espera había
sido en vano.

Debemos acotar que en el momento de largarse la final de la "B" el cielo
se había cerrado a tal punto que la visibilidad era bastante dificultosa. De
esas veces que uno se pregunta ¿Cómo harán para ver con la visera ahuma-
da los pilotos? Todo parecía indicar que se venía la lluvia, y en las radios
había reportes de furiosas precipitaciones a apenas 130 kilómetros más al
sur de Entre Ríos.

La historia se repitió. Se cortaron Armanazqui y González desde la primera
vuelta. Más vida tenía la disputa por el tercer lugar. Spinelli se venía con
todo y se le tiró en la vuelta 2 a Olivieri. La maniobra (muy ajustada) termi-
nó bien, pero el aguerrido Jony recuperó el tercer puesto en la curva 2.

En al tercera volvió a arriesgar Spinelli y le salió bien... la zambullida, porque
la negra 55 se fue afuera a la salida de la curva 1. Pulseada liquidada.

Quinto Tapia, sexto Alexis Urbani, séptimo Maximiliano Bocalandro, octavo
Matías Galarza, noveno en pista Gabriel Scordia. Una falla en el motor iba
retrasando a Juan M. Zambon.

Armanazqui iba estirando la ventaja con González, con un ritmo infernal que
le valiera el RV. Hacia la cuarta vuelta, la carrera, sin ninguna lucha, había
caído en un pozo.

San Pedro se apiadó de los espectadores y algunas gotas gordas empezaron a
caer, en un curioso amague de lluvia, o "versión de prueba" porque lo que se
dice lluvia no era.

Este cambio sicológico de condiciones, que todavía no había dejado mojada
del todo a la cinta asfáltica, fue el terreno en el que se lució (eso sí, lejos de
la punta) Gabriel Scordia, que con dos vueltas perdidas iniciara una estupen-
da escalada, que lo llevó a arribar en quinto término en pista.

Comenzó en la vuelta 5 superando a Galarza. En la sexta, dejó atrás a Maxi
Bocalandro. Mientas tanto, Spinelli le descontaba terreno a Olvieri (3º).

En la séptima ronda, cuando Matías comenzó a regular la diferencia con su
perseguidor, Scordia dejó atrás a Urbani. El próximo objetivo era llegarle
a Juan Carlos Tapia, que estaba a un par de segundos delante.

Le costó, pero en la décima ronda también dejó atrás al kart azul de Tapia.
Hay que destacar esta labor, a pesar de haber corrido con el handicap de
dos giros perdidos. Quedó noveno y último en arribar Scordia.

Inobjetable segunda victoria consecutiva de Armanazqui, digno escolta
Leandro González. El tercer puesto cayó en manos de Ramiro Spinelli,
por una curiosa interpretación del reglamento por parte del Sr. Orlando
Lanche. Jonathan Olivieri nos admitió que existió el corte de camino por
el cual fue excluido. Pensaron varios (no solamente él) que le darían cin-
co segundos de recargo, pero la pena fue la máxima posible.

Así, quedó cuarto Tapia, quinto Urbani, sexo Bocalandro, séptimo
Galarza y octavo Scordia.


GANA, GANA Y VA A SEGUIR GANANDO MILERA EN LA 150 "C".

En vez de tres fueron cinco participantes en la 150 "C" pero el ganador no
varió. La novedad es que por primera vez corrieron separados (series ya lo
habían hecho, no así la final) es decir sin mezclarse con los de la "B".

No nos convence del todo, puesto que a partir de la séptima vuelta, con
dos abandonos en definitiva fueron tres karts girando en pista. Bastante
pobre el espectáculo, lo que en absoluto desmerece la labor de los tres
sobrevivientes, en especial del ganador Rubén Milera.

El show aparte lo dio precisamente uno de los que quedó tirado en el
campo de batalla...perdón, en "la isla" tras haber dado mucha pelea al

Juan Miguel Zambon se escapa de la foto de arriba, izquierda. A la derecha el podio de la !A! con Rodrigo
Avit, Esteban Lucero y Juan Mousques. Abajo, izquierda, no hubo tiempo para adecuar la pedalera del
KDM que le alistó su hermano Pedro al diminuto Matías Galarza, debiendo recurrir al viejo truco apache
del taco de madera. Abajo a la derecha, la hincha número 1 de Leandro González, su hija.




tercero.

Se sacaron chispas Guillermo González con el excampeón del TP 1400
incluyendo los clásicos toquecitos de pontones, como si se abrieran paso
de prepo. Brian Tischler no parecía un debutante. Superó a González en
la vuelta tercera, dejándolo quinto.

En esa misma vuelta, Gerardo todavía en pista iba goloso por descontarle
a Dallacamina. De a poco ha ido asimilando los pequeños secretos de ir a
fondo con estos diminutos bólidos el piloto que luciera en TC 850 y en
TP 1400 cuando ésta se llamaba "Copa Turismo Standard".

Ángel se le tiró a Dallacamina cuando iban a entrar en la séptima vuelta,
ignorando la fama de "Hulkenberg entrerriano" del experimentado piloto
chajariense. O se apresuró Gerardo o bien no lo vio José, el asunto es que
quedaron los dos fuera de carrera. Tischler, impensadamente quedó escolta
en su primera experiencia.

Desde entonces fue tachar palitos en el cuaderno de apuntes hasta que al
fin terminó la última final de la jornada. Algo más de tres segundos fue
la diferencia entre el ganador Milera y el novato Brian. Tercero por
segunda vez consecutiva, Guillermo González, el nuevo pupilo de Paco
Di Gaetano. Éste festejó en la cantina como siempre con una rubia
espumante, junto con su hermano que desde hacía largos, incontables
minutos lo estaba esperando en la barra.

Algunos siempre tienen un motivo, en fin...


@AleSpizzirri (texto y fotos)






lunes, 30 de abril de 2018

TP 1400: Walter Giovenale, sin rivales a la vista

Se le ganó a la lluvia, no hubo incidentes polémicos, se incrementó el
público que asistió a esta tercera fecha y no se rompió más que una
máquina, que ya había largado "remendada" en realidad. Este fue el
saldo de la tercera final del año del Turismo Pista 1400, que dominó
desde la entrada al primer giro hasta la bandera a cuadros el actual
campeón Walter Giovenale (Fiat Duna).

Giovenale entrando al último giro. La foto lo dice todo. por la última curva iba su escolta, y al cuarto Francois se lo divisa con algún esfuerzo por la
recta opuesta todavía.



Tres retornos contra dos ausencias -una obligada, visto el estado en que
quedó el Fiat Uno de "Calo" Garnier en la primera fecha- no lograron
compensar esa sensación de que la categoría está para más, pero sigue
sin lograr reunir un parque decoroso.

Las ausencias de pilotos como David Lound, Ignacio Rodríguez, Martín
Chiraulo y Javier Gómez se notan, y mucho. Así las cosas, el 1-2-3 del
Pierini Competición luce como lógico premio por la dedicación que
pone este equipo, quedando por definir en pista la posición que ocupará
cada uno de ellos.

Siendo más finos en el análisis, el Palio de Gustavo Francois está cada
vez más cerca de presentarles batalla. En los primeros giros pareció que
se iba a meter como cuña entre ellos, mas con el correr de las vueltas
prevaleció el mejor ritmo de Dubois y Huerta.


LAS SERIES: UNA PARA EL CANDIDATO, OTRA PARA ALE PELLEGRINI.

El sábado habíanse disputado las series. Curiosa decisión la de hacer dos con
tan solo doce máquinas, cada categoría tiene su propio reglamento pero por
lógica creemos que con menos de 14 autos debería ser una sola. No va a fal-
tar quien nos recuerde que lo del mínimo de siete rige solamente para la final.

El hasta entonces imbatible en las pruebas libres y en clasificación, Gastón
Dubois, largaba adelante con el Chevrolet Celta en la primera, producto de
su mejor registro sabatino, 1' 28" 570 que dejó a Alejandro Pellegrini a 416,
Walter Giovenale a 540 y Renzo D'Acosta a 822. El quinto, Javier Huerta,
ya estaba a 1" 215.

Lo anticipó Giovenale en el primer giro, en tanto a Dubois le costó bastan-
te conservar el segundo lugar ante el irreverente Huerta (no hay pero cuña
que la del mismo palo).

Pero no por mucho tiempo. En la segunda pasada, estaba segundo Huerta y
tercero Dubois, siempre con Walter adelante pero sin lograr escaparse. Tres
giros frenéticos fueron, porque en la tercera, el de Colonia Mabragaña se
puso adelante, seguido por Giovenale. Huerta había caído a la cuarta coloca-
ción, detrás de Fernando Roude, que siempre se mantuvo al acecho.

La "normalidad" regresó en el cuarto giro. Huerta recuperó el tercer lugar,
en el giro que Dubois comenzó a distanciarse. Para el quinto, se habían
separado entre sí, formando dos dúos. Uno Dubois- Giovenale, el otro
Huerta- Roude. No tan lejos de ellos seguía girando Scervino, en su retorno
tras ausentarse en las dos primeras del año.

En el último intento, Walter ensayó tirarse por adentro. Frenó con lo justo,
no pudiendo evitar doblar un poco fuera de radio. Por adentro, en la última
curva se le coló Dubois recuperando la punta. Llegaron a la par, pero con
claridad, Gastón se impuso por algo así como una trompa.

"De todo. Me pasó de todo" nos dijo Ricky Brugada tras la final. Aquí lo vemos trabajando para cambiar de caja, 
la que vemos en la extrema izauierda (prestada por Walter Barbieri) y el mismo piloto metiendo mano. No
siempre el esfuerzo tiene premio. ¡A pensar en la próxima!




La segunda serie no tuvo esos ribetes emotivos. En parte, porque Ale
Pellegrini estuvo contundente,  logrando una pequeña pero indescontable
ventaja en los dos primeros giros sobre Gustavo "el Presi" Francois.

Al Fiat Palio azul lo seguían Prelat, D'Acosta, Peliquero y Brugada. En la
tercera ronda, con Pellegrini ya cortado, el sanducero había dejado atrás
a Prelat e intentaba incomodar a Francois. Por su parte "El Rayo" Prelat
se las veía con Daniel Peliquero, que reapareció con una pequeña ayuda
de los amigos de siempre. En especial de Fabián Vinzon. En este tercer
giro pareció prevalecer Peliquero, pero dobló muy abierto la última curva
por lo que Prelat por adentro reconquistó el cuarto lugar.

Le duró un giro. En el cuarto se retrasó, por lo que la efímera batalla tuvo
un ganador anticipado. Ricky Brugada se mantenía en pista, ese fue su
mayor mérito en un fin de semana que no le resultaría favorable.

Los dos últimos giros fueron muy aburridos. Francois le hizo diferencia a
su compañero de equipo D'Acosta, los dos detrás del sólido (y solitario)
líder. Ale Pellegrini se postuló para ser el tercero en discordia al día
siguiente.


LA FINAL: UN POCO DE GIOVENALE FUE MUCHO PARA EL RESTO.

El horario de la mañana del domingo se estiró como un chicle, porque la
gente del karting AKAC pidió dos tandas de prácticas antes de clasificar,
como ya es tradición en cualquier parte de Entre Ríos. Más tarde, se respetó
el cronograma, logrando que para las 16 toda la actividad (inclusive los
podios) esté terminada. Un lindo ensayo para junio, cuando quizás haya que
adelantar todo un poco más, o suspender y reanudar la actividad con motivo
del Mundial de fútbol. ¿Porqué no? Ya lo hemos vivido en otras ocasiones,
aunque el recuerdo no es muy bueno que digamos.

La retrasada prueba libre matutina dejó como saldo muchas cosas para reto-
car. La caja rota de Ricardo Brugada (foto 2) el soporte del amortiguador
delantero que se le desprendió al Duna de Peliquero, ajustes de carburadores
a la orden del día, menos los que no requirieron más que un repaso a lo ya
hecho, como Pellegrini que decidió no salir. El clima seguía en un "que si,
que no"... "No, no creo que llueva" opinó Javier Huerta ante nuestra duda.
Un solo equipo tenía a la vista gomas para piso mojado, el FW de Barbieri.

Pero el mediodía llegó, con nubes cada minuto más oscuras, pero que de
ninguna manera anunciaban las gotas que caerían más tarde. Pellegrini y
Dubois en primera línea. Para hacer honor a la verdad, los cuatro integran-
tes del Pierini Competición entre los seis primeros de la grilla, con dos de
los tres de FW Motorsports metidos entre medio. ¿Serían oposición?

Como vemos en el "collage" (foto 4) Pellegrini supo aprovechar el cajón 1
de la grilla, apareciendo en punta para cerrar el primer paso por la línea.
Giovenale le había birlado el segundo lugar a Dubois, y más atrás Peliquero
se había anticipado a D'Acosta.

Una imagen que se está haciendo repetida (tres de las últimas cuatro carreras) Walter Giovenale saluda a
su mujer y su beba, apenas bajado del Duna. A la derecha, Fernando Pierini respeta el mágico instante.



El orden del compacto pelotón de punta era: Pellegrini, Giovenale, Dubois,
Francois, Peliquero,  D'Acosta, Huerta y Roude. Con algunso metros perdidos,
Scervino era acosado por Brugada. Cerraba Prelat, increíblemente detrás de
Caceres.

Para el segundo giro, con todos muy juntos todavía, Brugada había podido con
el reaparecido Francisco Scervino, colocándose noveno. Las ilusiones de Ale
Pellegrini querían tomar forma en la tercera ronda, cuando había logrado una
pequeña, apenas perceptible luz sobre el resto, pero no de su compañero
Giovenale, que lo "acompañó" en su intento de fuga.

Más interesante estaba el pelotón que encabezaba Huerta, con Peliquero acosado
por Roude, que había dejado atrás a D'Acosta, como lo había hecho Javier en el
giro anterior. Dicho de otra forma, "se venía pa' trás el Duna amarillo".

Y para alegría del público, presente como en los viejos tiempos a pesar de lo
que se denominó "súper domingo" por la gran oferta que la TV ofreció en
materia de deporte motor, también en la cola se había formado un trío: Brugada-
Scervino- Caceres, a los que se iba acercando Prelat.

Primer golpe de escena. En la cuarta vuelta apareció adelante Giovenale. El
Fiat Palio de Francois giraba escolta ¡ésa si que era sorpresa! Pellegrini se las
veía negras tratando que Dubois no lo supere. El ex campeón de karting enten-
dió que era hora de poner toda la carne en el asador, con Walter en punta.

En el pelotón de persecución Huerta se había distanciado del resto (claramente
iba en busca de descontarle a los de la punta) Peliquero, Roude y D'Acosta
seguían en al suya. Sería el sanducero el que sacaría mejor provecho, como
veremos.

Esta quinta vuelta definió a favor de Giovenale la final, se distanció. Francois
no podía descontar. Dubois estaba lejos, pese a haber dado cuenta de Pellegrini.

Para dar una idea, había media recta opuesta a favor de Giovenale, y otro tanto
entre Francois y Dubois. En la hilera no había pasado Brugada, que apareció
segundos más tarde, a marcha lenta enfilando para la calle de boxes. La tercera
fecha era un recuerdo para él. De los malos.

El tren de marcha que le había imprimido Dubois al Celta era magnífico, aunque
ni así se explica como en uno solo giro alcanzó a Francois, e impecable maniobra
mediante, se hizo del segundo lugar. La diferencia con respecto al líder se
había ampliado otro poco. Y las máquinas estaban muy parejas.

Las novedades no se detenían ahí. Entre los colistas, el retraso de Caceres le
permitió a Prelat descontarle esa brecha que le estaba costando más de los
previsto al "Rayo" del barrio San Martín.

Arriba: Pellegrini liderando en la primera vuelta. Terminó discutiendo agriamente con el Comisario Dep.
por la maniobra que lo dejó fuera de carrera. Abajo, Javier Huerta abraza a un colaborador. Completó el
1-2-3 del equipo del barrio Juan XXIII. Derecha, el sanducero Renzo D'Acosta, cada vez más cerca del
lote de punta. Finalizó detrás del Fiat Palio azul de Francois.



Gustavo Francois había hecho una gran vuelta a la cola del Celta, pero no
hubo desquite porque Dubois cuidó bien la cuerda. Impotente espectador de
esta contienda era Pellegrini, que intentaba no perderles pisada, por si se
producía algún toque.

Cuando le tocó pasar al segundo lote, Peliquero dibujó un semitrompo en la
última curva. Se le detuvo el motor. Allí terminó el poco productivo domingo
del "Gringo", el ex subcampeón de la categoría. La camioneta de R. Arrijuría
lo remolcaría con premura a un lugar más seguro.

¿Qué habrá pasado en esa misteriosa octava vuelta? Detrás del solitario líder,
pasó Francois, pero no Dubois. El tercero era Pellegrini, con Huerta cada vez
más cerca de ellos. Recién quinto Dubois, que precedía a D'Acosta, Scervino,
Prelat y Caceres. Cerraba Fernando Roude, otra vez retrasado.

De modo que, cumplidas nueve vueltas, la conclusión era básica. Francois
estaba demasiado lejos, no habría hazaña esta vez. El ritmo de Giovenale no
decayó, pero evidentemente era más tranquilo.

Gastón atacaba con desesperación a Huerta, y entre los más distanciados,
Prelat se ponía delante de Scervino. Por supuesto que hasta ahí iba a llegar
la remontada del "veterinario volador" porque D'Acosta estaba muy lejos de
su alcance.

Caceres no estaba tan lejos de Scervino, y Roude obligado a recuperar terreno.
Ya habían ganado una posición, porque en esta vuelta Pellegrini no había pasa-
do (despiste "ayudado" en la curva 1).

O Giovenale estuvo demasiado tranquilo en la undécima, o cometió un peque-
ño error, porque Francois descontó algún segundo, o dos. Estaba más cerca,
haciendo crecer la esperanza de un final imprevisto. Fue cayendo el interés de
los espectadores a medida que transcurría la final, y este detalle los "despertó".

Cual eslabón perdido, Renzo D'Acosta apuraba el paso, sin dejar de ser el
solitario nexo entre los dos bien definidos grupos de autos en que se dividió
el parque del TP 1400 en esta final.

Seguía la pelea por el podio entre Huerta y Dubois, al que le costó mucho
quebrar la resistencia del concordiense. A Walter, está claro que le avisaron
por radio, porque puso (gran) distancia nuevamente entre su Duna y el Palio.
Era demasiado, algo así como un golpe de nocaut.

Recién en la decimotercera Gastón recuperó el tercer lugar, a expensas de
Huerta. Seguían así: D'Acosta, Prelat, Scervino, Caceres y Roude, que le
había llegado al Fiat cuatricolor número 13.

Otro craso error de apreciación cometeríamos en la decimocuarta ronda.
"No pasa nada adelante"... todo parecía definido, a falta de tres vueltas y
fracción. Se alteró el orden únicamente entre los colistas. Roude dejó
noveno a Caceres.

Pero no. Francois no estaba perdiendo ritmo -según nos manifestaría
minutos más tarde- era Dubois el que se venía como los bomberos,
marcando en el interín el RV.

También D'Acosta se les iba acercando, aunque la labor del uruguayo
-siempre de menor a mayor- no era tan perceptible. Además, se hizo
presente el protagonista que faltaba: la lluvia.

No se podría llamarle lluvia, en rigor, a esas gotas aisladas que nos
llevaron a pergeñar la frase "llueve como en el TP 1400" hace unos
años atrás. Pero en cierto modo cambiaron los planes de más de uno...
¡menos los de Dubois y Roude!

Así fue como Fernando y su recuperado Fiat Uno lograron dejar atrás a
Scervino en la vuelta 15, y una más tarde a Prelat. Por su parte, Gastón
estuvo implacable con Francois, logrando con lo justo el segundo lugar,
un gran negocio porque lo mantiene en la cima de la tabla, con 13
puntos de diferencia sobre el nuevo escolta, Gustavo Francois. Pero no
tan tranquilo como parece. El verdadero rival es Walter, que sigue
subiendo en la tabla. Se ubica en una expectante cuarta colocación, a
18.5

No hay descanso para Giovenale. Ni para Facundo, Fernando y Nicolás
Pierini (y el resto del equipo) porque alistan el Fiat Uno para retornar al
Turismo Pista de la APTP este fin de semana, en el mismo escenario.





Reaparición del esforzado Alejandro Caceres. Arriba el Fiat Uno, y abajo el piloto, dialogando post final con 
Mario Aramburo. A la derecha, el trompo que marginó a Daniel Peliquero.






CLASIFICADOR FINAL-     TERCERA FECHA-      TURISMO PISTA 1400     

Parque Autodromo Ciudad de Concordia- Circuito de 3.080 metros     

18 vueltas - Distancia 55, 440  km                                                                                  29 de abril de 2018    


1º     Walter Giovenale               Fiat Duna            27' 14" 463
2º     Gastón Dubois                Chevrolet Celta       a    4" 959
3º     Javier Huerta                      Fiat Uno               a    7" 817
4º     Gustavo Francois              Fiat Palio               a  13" 022
5º     Renzo D'Acosta                 Fiat Uno               a   17" 245
6º     Héctor Prelat                      Fiat Uno               a  29" 530
7º     Fernando Roude                Fiat Uno                a  35" 481
8º     Francisco Scervino            Fiat Uno                a  41" 623
9º     Alejandro Caceres             Fiat Uno                a una vuelta


Abandonaron:

        Alejandro Pellegrini         Fiat Uno               9 giros cumplidos
        Daniel Peliquero              Fiat Duna                 7 giros
        Ricardo Brugada              Fiat Uno                   6 giros


Principales posiciones del Campeonato 2018:

Dubois 78, Francois 65, D'Acosta 60, Giovenale 59.5, Pellegrini 50,
Huerta 44, Prelat 41, Orellana 27, Roude 22, Scervino 17, Caceres
16, Garnier, Ruhl y Peliquero 5.


@AleSpizirri  (texto y fotos)

sábado, 28 de abril de 2018

KACDU- AKAC/ CE 850- TP1400 Lamentable superposición de fechas

La alegría de anunciarles la tercera fecha del Turismo Pista 1400 y de su
leal "telonera" el karting zonal AKAC (segunda fecha) como así también la
segunda del pintoresco y vanguardista Competición Especial 850 -en este
caso en su epicentro natural, Concepción del Uruguay- acompañado como
el año pasado por el KACDU, el karting zonal más concurrido de la costa
del río Uruguay, se relativiza muy pronto al caer en cuenta que los dos
eventos son el mismo fin de semana.

Arriba, Javier Huerta irá por la revancha. Si llega a llover, el domingo es candidato. Aquí largando detrás del líder del
torneo, Gastón Dubois. Abako, la grilla de la discreta primera final del año. Esperamos que se rompan menos en las
pruebas previas. Abajo derecha, Luis Andrés Letroye, uno de los candidatos en la 110 cc. del AKAC.


"No tenemos muchas opciones, con la estrecha ventana que nos dejan las
provinciales, las (categorías) nacionales y para colmo se viene el Mundial de
fútbol" nos explicó el presidente de la subcomisión del A.M.C.C. que rige los
destinos del TP 1400, Gustavo Francois.

Es lamentablemente cierto, y habrá que habituarse. El KAG (zonal de karting
del Auto Club Gualeguaychú) reunió casi 60 karts el pasado fin de semana en
su segunda fecha, sin ningún temor al evento que se desarrollaba en Concepción
del Uruguay, a menos de 200 km.


RETORNOS EN EL 1400

La más joven de las categorías de la órbita de la F.A.E. en la costa oriental es el
TP 1400, que espera el debut del Suzuki Fun que en una taller del barrio Lezca
de Concordia se estuvo alistando durante todo el receso.

Uno de los esperados retornos es el de Martín Chiraulo. El piloto del barrio San
Martín lo hará con el Fiat Uno habitual, en la órbita del Pierini Competición. Se
espera que pueda ser de la partida Fabián Vinzon, otro de los pilotos que suele
lucirse con pista mojada.

Lo decimos porque existe una remota posibilidad de un aguacero el domingo,
siendo para nosotros la única posibilidad que le presenten batalla a Giovenale y
Dubois, que parecen estar un escalón por encima del resto... dicho con todo
respeto a Ale Pellegrini y Javier Huerta, que intentaron oponerse hasta donde
pudieron.

Por el lado del karting AKAC, digamos que compartió la promoción en la plaza
25 de mayo (tenían previsto hacerlo en la costanera de Concordia también) con
el TP 1400, lo que grafica muy bien del compromiso que asumen los pilotos y
preparadores. La categoría recién irá por su segunda fecha oficial, tras el torneo
presentación del 2017. Está todavía en pañales, cada piloto que se suma es todo
un acontecimiento.

La novedad de la fecha podría ser la primera final de su corta historia en la categ.
Escuela. Está todo dado, pero faltaría que se sume un par de aprendices de pilo-
tos más, para llegar a la cifra mínima reglamentaria (siete karts).

Los líderes de los respectivos certámenes, son por supuesto los ganadores de la
primera fecha. Así, Juan Alberti lidera en 110 cc (25 puntos): el chajariense
Esteban Lucero lo hace en la 150 "A" con 27 unidades; Matías Armanazqui (con
27 también, la suma perfecta) lo hace en la 150 "B" y Rubén Rogelio Milera es
el que domina la 150 "C" con 27 unidades.

Recordemos que la entrada es libre y gratuita, solamente se abona $50 por cada
vehículo que ingrese. La entrada a la zona de boxes se mantiene en $150.- para
los no socios de la institución.


CAMPEONATO   2018  DEL TP 1400,   DISPUTADAS DOS FINALES             

Pos.            Piloto                                                       Procedencia                                                    Puntos          (victorias)

1º   Gastón Dubois        Colonia Mabragaña, dpto, Colón         51, 5    (1)
2º   Ricardo Brugada                 Concordia                                42
       Alejandro Pellegrini            Concordia                                42
       Gustavo Francois                Concordia                                42
5º    Renzo D'Acosta            Paysandú, Uruguay                       39
6º    Walter Giovenale                Concordia                                32, 5   (1)
7º    José Orellana                      Concordia                                 27
8º    Héctor Prelat                      Concordia                                  22
9º    Javier Huerta                      Concordia                                 21
10º  Fernando Roude                 Concordia                                  5
11º  Ricardo Garnier                 Villa Elisa                                   5
12º  Marcos Ruhl                         Paraná                                     5




TAMBIÉN SE ANUNCIAN RETORNOS EN EL C.E. 850

Por el lado del CE 850, también se esperan regresos, como el de Fabián
Conte, uno de los "próceres" de la categoría, con nueva librea en el Fiat
600, y el de Osvaldo Sandes (el de la cupecita) que aunque reside en la
provincia de Buenos Aires, nunca se olvida de la categoría de sus amores.

Oscar "Mono" Demarlengue, piloto de San José que es sinónimo de CE 850. Foto: Javier Gauna, para Prensa CE 850.



La divisional "C" del CE 850 fue la "vedette" del 2017 con unidades muy
bien presentadas, algunas de ellas con un pasado en el TPE 1600 provincial.

Y por el lado del KACDU, el karting zonal que más creció en los últimos
meses, el espectáculo está asegurado. Por la cantidad de divisionales y el
heterogéneo parque que atrajo a pilotos de localidades cercanas y no tanto.

Son ocho, nada menos. Una más que el provincial, porque ha mantenido la
110 cc Senior y es la única que admite la 150 "D" para monumentos vivientes,
no ya para veteranos, porque a eso ya lo dijimos para la "C". Recordemos,
por otra parte, que la Federación (FAE) limitó en 65 años la edad máxima
para competir.


CAMPEONATO  2018            CE 850              CUMPLIDA UNA FECHA       

Clase Procar 110

1º   Cristian Conte            Concepción del Uruguay        24
2º   Marcos Acosta           Concepción del Uruguay        19
3º   Sergio Almada                     Nogoyá                         15
      Rubén Euler               Concepción del Uruguay        15
5º   Facundo Aranda         Concepción del Uruguay        9
6º   Adrián Mario              Concepción del Uruguay        8
      Oscar Demarlengue            San José                         8
8º   Ricardo Droqui           Concepción del Uruguay       6
9º   Octavio Mardon          Concepción del Uruguay       3
10º  Gabriel Alfaro                    Basavilbaso                    1



@AleSpizzirri


CRÉDITOS:

Edición con base en informe de Prensa Autódromo CdU (Andrés Fleitas)