martes, 2 de febrero de 2016

Rally de Motos comenzó con su actividad 2016 en Villa Urquiza

Como en todos los años, el deporte motor arranca con la actividad de las dos ruedas.
Aunque no es del todo correcta esta frase, puesto que también tuvieron su lugar los
"cuatris" en el arranque del Campeonato Entrerriano de Rally de Regularidad para
Motos y estas simpáticas máquinas de cuatro ruedas, muy emparentadas con aquellas.

Los bucólicos paisajes de la zona aledaña a Villa Urquiza, como Colonia nueva, Col.
Celina, La Balsa y Colonia Crespo -que configuran además una mini cuenca lechera-
fueron testigos del paso de los "riders" a través de caminos vecinales, calles en estado
de abandono, senderos y cruces de arroyo, entre otras variantes de las que fascinan a
estos adictos a la adrenalina.

Un recorrido de más de 200 kmts. que seguramente exigió mucha atención a la hoja
del rutómetro -el instrumento característico, que ha llevado a los espectadores a bauti-
zar a estas pruebas como "el Dakar entrerriano"- perdiéndose la oportunidad de apre-
ciar en toda su dimensión las planicies y lomadas más interesantes de la provincia. Al
menos para quien esto escribe.

Al cabo de las tres etapas, fue el paranaense Walter Sánchez el vencedor en la general,
al comando de un modelo que ya parece imbatible en estas pruebas, la Tornado 250 de
la marca del ala dorada. Fue la primera ocasión en la que este piloto se impuso en una
general, amén de haber resultado ganador de la Clase 2.

La prueba contó con la fiscalización de la Asociación de Pilotos Entrerrianos de Mo-
tos y de Autos (A.P.E.M.A.) y el auspicio de la Municipalidad de Villa Urquiza (dpto.
Paraná) contando con la colaboración de Río Uruguay Seguros, Cobertura Médico
Deportiva y la Junta de Gobierno de Colonia Celina, además de la siempre presente
proveniente de firmas comerciales vinculadas al motociclismo.

Sin representantes de Concordia ni de la costa del río Uruguay, los restantes vencedores
por clase fueron: El gualeyo Ernesto Bettarel en la Clase 1 con Yamaha YTZ125, Gastón
Mionis (también de Gualeguay) en la Clase 3, con KTM 525. Ezequiel Di Gerolamo de
Santa Fe en la Clase 5 (cuatris) con Yamaha Raptor 700 y Ezequiel Waizel de Viale en
la Clase 4 (cuatris) con una "mansa" Guerrero 250. La finalidad es divertirse, bajo el
control de un reglamento, sin necesidad de gastar en aparatos de competición.

CLASIFICADOR GENERAL

1º     Walter Sanchez               Paraná          Tornado 250        (1º Clase 2)
2º     Santiago Micheloud        Paraná          Tornado 250        (2º Clase 2)
3º     Ernesto Bettarel              Gualeguay      XTZ 125            (1º Clase 1)
4º     Gastón Mionis                Gualeguay      KTM 525           (1º Clase 3)
5º     Sergio Carletti                    Viale         Tornado 250         (3º Clase 2)
6º     Javier Bettarel                 Gualeguay      XTZ 250            (2º Clase 3)
7º     Javier Krapp                    Puiggari          Beta 200            (2º Clase 1)
8º     Ezequiel Waizel                Viale            Guerrero 250      (1º Clase 4)
9º     Mauro Yuskowich           Paraná             XTZ 250           (3º Clase 3)
10º   Alejandro Mesa             San Francisco   Keller 260          (4º Clase 3)
11º   Fernando Imperatrice       Funes             Beta 450            (5º Clase 3)
12º   Ezequiel Di Gerolamo    Santa Fe          Raptor 700         (1º Clase 5)
13º   Benjamín Lieber               Funes             Raptor 700         (2º Clase 5)
14º   Fabián Genuario              Paraná            Tornado 250       (4º Clase 2)
15º   José Núñez                       Paraná            XTZ 125             (3º Clase 1)
16º   Javier Silva                       Paraná           Tornado 250        (6º Clase 3)
17º   Fernando Villagra            Paraná            Keller 260           (5º Clase 2)
18º   Sergio Dobler               Valle María          XR 125             (4º Clase 1)
19º   Mariano Melero             Santa Fe             TRX 400           (3º Clase 5)
20º   Leonardo Strusberg        C.A.B.A.          Raptor 700          (4º Clase 5)
21º   Matias Cramaro            Villa Urquiza      Skua 200            (5º Clase 1)
22º   Facundo Seifert                Viale              Guerrero 250       (2º Clase 4)
23º   Lisandro Bonazola         Paraná                 XTZ 125           (6º Clase 1)
24º   Mauro Castellanos       San Lorenzo        Tornado 250       (6º Clase 2)
25º   Darío Steinle                  Espinillo             X3M 125           (7º Clase 1)
26º   Nicolás Yuskowich        Paraná               Tornado 250        (7º Clase 2)
27º   Esteban Yuskowich        Paraná                 KTM 520          (8º Clase 3)
28º   Milton Espíndola           Paraná                   XTZ 250          (7º Clase 2)
29º   Rodolfo Krenz                Paraná                Agrale 200         (8º Clase 1)
30º   Pablo Rolandelli              Paraná                  TTR 230          (9º Clase 3)

No clasificados:

N.C.  Marcelo Núñez               Paraná                 XTZ 125             Clase 1
N.C.  Pablo Boneto             San Lorenzo          Tornado 250          Clase 2
N.C.  Daniel Rosell                 Rosario                 CRF 250             Clase 3
N.C.  Sebastián Erhlich            Viale                  Gama 350            Clase 5
N.C.  César Aceñolaza        Villa Urquiza         Honda 200            Clase 4
N.C.  Carlos Margaleff     Paysandú (R.O.U.)      XR 250              Clase 2


Ganadores por etapa:

1º Etapa #12 Walter Sánchez
2º Etapa #1   Nicolás Yuskowich
3º Estapa #40 Santiago Micheloud

La jornada resultó exitosa, más allá de la ausencia de algunos protagonistas
de importancia, algo comprensible si tenemos en cuenta que transitamos
épocas de vacaciones. Para la próxima se espera que el número de participan-
tes se incremente notablemente. La segunda fecha se estima para los días 5 y 6
de marzo, y en los próximos días se confirmaría la sede de la misma.


Editado sobre informe de Prensa A.P.E.M.A.

Fotos: Prensa A.P.E.M.A.







sábado, 26 de diciembre de 2015

Kartig Chajarí: José David Comparin, campeón en el Coronación.

Es un zonal de buen predicamento en el norte entrerriano y sur de la
hermana provincia de Corrientes. Sin embargo tuvo en la clase "B" de
la monomarca 150, un final propio de las grandes categorías. El que
más puntos sumó (Mario Folmer) no pudo festejar el título, que quedó
en manos del siempre mesurado José David Comparin, con mucha justi-
cia pues ganó dos de las nueve carreras que corrió.


La única categoría que definía su monarca era la 150 "B" reservada para
los veteranos, en la que se lució el ganador Martín Piana (Chajarí) y el
tercer aspirante en pugna, Miguel Zambón, entró segundo. El federalense
Aldo Rocha completó el podio, siendo quinto Folmer y sexto Comparin.

En la restante divisional de 150 cc 4T se impuso Agustín Fabian, de gran
tarea toda la jornada. Gerónimo Gerlach, que abandonó, ya se había consa-
grado en la carrera anterior. Vamos a verla con más detalle.


TODOS CONTENTOS, AUNQUE JOSÉ COMPARIN NO LO DEMUESTRE

Miguel Zambon tenía una chance, ganar todo y esperar que José Comparin
no entre más allá del séptimo lugar, que no ganara Folmer y que a Aldo Rocha
le vaya mal ¿Difícil, no?

Pero el barbeta sonreía optimista en la pruebas libres, todo iba bien. Folmer no
parecía tener un arma para destacarse -en todo el año lo suyo fue puro coraje- y
Comparin no asustaba como en otras ocasiones. El único problema era ese
"molesto abejorro" llamado Martín Piana, convidado de piedra en la definición.

Piana (53" 832) y Martín Finck eran los mejores de la primera tanda (matutina)
de PL, quedando tercero Zambon. En la segunda, pasado el "picante" mediodía
-el sol ya estaba haciéndose sentir- Miguel se puso delante del "Pato" por solo
048. Piana seguía ahí (3º) en tanto Comparin y Rocha seguían sin dar en la tecla.

Al fin llegaron las "dos vueltas de verdad" (PC) puesto que a la primera se la
usa generalmente para calentar o chequear antes de lanzarse. Sorpresa y media,
fue José Dallacamina el más veloz, postergando a Piana por 032. "Resucitaba"
Comparin, situándose a casi medio segundo, quedando cuarto Folmer. El que
amagó (Piana) quedó quinto a más de 8 décimas, pero con los zorros viejos
de las pistas nunca se sabe cuando sacarán a lucir las uñas...

Así las cosas, largaban Dallacamina y Comparin en la primera fila. Pronto se
notó que éste no estaba para ganar. Piana supo aprovechar la oportunidad y se
metió segundo apenas largada la primera serie.

Y lo que es más, se tiró decidido a superar al líder (Dallacamina) lo que logró
apenas iniciada la vuelta 2. Fulminante.

Dallacamina empezó a ser acosado por Comparin, que (como los que saben) se
"tomó un respiro" en la tercera, para atacar con todo en la siguiente. No prospe-
ró sin embargo. Llegó a 4 décimas, sumando 3 valiosos puntos para el torneo.
Más presión para Zambon, Folmer y Rocha.

Como dato curioso acotamos que a Marcelo Ríos se le mostró el cartel con
una sanción, que no figura en la planilla oficial.

La segunda batería tenía que ser de Zambon, y lo fue. Tenía que ser más veloz
que el mecánico del Typek Competición (Piana) y no falló. Lo que se dice
ponerle sal al plato principal.

Miguel se cortó a partir de la segunda vuelta, lo que en estos circuitos de tierra
es relativamente sencillo, siempre y cuando se salga adelante, dejándole al
resto el polvo que solamente se despeja en la recta principal.

En esta ocasión, fue Mario Folmer el que le quiso seguir el paso. Debió resignar-
se, y además, cuidar el segundo lugar, ante el acoso de Aldo Rocha, que lo dejaba
atrás en el tercer giro. Distanciados entre sí, arribaron en ese orden, con Emilia-
no Borghesan en el cuarto lugar.

 De lo mejorcito que llega desde Corrientes, Fabian Grigolatto (abandonó).


Llegó al fin la hora de la última final del año, a las 17 y 53 del pasado domingo
20. El sol comenzaba su lenta y rojiza caída en el horizonte. La expectativa era
enorme.

Zambon tenía que largar impecable y mantenerse adelante. Empezó bien, aunque
Martín Piana comenzó a acosarlo desde la primera curva. Se notaba que tenía algo
más, sólo tenía que acertar en la maniobra.

Tras el primer giro, quedaron formados dos dúos. Zambon, que amagó escaparse,
perseguido por Piana.  Rocha y Dallacamina, y más atrás Folmer, quinto al frente
de un interesante grupo.

Apenas cumplida la segunda vuelta, Piana lo superó por afuera, con suficiencia, a
quien fue líder, que pasó de acosado a acosador.

La morbosa definición iba tomando color, en la tercera vuelta, ya teníamos a José
Comparin metiéndose en el pelotoncito en el que Folmer resistía los embates de
sus rivales. Así como iban, a Zambon no le alcanzaba, puesto que Comparin
tenía más victorias.

Dallacamina se le tira a Rocha en la cuarta, no hubo resto como para cerrar bien la
maniobra en la curva 1 y las posiciones no se alteraron. Comparin venía como
"jamón del medio" en un áspero trío, Rodolfo Rolón es un hueso duro de roer.

Con el paulatino retraso de Folmer y el ascenso de Comparin (6º) en la quinta
vuelta el torneo se inclinó definitivamente a favor del chajariense. Folmer - que
debía ganar- apeló a toda su veteranía para contener al futuro campeón.

Pareció tomarse un respiro Comparin en la sexta vuelta, y en la séptima se puso
quinto, a la par que Dallacamina reanudaba su sesión de "muestras de trompa" para
ver si lograba el error de Rocha (3º). En tanto, en el retrasado "trencito" de vagones
separados entre sí, solamente Emiliano Borghesan se animaba al ataque, buscando
la novena colocación.

En la octava ronda, Folmer regresó al quinto lugar, poniendo "la casa en orden". No
era necesario seguir arriesgando, con mantenerse detrás a José David le alcanzaba
para calzarse la corona.

Y fue así como culminó la última final del año. Martín Piana manteniendo a raya a
Miguel Zambon (960 entre los dos) Rocha tercero a 1" 3, bien a salvo de Dallacami-
na que perdió terreno en un enésimo intento fallido y guardó el violín en la bolsa.

Mario Folmer, siempre sonriente, conforme con su labor pues lo dio todo. Fue el
que más puntos sumó en el año, una máquina de arribar. El éxito se le negó, y no
es cuestión de lamentarse, más allá de que algunas veces estuvo cerca de lograrlo, y
en otras corrió de atrás, pero sumó.

El mérito de Comparin es enorme, pues comenzó en la segunda fecha (venía de
ganar el Coronación 2014) y con los recolectado en nueve fechas logró alzarse
con el cetro. A sus reconocidas condiciones -tiene una larga trayectoria- este año
le agregó un motor, mezcla de misil con tractor, que parecía irrompible.

El "surgimiento" de Miguel Zambon hacia el final de la temporada, le alcanzó
para ser el tercero, un escalón debajo del subcampeón Folmer.

La más pareja de las cuatro divisionales dejó mucho para el análisis, que hare-
mos seguramente en enero.

3


EL TURNO DE AGUSTÍN FABIÁN, EN LA "A"


Previamente, la monomarca 150 cc 4T "A" había completado en calendario, con
la décima final, que fue para Agustín Fabián (recién el martes 22 se confirmó el
clasificador, luego de la segunda técnica) sólo para cumplir. Gero Gerlach ya se
había coronado en Curuzú Cuatiá el 29/11.

Flotaba en el ambiente una rara sensación de relax, la misma que observamos por
ejemplo en el callejero de Paraná en febrero. Era la última puntable para el tor-
neo 2015, pero a ésta la corrían de "yapa" con la ¿obligación? de divertirse.

Mas los hermanos Fabian se la tomaron muy en serio. Agustín se convirtió a la
mañana en seria amenaza. al quedar a 224 de Cristian Arosio, repuesto éste an-
tes de tiempo de su intervención quirúrgica en la rodilla.

El veterano pero no viejo piloto, que además compite en K. Entrerriano y es
dirigente del Club de Volantes Chajarí, también lideró la segunda tanda de P.L.
al mediodía, bajando en casi dos segundos el tiempo de la primera.

Cuando hicieron las PC, Agustín Fabian fue el más veloz, bajando el tiempo
de Arosio. Eduardo Cutro dio la sorpresa, colocándose a solamente 224.

Largada la primera batería (la que inició la acción propiamente dicha aquel
domingo) Fabian y Gerlach se fueron adelante, algo cortados, seguidos por
un trío. Arosio pasaba retrasado.

En la segunda vuelta Cristian ya había superado a dos, luego de haber queda-
do último. En algunos sectores, Gerlach se acercaba peligrosamente a Agustín
Fabian, el líder.

El tercero quedó como solitario eslabón en la quinta vuelta, momentos en los
que tapaban a Arosio, que le había dado alcance al grupito de tres. Notable.
La mínima diferencia que Fabian hizo en este giro le alcanzó para contener el
embate final de Gerlach. Llegaron uno detrás de otro.

Juanjo Pereyra fue el tercero y Pablo Ferreira el "muro" que Arosio no pudo
franquear.

Todavía más entretenida fue la segunda serie. La largada fue confusa. Eduardo
Pagola perdió puestos por arrancar antes de tiempo y detener "para compensar".
La autoridad fue implacable. Lo recargó por falsa largada.

Lo cierto es que Diego Hartwig se escapó en la punta, y Pagola apareció terce-
ro...algo no iba bien. Después nos enteramos que había cortado camino, al no
haber podido "enderezar" las "eses" a toda velocidad.

En la curva 2, vuelta 3, el doble ganador del año (Pagola) pasó a la punta, la
maniobra no fue clara y provocó la ira del de Federación, que se desconcentró,
siendo superado por Matías Roldán. Insólito percance había estado a punto de
dejar sin largar al federalense, que de pronto se encontraba circulando cuarto.

Cristian Leonardelli, que también había quedado delante de Hartwig, tenía otro
ritmo, arribando segundo en pista, conteniendo en el final a Roldán. La brecha
entre los dos fue de 253. Con los 10 segundos (5 + 5) que se le aplicaron a Edu
Pagola, el de Colonia La Florida ganó, segundo Roldán, tercero Hartwig y en el
cuarto lugar recién, Pagola. Se salvó raspando de la exclusión.

La foto 3 corresponde a la la largada de la primera serie. En la grilla de la
final, acompañaba a Fabian en primera fila el actual piloto del Ralt-Audi de
F. Entrerriana, padre del campeón de Escuela.

Se cortó el menor de los hermanos Fabian, Leonardelli lo seguía. Roldán y
Hartwig a continuación. Unos metros detrás, otro trío, encabezado por
Juanjo Pereyra.

En la tercera vuelta, Arosio cerraba el lote de karts agrupados. Circulaba
por entonces en la duodécima colocación.

4

Se retiraba el campeón Gerlach, pasando raudo por la calle de boxes rumbo
a su carpa, de la cual no salió.

Hacia la quinta ronda, Fabian tenía tres cuartos de recta principal a su favor.
Eduardo Pagola se venía desde atrás, acosando a Pereyra. Asomaba tras éste,
Eduardo Cutro. La definición de este pelotón sería polémica.

La final comenzó a dar novedades en la sexta vuelta, cuando el puntero se
aprestaba a superar a los rezagados. Éstos iban a quedar como estorbo para
el pelotón, se suponía, y ¡zás! así fue.

Leonardelli les saca la vuelta, presiona Hartwig. Fabian ya había sido bene-
ficiado por las banderas azules y estaba fuera de discusión.

En la octava, pasó escolta Matías Roldan. Cristian Leonardelli se había retrasa-
do, aunque pudo rescatar un tercer lugar. Cuarto pasó Pagola, por varios segun-
dos aguardamos el paso de Diego Hartwig. Pasó muy retrasado el federaense.

Entrando en la última vuelta, al quinto Chiesa se le ocurre superar a uno de los
rezagados pasando a toda velocidad por el "pocito" que se forma en  la recta
principal, fue espectacular el pequeño salto.

No hubo mayores variantes en el resto del postrer giro, ganando con comodidad
Agustin Fabian. Roldán, con este segundo lugar, capturaba el subcampeonato,
a expensas del muy ofendido Hartwig. Hubo una discusión de tono bastante en-
tre el alto y delgado piloto de la "Ciudad termal" y Edu Pagola, delante del C.D.

Tras Roldán, tercero Leonardelli, cuarto Chiesa, quinto Sebastián Gómez, sexto
Cristian Arosio, séptimo Sebastián Gómez, octavo Eduardo Cutro, recién noveno
Diego Hartwig, y décimo Roberto Aranda.

Undécimo no hubo, porque a Juanjo Pereyra se le mandó a mudar la llanta entera,
qujedando en tres ruedas el kart. También habían abandonado "Peteco" Pagola,
en la octava como el federalense, y el ya citado Gerlach.

Cerró el año para el zonal, que tuvo el mejor año desde sus inicios. A la hora del
balance indudablemente quedará el recuerdo de los esfuerzos de pilotos, prepara-
dores, autoridades y dirigentes por sacar adelante fechas que parecían  irremediable-
mente condenadas a la suspensión, porque las lluvias arruinaron los planes no solo
de ésta, sino de varias categorías de dos y cuatro ruedas.

Oportunamente, volveremos a repasar el 2015 del karting zonal Chajarí.


@AleSpizzirri

Collage foto 4 : Arriba, otra vez largando juntos los candidatos, como el
                           año anterior. Folmer (10) y Comparin (72) solo que en 
                           esta oportunidad lo hicieron bastante adelante.

                           Abajo izquierda, Aldo Rocha fue el gallardo "cuarto en
                           pugna" , y no tardó en felicitar a Zambon -dueño del 3
                           para 2016 por su segundo puesto- a quien vemos en la
                           restante foto, abajo derecha.






















miércoles, 23 de diciembre de 2015

Karting Chajarí: Primer triunfo de Carlos Ziegler en Escuela.

San Pedro abrió una ventana soleada por un día y medio, otra explica-
ción no encontramos. Tiempo suficiente como para que el tesón de la
gente del Club de Volantes ponga en más que aceptables condiciones al
circuito del kartódromo, y el domingo pasado se haya podido correr el
Premio Coronación del Karting zonal.


Premio a la constancia, el incondicional apoyo y espíritu deportivo de
Carlos Ziegler (p) al fin pudimos disfrutar del primer triunfo de Carlos
"Junior" en la clase menor. Un largo camino al triunfo. Toda la temporada
estuvo como para concretar, y no se le daba. Esta vez, a pesar del increíble.
sorprendente escollo que le significó el pequeñín Tomás Arosio, se le dio.

Con la victoria confirmó el subcampeonato, por lejos el mejor desempeño
de un concordiense en el K. Ch. en mucho tiempo. En esta entrega, les
contaremos además otra destacada actuación de Bryan Rondan, sexto en
la última final del año, sorteando algunas dificultades menores.

ZIEGLER CORTÓ EL INVICTO DE LE0NARDELLI

Se presentaron pocos karts, como era de suponer, tras la suspensión del fin
de semana anterior, con la cercanía de las Fiestas, y además -detalle muy
importante- tres de los cuatro torneos ya definidos en lo que respecta al
campeón, algo que estimula muy poco a los pilotos.

El retorno de Diego Stivanello, que estuvo compitiendo en Promocional 110
del K.E. fue lo más destacable de las Pruebas de Clasificación. El otro deta-
lle, no menos valioso, fue la terrible vibración que presentaba el motor 8
que le tocó en suerte al ya consagrado campeón Juan P. Leonardelli, durante
las pruebas libres.

Hizo el reclamo pertinente, se lo autorizó a cambiarlo por el nro. 9 (disponi-
ble) pero aparentemente la mejora solamente le alcanzó para mantener el
invicto en las PC, en las que también se llevó el mejor registro.

Ziegler largaba tercero, tras una tanda en la que no pudo mejorar, sólo por
esas casualidades que suelen aparecer en lo momentos más inoportunos. Una
vez largada la serie, apenas le llevó tres curvas colocarse segundo, para ir por
el todavía líder Leonardelli. Stivanello se mantenía tercero, pero presionando.

En la segunda pasada por la curva 2, cierre del gran rulo que forma con la
curva 1, desliza hacia afuera Leonardelli y aprovecha el concordiense. Ya no
perdería el liderazgo en el resto de la batería, por más que desde atrás se
vino Tomás Arosio, que terminó peleando por la cuarta colocación.

La ansiedad en los rostros de los familiares de Carlitos, era visible. Y también
los nervios llegaron a contagiar a este cronista, que vivió la final muy cerca de
Ziegler (p) buscando una foto como la que vemos más arriba.

Debutó este año y ya estuvo peleando por la punta. Se llama Tomás Arosio.


Pero el pequeño volante hizo una carrera perfecta. Lo acosaron gran parte de la
final, primero fue Leonardelli el que lo intentó, pero perdió rendimiento y lo
superaron con relativa facilidad.

No le duró mucho el "respiro" a Carlos Junior, porque inesperadamente, surgió
Tomás Arosio para perseguirlo, Formaron, hacia la sexta vuelta, un trío que se
había escapado del resto.

En la siguiente ronda se terminó el trío, con el retraso de Leonardelli, quedando
la pelea por la victoria reservada a dos. Y el chiquitín que debutara este año, sa-
có todo su repertorio de una buena vez, llegando incluso a aparear la línea del
inmutable Ziegler. La cuerda siempre le perteneció.

Conteniendo la respiración en ciertos sectores como la curva 3, a la que llega-
ban juntos. No hubo mayores variantes en pista, siempre uno detrás del otro,
separados por escasos centímetros. El griterío y las instrucciones de los padres
al borde de la pista, eran un "show" aparte,

Fue así como cayó el invicto de Juan Pablo, el simpático hijo de Cristian, que
esta vez en  ningún momento estuvo como para pelear la punta. Fueron 480
milésimas las que separaron a Ziegler del diminuto Arosio. Tercero Simón
Pérez, que también dio cuenta de Leonardelli. Quinto Diego Stivanello y
sexto Juan Pagola, hasta aquí con el total de giros (8) Con dos giros perdidos,
Juan Simón Surt no pudo completar el mínimo de vueltas como para ser sépti-
mo, aunque arribó como "jamón del medio" entre el vencedor y el escolta.

   "¿Viste, Junior?No hay mal que dure cien años, te dije que lo ibas a lograr"

ERA DE RAUSCH, FUE PARA SCATOLARO

Con el torneo definido dos fechas antes a favor de Nicolás Scatolaro, esta fecha
podría entregarnos alguna novedad. Máxime cuando el flamante campeón
experimentara problemas en las PL, cuando el mejor de la segunda tanda fuera
Pablo Zanetti.

Nico subsanó en parte dichos inconvenientes, perdiendo por "solo" 288 la pole
en manos de Daian Burna (Federación) apareciendo por primera vez en la jorna-
da Luca Rausch, tercero muy cerca, delante de Zanetti y de Sofía Percara, que
se despedía del nro. 1.

En cuanto al concordiense Rondan, quedó octavo a 1" 536, con mucho para
mejorar. Encontrar la puesta a punto con el circuito con algunos pozos exige
mucha paciencia, no siempre el tiempo alcanza para lograrlo.

Como el número de karts presentes (11) no alcanzaba para dos, se hizo serie
única, bien pobladita como a nosotros nos gusta. Tras una primera vuelta que
podríamos catalogar de "normal", salvo el ascenso de Rausch, que se puso de-
trás del líder, en la segunda fue directamente a los bifes, superándolo al de
Federación en la curva 1 en excelente maniobra por afuera. Scatolaro también
se le metió a Burna, en otra curva posterior, por lo que Daian quedó tercero.

Scatolaro arrastraba una sanción de cinco segundos por falsa largada, que de
todos modos, no fue suficiente para que Sofía Percara y Pablo Zanetti lo adelan-
tasen en el marcador. Bryan Rondan hizo su ritmo, lejos de los punteros,
culminando sexto a tres segundos de Daian Burna, que se fue retrasando poco
a poco. Bryan no pudo ser alcanzado por Emanuel Croattini, el juvenil que
brillara en el K.E. este año, lo que da una idea de su buen ritmo.

Los candidatos para la final eran dos. El ganador de la serie, "Luquita" Rausch,
o el campeón Scatolaro, que se despedía del nro. 4.

Teóricamente, ni Percara ni Zanetti estaban para ponerlos en aprietos. La única
duda era si Burna podría repetir su buena labor parcial.

Así fue nomás. Dada la orden de partida, Rausch fue un rayo para saltar en pun-
ta. Cuando apenas tiene edad para estar en una Promo, asombraba el juvenil,
floreándose en la punta, seguido de chicos con más de un lustro de experiencia.

Scatolaro, Percara, Zanetti y Burna eran los que lo seguían, al principio en un
compacto quinteto, luego tres mas un dúo, y separados entre sí a partir de la
tercera ronda. Rondan pasaba séptimo, muy apremiado.

No era desfile veloz por dos detalles. Nico quería estar bien cerca de Rausch
para ponerlo nervioso. Media recta principal más atrás, Zanetti acortaba la
distancia y se proponía hacer lo mismo con Sofía.

Bryan Rondan largando, entre Daian Burna (10) y Emanuel Croattini (8)


En la cuarta vuelta se "contagió" Burna, formándose un lindo trío. Adelante,
Scatolaro no podía con los anticipos exactos de Rausch, que no es ningún
dormido a la hora de acelerar. El campeón 2014 de Escuela mantenía expectan-
tes a todos, mientras su familia atendía, como es habitual, la Cantina.

No tuvo kart como para formar parte de ese bloque nuestro Bryan Rondan.
Lo suyo debió limitarse forzosamente a verlos de atrás. En la tercera curva
se quedaba de espectador Enzo Comparin.

Sin embargo, no solamente Rondan perdía terreno. Percara y sus perseguidores
estaban cada vez más lejos del dúo Rausch- Scatolaro. No sirve la palabra "tan-
dem" en este caso, porque le había sacado una pequeña diferencia que adminis-
traba muy bien.

En al sexta ronda, Scatolaro pareció reiniciar la búsqueda de la punta, mucho
más incisivo. Se le acercaban Esteban Agosti y Luis Altamirano a Rondan.

En la siguiente vuelta ya pasó a ser acoso contra el concordiense, cuya mejor
virtud en esta final -como en tantas otras- fue mantener el ritmo, sin darles
chances a sus rivales de superarlo.

En la última vuelta sucedieron todas las cosas que le faltaron a las restantes
nueve. Rondan resistió, pese a que se le tiraron con todo. En la punta, el
kart de Rasuch se iba afuera "en cámara lenta" y quedaba detenido. Un golpe
de escena de ésos de los que cuesta entender primero, y luego, superar.

El chico se lo tomó con una calma admirable. Como Sofía en Federal, la
victoria se le escapó en la última vuelta. De este modo, Scatolaro también
ganó el Coronación, y Rondan recuperó el sexto lugar que había perdido
ante la escalada de Croattini, cuya última "víctima" fuera Daian Burna.

La única dama presente fue escolta (Flavia Espinosa estuvo de espectadora)
Pablo Zanetti subió al podio otra vez, a pesar de no estar conforme con su
labor. No es ningún pecado no haber podido con una veterana de las pistas
como Sofía, contra la cual perdió más de lo que ganó. Pero es así como se
aprende, no hay mejor método.

El "rush" de Croattini también había incluído a Pablo, pero éste recuperó lo
que creía perdido cando a Emanuel se le aplicaron cinco segundos de recar-
ga por tocar a Burna en la maniobra de sobrepaso. Muy conforme no quedó
Emanuel, pero son decisiones de la autoridad.

Quedó noveno Rausch, con un giro menos, detrás de Altamirano y el federaen-
se Agosti, éste haciendo la mejor carrera (de las que le vimos) desde su recien-
te debut. No clasificó, con siete giros cumplidos, Lorenzo Benítez, que llegó
a esa cantidad penosamente, circulando con problemas en el último lugar.

En síntesis, con la suerte del campeón, Scatolaro se quedó con otra victoria,
en un año en la que "le salieron todas" y con todos los honores retirará la
copa de Campeón el próximo sábado 26 en la Cena de premiación en la
que la categoría festejará y despedirá este brillante año. El año de las
lluvias, sí. Pero nada hace presumir que el 2016 será más sencillo.

@AleSpizzirri

CONTINUAREMOS EN LA SIGUIENTE ENTREGA







lunes, 21 de diciembre de 2015

Fiesta, lo que se dice fiesta, son las Cenas de Fin de Año del TP1400

Hubo que esperar un año, un largo e interminable año. La expectativa
era enorme ¿Para qué vamos a negarlo? Había cierto morbo, en la pre-
via ¿Con qué nos irían a sorprender Francois y Saloj esta vez? Y si
bien no tuvo ese escozor final que dejara la del 2014 (con las pasistas
a centímetros de nuestros ubicadísimos codos) también en este caso
volvimos plenamente satisfechos, contentos y con ganas de detener a
esos primeros rayos del sol que asomaban en el horizonte...


Claro, elegimos este inicio al otro, más acartonado, tipo "el Turismo
Pista cerró su brillante 2015 con una excelente Cena-Bingo-Show" etc.
Pero no sería del todo adecuado. Muchas, demasiadas emociones en una
sola noche, que sería injusto omitir, casual o deliberadamente. Tendremos
que recurrir al viejo truco de la cronología, para poder narrar con más exacti-
tud lo ocurrido. Mejor dicho, lo apreciado desde la mesa de Periodistas invi-
tados, trozo de pared de por medio.

Los primeros minutos, fueron soporíferos, no terminábamos de acomodar-
nos, y encontrar otro tema que no sea el River- Barcelona que se jugaría
unos pocos minutos después de terminada la velada, o Cena long size.
"Seis a uno"- lanzó su apuesta uno de los nuestros. Contemporizamos,
opinando que River tendría alguna que otra chance, por penales, si Barove-
ro estuviese en una de sus noches. No hubo consenso, desviándose el
debate por otras ramas del fanatismo personal. Bueh, somos argentinos.

Ya habíamos recorrido todo el anexo que se hizo al Salón de la Cantina,
memorizando la ubicación de las mesas, llamándonos la atención de la
más extensa, reservada al campeón, por supuesto. Hubo además, presen-
cias inesperadas como la madre del Presidente de la categoría, que viajó
expresamente para la ocasión.


Gente vinculada a la categoría, de modo directo o indirecto, como la
sanidad, emergencias, y el mismísimo Presidente del A.M.C.C. Oscar
Cutro, o el Comisario Técnico Sr. Abel Giorgio, arribado con su esposa
desde Paraná, todos pequeños gestos que hay que rescatar, pues no se
trató de una cena de pilotos y mecánicos, sino de una fiesta inclusiva a
la cual hasta el loro podría haber ido (ver foto de abajo con Walter Barbie-
ri, la señora y su inseparable perrito).


1- ESPERANDO EL DEMORADO ARRANQUE

La charla típica entre periodistas sobre los más grandes errores o "gaffes"
cometidos durante el año (al aire o escribiendo) tocó a su fin cuando el
mini- ejército de mozas y mozos comenzaron con los emparedados y las
empanadas.

Sin ánimo de hacernos el exigente "gourmet" que no somos, diremos que
las dignas representantes de la cocina criolla -nos estamos refiriendo a las
empanadas, obviamente- tenían un suculento relleno, de ensueño, y de la
ternura del repulgue deducimos que habían sido elaboradas pocas horas
antes. Primer poroto que se anotó el inefable "Toto", el concesionario de
la Cantina del Autódromo.

Pasaban los minutos, se vació la primera botella de la espumante bebida rubia,
levantaba el dedo índice de la mano derecha el colega sentado a nuestra dies-
tra, encargando la segunda, pero el primer discurso se hacía esperar.

Hasta que se levantó de su silla Gustavo Francois, se situó en el espacio que
hizo las veces de palco, en el que estaba la pantalla en las que nos pasaron
fotos y un video on-board para entretenernos mientras aguardábamos este
preciso o precioso momento.

Primer gran golpe al corazón. Francois anunció que tuvo una comunicación
con el Pdte. de la F.A.E. el Dr. Edgardo Stettler, en la que le confirmó que
oficialmente la categoría deja de ser "Copa" para pasar a ser Campeonato
de Turismo Pista 1400 a partir del 2016.

El sueño de tres generaciones de dirigentes (recordar a las gestiones de Aníbal
Roude y la más reciente de Mario Paulino) se había convertido en realidad.
Mucho agua corrió debajo del puente, y algún que otro hilo de sangre -¿Que
no? ¿Y las manos vendadas de los mecánicos que eran? - para arribar a esta
resolución. Inclusive (pensaba este cronista) hubo quienes fallecieron sin ver
a la "Copa" convertida en categoría. Todos nuestros respetos para ellos.

Segunda sorpresa. Arrancaron los reconocimientos, y para no ponernos de mal
humor a los escribas, la primeras de ellas fueron para los hombres de prensa.
La mesa quedó vacía. Hizo uso de la palabra el colega de "El Sol", Edgardo
Perafán, por un asunto de veteranía en estas lides. También agradecieron a la
"gran familia" del TP1400, Joselo Ballesteros (LT15 y diario UNO) Mario
Aramburo (Pasión Tuerca Digital y notero de dos radios) Fernando Di Gaeta-
no (relator de una radio chajariense y editor de Concordia Deportes) en tanto
que el que esto escribe se rehusó a la arenga, con tosco gesto.
2

Regresaron los medallones, de forma hexagonal y dorados, que mucho agradece-
mos a A.P.T.S. porque son el resumen exacto de todos nuestros esfuerzos por
estar acompañándolos en este difícil 2015. Es la quinta distinción consecutiva
que nos entrega la categoría.

Cuando los cinco "invitados especiales" se retiraron al fin, bendecidos con el
acompasado aplauso (cuyo significado era que pedían que se vayan de una buena
vez) se entregaron las respectivas distinciones al mérito, que recayeron en el
promisorio Alejandro Cáceres y Leandro Cuenca (ausente con aviso).

El premio "Revelación 2015" fue para el joven Agustín Roncaglione, el mejor
128 del torneo si exceptuamos la "primera parte" de Gustavo Francois, cuando
todavía lograba llevar al podio al suyo, labor que en las últimas fechas nos
pareció toda una utopía, al ver los esfuerzos de Agustín y su familia. Un clásico
caso en el que el piloto es mucho más que su medio.

Roncaglione representa además, la "punta del iceberg" de toda una nueva genera-
ción de pilotos que irrumpió este año en la categoría, ratificando su condición de
"cantera de talentos" para las divisionales superiores de nuestro automovilismo.
No estuvieron presentes, pero vaya nuestro reconocimiento para Facundo Arovi,
Darío Sigot y Emiliano Vallarino. También para Leonardo Roncaglione, que esta-
ba en la mesa junto a Agustín, el preparador Arriola y todos sus incondicionales.

Servido que fuera el plato principal de la velada, el asado, y ordenada la tercera
vuelta de bebidas -refrescos sin alcohol y la conocida marca de cerveza "Elección
genuina"- por cierto bien frías, nos entregamos al sutil arte del manducado.

Tradicional calidad del "Toto" en los cortes y en el punto de cocción, que es en el
borde casi del catálogo de "carne seca" que horrorizaría a un bonaerense, pero es
del agrado de este humilde y abstemio escriba. Acostumbrados que estamos a
los asados del colega Coto Rodríguez, el punto era similar. Ni muy seco y ni semi-
crudo como les gusta a algunos. En definitiva, como decíamos al principio, calidad
"Toto". Puede gustar mucho, poquito, o nada. La extensa clientela de la Cantina no
se equivoca al elegirlo una y otra vez.

Probablemente en el índice más bajo de la noche, hubo una sesión de baile de
bachata a cargo de tres parejas de bailarines. Difícil es opinar sobre este ritmo
extranjero, máxime cuando las tres parejas bailan a la vez, en vez de hacerlo por
separado, al menos intentando parodiar al famoso programa de TV que puso de
moda estas exhibiciones de dudoso buen gusto. Ni bien, ni mal, nos pareció que
tenían su mérito, pero también nada de otro mundo que sea digno de más espa-
cio en esta crónica. ¿Y si se probaba con algo más nuestro? El tango y la milon-
ga, cuando están bien bailados, suben muchísimo más la pulsaciones de los
corazones. Opinión muy personal.

Mucho más discutible -aquí no hubo unanimidad entre los colegas- fue el "show
musical" a cargo de la "Banda Like", que como es habitual, arrancó con el remani-
do recurso de "Cinco minutos y nada más", viejo truco que es la versión en penta-
gramas y palillos de batería (electrónica) del "operativo clamor" de los políticos,
cuando quieren quedarse de por vida.

No parecieron demasiado expertos, dado que pidieron palmas desde el vamos.
No hacía falta, puesto que en algunas mesas ya iban por la docena de unidades de
la espumante bebida alcohólica rubia, amén que los Lound llevaron cotillón ad.-hoc
para festejar, sea el ritmo que sea y con la banda que toque en suerte. Tenían un
poderoso motivo.

En la mesa de los esforzados escribas, en cambio, se había pedido la cuarta vuelta
del refresco nórdico, el favorito de las fiestas de Odín, del cual, según Oche Califa
aún se pueden encontrar rastros de tamaña leyenda en la espuma del mar.

La novedad es que vino completamente congelada, aumentando el ya inocultable
momento de ansiedad en los transpirados rostros ¡Y eso que la ensalada no vino
acompañada del salero y vinagrera de rigor! Como Perafán había ordenado una
de manzana, nuestro sabor favorito, abusamos de su paciencia calmando la sed y
amortiguando los efectos de la angustia ocasionados por la incertidumbre de los
habituales sorteos, ese fastidioso momento en el que todos buscan la tarjeta para
cercionarse de su "número de la suerte". La memoria comienza a ser bebida por
la bebida, como dice el refrán árabe, cuando las copas (de vidrio) se acumulan.

Se había armado la primera tanda del bailongo, espontáneamente. Acicateados
tal vez por la contagiosa alegría de los del equipo de David Lound, con sus
particulares "accesorios", que motivaron una frase de parte del cantante y
animador, que nos despertó de la modorra:

"Los que tengan bananas y zanahorias que las levanten bien arriba"- se refería
al cotillón, como ya hemos aclarado. Nos quedó la duda, sin embargo. El colega
de la derecha, le restó entidad a la objeción. "Por favor, che, que no haya censu-
ra en tu relato". Cumplimos (?).

El punto positivo de esta intervención musical, fue que nos permitió conocer las
"otras" virtudes de Martín Chiraulo y Walter Giovenale. En especial con el popu-
lar tema del ídolo de la cumbia villera Marito El Sarna, "De esa chica me enamoré",
que fuera ocasión de cuatro "Bis" a pedido de los anónimos "danzarines" (porque
bajo las luces psicodélicas desde lejos todo se confunde) que de todos modos
siempre preferiremos al antipático sonido de la mal llamada "música electro".

Para poder apreciar quién era quién entre medio de esa ola de cuerpos movedizos,
anaranjados elementos de cotillón, bellas damas con orejitas de conejas, al estilo de
las que solía hacer colocar a sus chicas Hugh Hefner, el creador de la revista "Play-
boy" en aquellos buenos tiempos en que las feministas no molestaban con su discur-
so anti "mujeres-objeto", tal vez porque estaban muy ocupadas tratando de 
encontrar su lugar en el mundo, nos infiltramos entre los que bailaban. ¡Qué
buena onda la de estas chicas!

3

Y entonces descubrimos que el minucioso Abel Giorgio también tiene otros talen-
tos sobre la pista, en este caso pista de baile (ver foto 3). Marcelo, el mecánico
de David, con un increíble "tocado" en la cabeza, del cual colgaban dos botellitas,
o bolos de bowling, depende de como se mire con los rojizos ojos de las dos de
la madrugada. No era el único de los que se engrasan las manos sin asco los
domingos de carrera, porque "Esquimal" -el trucador de Fabián Vinzon- como
podemos apreciar en más de una foto, "la rompió" en la improvisada pista. Por
momentos nos hizo acordar al policía gordito, que abandona las filas y se pone
a bailar en "The Mask" al ritmo que imponía el personaje de Jim Carrey.


2- QUE CONSTE EN ACTAS, Y SE LARGÓ LA "SELFIE HOUR"

Como el dibujo de figuras artísticas no es el fuerte de ninguno de los cinco dignos
representantes del quinto poder (...) para mitigar el aburrimiento, a uno de ellos
se le ocurrió "largar la hora de las selfies"... lo que no era tan mala idea al ver tan-
tos rostros felices unos pocos metros más allá. La quinta versión de la bebida de
los elfos de la antigua Bélgica que se escurrió en las sedientas gargantas, provoca-
ron la súbita aparición de brillantes ideas como ésta. Cedimos. De haber votado,
seguro perdíamos en proporción 3 a 2 o 4 a 1.

El reloj marcaba las 3 y 36 del domingo 20. La bailanta se estiraba demasiado pa-
los cinco "pataduras" de la mesa de Prensa. Tras varios intentos, se decidió ceder
la cámara a la señora de Perafán. Entonces logramos una foto "todos juntos" más o
menos decente.

La siguiente idea no fue del todo clara. Fue vidriosa como iban quedando algunas
miradas. Se invitó a Francois a ver un detalle en la mesa, que provocó hilaridad.
En fin, no será ni el primero ni el último caso de "cumpas" que se han pasado al
partido de moda (PRO) dándose vuelta oportunamente, si la situación lo amerita.
Hay que ser solidario con los colegas que aún no cobraron el aguinaldo, ejem.
Esto ocurrió a las 3 y 40 horas. Afortunadamente, pocos lo vieron.

4


3- LLEGARON POR FIN LOS TROFEOS Y LA COPA GIGANTE


Cuando estábamos ya totalmente arrepentidos de no haber podido dormir una
largamente merecida siesta, tapando la boca cada vez que bostezos irrumpían,
a las 4: 08 al fin se procedió a la entrega de la copa mayor a David Lound, el
campeón de la temporada. Ya se había entregado los muy buenos trofeos al terce-
ro (Gustavo) y al subcampeón (Ignacio Rodríguez). La ceremonia se prolongó
unos minutos de más, ya que el colega que hizo de animador no soltaba "el palito"
como le dicen al micrófono en la jerga de los hombres de radio.

La sesión de fotos "familiares", es decir, de los equipos, en las cuales descollaron
el del campeón Lound y el Pierini Competición, que con justicia mereció un tro-
feo, por ser el más prolífico en materia de chasis nuevos, y contar con el
motorista más exitoso (Facundo Pierini) que abrochó cuatro de las nueve
finales del año. No podemos mostrar todas las fotos, el espacio es tirano, a
pesar que la que más nos gusta es la que reunió a todos los pilotos, preparadores,
mecánicos y "mecenas" por igual. Solicitamos las disculpas del caso. Ya habrá
ocasión de mostrarlas, si los lectores lo piden.

A continuación, se largó la segunda y última tanda de sorteos, en la que los cin-
co representantes de los medios de comunicación (la señora de Perafán se había
retirado porque los dos gurises se dormían) no fueron acariciados por la Diosa
Fortuna, para variar.

El que tuvo suerte fue Juan Martín Schmidt (Nitro design) que se llevó la atornilla-
dora de muy buena marca, el más valioso de los premios sorteados.

El momento más esperado por muchos, la apertura del Bingo (otro clásico de las
Cenas del TP 1400) arrancó a las 4 y 44. Sorpresivamente, el colega que despotri-
caba contra la "apertura de bingos clandestinos" y que pidió "Que conste en actas"
cuando Francois y Saloj lo anticiparon - entre el griterío generalizado del pedido
de cartones no alcanzamos a oír el tentador anuncio, cual canto de las sirenas a
Ulises- el susodicho se levantó de su silla y pasó a ser el conductor del sorteo (?).

El "operativo clamor" había dado sus frutos (tardíos) y el bolillero comenzó a
girar, como vemos en la foto de abajo. El afortunado ganador del pozo fue el
otro colaborador del  equipo de los hermanos Lound, Leandro Russo (fueron ape-
nas tres los que se ensuciaron las manos, contando a Juan M. Guará y sin desmere-
cer el aporte de Betina, la mujer de Gastón, y el resto de la chicas del clan) por
lo que nadie pudo objetar que el premio no haya caído en buenas manos. El reloj
marcaba las 5: 04 hs

Libérenos el lector de la obligación de tener que narrar el resto de lo ocurrido en
el lapso que transcurrió  hasta las 5 y 44, cuando al notar que asomaban tímidos
en el horizonte los primeros reflejos de los cabellos de Febo, anunciando un
nuevo día de trabajo. Era la hora de buscar un sobrio, o al menos el que menos
galones de la espumante bebida rubia había honrado en la mesa, para que nos
acerque de vuelta a nuestra noble y querida camita.

Sólo por unos minutos, había que partir a Chajarí a media mañana, a cubrir la
última del Karting zonal.


4- EL TRISTE MOMENTO DE LA DESPEDIDA

Queda para destacar, nobleza obliga, el sensacional desempeño del cuerpo de mo-
zas (4) y de mozos (2) sólidamente dirigidos por un séptimo hombre de blanco y
negro, que no permitió que ninguna mesa quedara sin atención.

En muchas ocasiones hemos resaltado los errores -injustamente- pero en esta
Cena se mejoró muchísimo con respecto a ediciones anteriores, a tal punto que
no queda margen para la crítica y hay que inclinarse respetuosamente agradecien-
do su anónima tarea.

Anónima para otros sitios, no para "Rumbo al Podio". Felicitaciones a Estela,
Graciela, Ana y Evelyn. Para Walter, Nico y Valentín, que acercaron los produc-
tos culinarios de "Toto" el cantinero, a las mesas. Y lo que es mejor, limpiaron las
mismas de migas antes del postre, como se estila.

Mucho agradecemos a Gustavo y Claudio la "Invitación especial", a David y a
Facu por llevarnos y traernos (respectivamente) y a todos los que hicieron posible
esta exitosa temporada deportiva, que es el germen de esta magnífica fiesta, que
se cerró como es habitual con porciones de gigantesca torta, y brindis con otra
espumante bebida rubia, que suele acompañar los grandes momentos.

Paradójicamente, en la mesa en la que "desfilaron" siete botellas de las transparen-
tes, vacías de su néctar ambarino, la de vidrio ahumado no fue abierta. El brindis
fue mucho más "doméstico", por decirlo de manera elegante ¡Al menos mientras
este humilde escriba estuvo presente!

A la hora de hacer un balance, como nunca se nos presentó harto complicada la
tarea de elegir la dama más elegante de la noche. A la reconocida belleza de la
señora de José Orellana, en esta ocasión se agregó Sole, la esposa de Martín
Chiraulo, que en contadas ocasiones suele aparecer por el Autódromo, ya que
hace gala de un perfil muy bajo.

La conocemos desde que le hicimos el primer reportaje a Martín (2009) y "Está
siempre flaquita", como dicen las señoras del barrio, bolsa en mano, a primera
hora de la mañana, cuando salen a hacer las compras y repartir novedades en
cada esquina.

Como si fuera poco, bien entrada en la madrugada, apareció el dandy Fernando
Roude y su bellísima mujer (ver foto de arriba) que complicó más aún la elección.

Si optamos por los parámetros con que juzga H. Cabak en "La Jaula de la Moda".
el veredicto sería que la señora de Chiraulo fue la más elegante, por su sobrio
estilo -conjunción discreta pero eficaz que puso de moda Juliana Awada, la
primera dama- al menos para el insensato ojo profano de quien esto escribe.

Fallo apretado pues las candidatas eran varias, como por ejemplo Carolina la
mujer de Juan Manuel, o Catalina, la novia de Facu Pierini. Que ninguna se
enoje. Todas fueron tenidas en cuenta, desde Angie y Brenda, las fieles promo-
toras del TP 1400, hasta las mozas.
5

Por último, sin temor a resultar redundantes, queremos repetir el pedido que ya
formuláramos en ocasión de la Cena del año pasado.

Tenemos que encontrar un motivo para reunirmos en otra Cena, a mitad de tempora-
da tal vez, en la que (idea) entreguemos almanaques -un clásico de los talleres mecáni-
cos- con alentadoras frases "Vamos que vas primero en el torneo, seguí así" o
cualquier otro pretexto para hacer otra Cena durante el año.

Una sola Cena ("Fin de Año") de esta calidad, pareciera ser muy poco. Hace mucho
que no la pasábamos tan bien.



@AleSpizzirri



NOTA IMPORTANTE:

Esta nota fue escrita con la colaboración de los colegas Fernando Di Gaetano,
Mario Aramburo, José Luis Ballesteros y algunas glosas de Edgardo Perafán.
Muchas gracias a ellos por su generoso y desinteresado aporte.


IMÁGENES AGRUPADAS:

Collage 2 :  ARRIBA Chiraulo cantando ¿Lo tenían a Martín?
                  ABAJO, IZQ. Una de las tres parejas que bailó bachata.
                  ABAJO, DER. Perafan haciendo uso de la palabra, en
                  nombre de todos los que intentamos reflejar la realidad
                  del TP 1400.

Collage 3: ARRIBA Uno de los intentos de reunir a todos los pilotos
                 presentes. Nótese la presencia de Luis Rolón y su flia. Jorge
                 Barbieri, Daniel Martínez, etc.  
                 ABAJO, IZQ. Abel Giorgio al compás del ritmo cuartetero.
                 ABAJO, DER. Escena del show musical, lograda entre
                 "manitos pa´rriba, manitos pa´bajo". ¡Ufff!

Collage 4 : ARRIBA Fernando Roude y sra. captados cuando se fuga-
                  ban discretamente.
                  ABAJO IZQ. Juan Manuel y Carolina se retiran, con el
                  hijo dormido a cuestas. Se cansó de saltar en los hombros
                  del Papá.
                  ABAJO DER. Soledad de Chiraulo y su hijo, tratando de
                  encontrar un lugar y momento para conciliar el sueño entre 
                  el bochinche.

Collage 5: ARRIBA Cándido niñito José Luis acciona el bolillero mien-
                tras con señas de las que se hacen en partidas de truco se
                comunica con el Presi. In fraganti.
                ABAJO IZQ. Uno de los fallidos intentos de "selfie" en la mesa de
                los afamados periodistas presentes (?)
                ABAJO DER. Walter Barbieri, su señora y el "dachshund"
                que sufrió cada "latido" de los bafles a todo volumen. Detrás, 
                posa "Toto" el prócer de la Cantina del Autódromo.
               













lunes, 7 de diciembre de 2015

Lound, el empecinado que el domingo fue mas "Rey David" que nunca

No fue fruto de la casualidad. Semanas y semanas de prueba y error. De
armar y desarmar, porque es el artífice de su propia planta motriz, junto
a su hermano Gastón y un trío de colaboradores. Un verdadero "clan" en
el que cada integrante tiene su función. El cierre de la temporada lo encon-
tró fuerte, confiado y sereno. Cambió el Ford Láser por el Fiat Uno de
Luciano Martínez, y el salto de calidad logrado fue clave.

      Toda la familia Lound y allegados festejando, cuando entra David.


David Lound, que de él estamos hablando, fue el gran dominador de la
jornada, más allá de que fuera vencido en la final por un Walter Giovena-
le con todas las luces prendidas, explotando al máximo el Duna que le
entrega el Pierini Competición y a sabiendas que los candidatos no le
ofrecerían resistencia, porque debían llegar, por sobre todas las cosas.

Fue tremendo el Coronación, porque llegaron a la final absolutamente
empatados. En puntos, en victorias (David tenía mayoría de terceros
puestos debajo del poncho, por las dudas) por lo que el que mejor llega-
ra en la final, automáticamente sería el campeón. Y Lound punteó gran
parte de la carrera.

SÁBADO, INMEJORABLE COMIENZO.

Comenzó con un tiempo que le valdría la pole, el sábado, sin asustar pero
dejando evidente que para poder estar en ese nivel había que hilar muy, muy
fino. 1' 28" 772 fue su registro, y lo siguió Martín Chiraulo, a solo 095.

Son tiempos de difícil repetición. Ellos mismos dicen que dos décimas no
indican absolutamente nada "En carrera es otra cosa." Pero en el caso de
David, lo hace con un ritmo que lo dice todo, no se trata solamente de una
vuelta inspirada.

Giovenale, a 319 , asomaba como probable amenaza. Gustavo Francois, a
417 poniendo de manifiesto que con 60 kg en su Fiat Uno pierde, en especial
a la hora de acelerar desde marchas bajas.

Rodríguez, séptimo a 767, sin estar cerca ni de José Orellana, sexto a 462.
Quedaba toda la noche para seguir trabajando,aunque no en los motores,
que como sabemos se precintan. Cabe destacar que José se decidió a
participar a último momento. Los Pierini le tenían todo aprontado

Casi al mediodía del domingo, con clima primaveral, agradable por efecto
de una persistente y fresca brisa, se lanzaron por la revancha en dos tandas.
Al término de las mismas, el más veloz había sido otra vez David Lound,
con 1' 28" 802 seguido por Giovenale 1' 28" 836. Este crono le permitió
ser el segundo a 064, lo que le habilitó a largar adelante en la 2º serie.

COMENZÓ LA ACCIÓN

Como era de suponer, Lound se fue al frente en la batería inicial. Lo seguían
Orellana, Rodríguez  Chiraulo, Huerta y Brugada. Darío Sigot y Francisco
Scervino pasaban retrasados. El piloto del Fiat Uno verde "plantita" tuvo
problemas con el varillaje de la caja de velocidades.

En la segunda pasada, David había sacado pequeña ventaja. Detrás se formó
un trío (Orellana-Rodríguez-Chiraulo) al que Javier Huerta, con el nuevo Fiat
Uno, les quería llegar, girando siempre muy cerca de ellos.

Giovenale rumbo a su segundo éxito de año. Hizo una carrera increíble.


Sacó más de un segundo Lound en la tercera vuelta. La novedad era Ricky
Brugada, que no pasó detrás de Huerta. Se retrasó notoriamente, y apenas
marcó el tercer paso se corrió al pasto y abandonó. Fue baja definitiva, el
motor nuevo de Julio Galeano no resistió.

No hubo variantes para el cuarto paso, pero sí a la siguiente. Rodríguez encon-
tró el modo de superar a Orellana, y a éste lo acosaba su compañero de equipo,
Chiraulo.

Así fue que Rodríguez se les cortó, si bien ya era muy tarde para buscar a
Lound en el último giro. Quedó para anotar solamente la paciencia de Huerta,
que se metió en la pelea "fraticida" y "esperó" por un error de su compañeros
de equipo, sin arriesgar la máquina nueva. No hubo novedad porque Orellana
"bajó la persiana" de sus chances con este dignísimo tercer lugar. Fue sexto
Sigot ante el abandono de Scervino, que quedó "clavado" en un cambio,

A partir de esta instancia, los candidatos pasaban a ser tres, con Francois obli-
gado a ganar, so pena de quedar descartado también. Lo hizo, solo para cum-
plir con su propio equipo. No estaba para campeón, porque empezó dando
"shows" conductivos con el 128 -nadie lo hizo rendir otra vez así- y "cambió
de monta" demasiado tarde. Gustavo bien lo sabía, estaba muy contento por el
cierre de temporada.

La primera vuelta fue algo totalmente fuera de lo previsto. Daniel Peliquero
por adentro en el curvón, liderando a la par de Walter Giovenale. Los dos
Dunas bajando la recta opuesta, y Walter metiéndose por dentro en espectacu-
lar maniobra, un anticipo de las que ensayaría en la final.

Pero esto ocurría en un cerrado pelotón de cinco, con Francois a la expectati-
va. Vinzon y Roude completaban ese quinteto, antes que el kartista se fuera
despegando al no poder con el demoledor ritmo de punta.

Se repitió como un calco en la segunda pasada. Volvía a ser mejor en el cur-
cón Peliquero, pero el medio Duna de ventaja logrado, lo perdía en los 50
metros del frenaje. La cuerda era siempre de Walter.

Seguían juntos. A continuación de este dúo, Francois, Vinzon -con la puerta
del lado del conductor abriéndose cada vez que doblaba- Roude y Caceres,
no tan lejos del "flecha de plata remendado".

Se definió en la tercera vuelta a favor de Giovenale, que venía con cinco
segundos de recargo por falsa largada. El virtual líder era Peliquero. Ver
las cinco máquinas bajar hacia la última curva tan apretadas, en algo así co-
mo 50 metros del primero al quinto, es algo indescriptible.

Para la cuarta pasada, Roude ya no integraba el grupo. Ale Caceres estaba
cada vez más cerca de él. Las posiciones seguían sin alterarse. Antes de
entrar en el último giro, Francois imita a Giovenale y se le mete por dentro
a Peliquero. Esta maniobra le valió el triunfo.

Llegaron los cuatro en menos de dos segundos, cayendo al cuarto lugar
Giovenale. Debemos anotar este detalle: partió octavo en la final. El ter-
cero fue Fabian Vinzon, en tanto Fernando Roude logró defenderse bien
de Alejandro Caceres.

En los boxes, seguía a la espera de una caja (que no aparecía) el 128 de
Agustín Roncaglione, una  lástima. Este joven que fue una de las gratas
revelaciones del año, consiguió el elemento, se pusieron a trabajar a contra
reloj, incluso con la ayuda de mecánico de otro equipo (ver foto 4) pero
lamentablemente no fue suficiente, a pesar de los 15 minutos de gracia que
la autoridad le otorgó. Logró salir a pista cuando se corría la tercera vuelta.

La primera línea, como vemos en la foto 3, fue para Lound y Francois. El
gran "enemigo" largaba justo detrás de David, compartiendo la ficticia
segunda fila con Peliquero. Fueron 13 las máquinas presentes en la grilla
de la última final.

3
Brenda y Angi acompañaron todo el año a la categoría. Aquí en la grilla final.


En su box quedaba mudo el Fiat de Brugada. Habían reparado Francisco
Scervino, Ale Caceres que cambió la tapa del árbol de levas, terminó con
lo justo. Sigot retocó el carburador, algo habitual entre serie y final.

Y SE LARGÓ...

Con una temperatura elevada dentro de los habitáculos, el semáforo se apagó
dando inicio a la última final del año. La expectativa era enorme, más allá de
que la cantidad de espectadores esta vez no fue la de otras fechas.

David salió adelante, seguían Francois, Peliquero, Rodríguez, Vinzon y Giovena-
le. ¿Cómo podía ser? Ganó dos puestos en los primeros metros de la largada. Al
llegar a la curva 2, Orellana se va por arriba del piano exterior, y más aún. Pisa
la tierra y queda octavo. Walter quedó, de esta manera sexto, a la cola de Martín
Chiraulo.

Observó los evidentes problemas de Chiraulo para hacer bien en curvón, y lo
superó en la segunda, quedando quinto, Detrás del piloto del Barrio San Martín,
venían Huerta, Orellana, Roude y Caceres. Sigot había entrado a boxes en la
primera vuelta, salió tras perder más de medio giro. Cerraba Scervino, que no
parecía tener todo en orden.

La extensa fila se alteró con los metros de ventaja que Lound acumuló en la ter-
cera vuelta. Eran ocho, de Lound a Orellana. A la siguiente, el acoso de Vinzon
a Rodriguez (5º) se sentía, pero el Fiat Uno rojo no le dejaba espacios. Este giro
fue empleado por Giovenale para acortar la pequeña brecha que existía entre los
cinco primeros y él, cortado de Chiraulo y compañía.

No logró cortarse Lound, en cinco vueltas cumplidas. Francois y Peliquero no
se lo permitieron. Gustavo empleó mucho tiempo en controlar a Daniel, lo que
le impidió ir por la punta. El cuarto era Giovenale, habiendo dejado atrás a
Rodríguez, éste concentrado en la pulseada con Vinzon, que quedó sexto. El
ritmo de Orellana era otro, poco a poco se fue desconectando del grupo, sin
presentarle batalla - hasta entonces- a Huerta (8º) y Chiraulo (7º).

En la sexta vuelta sucedió algo curioso. Lound y Francois se escaparon media
recta del resto, como haciendo "rancho aparte". Este intento de despegarse tam-
bién fracasaría.

En el trío que encabezaba Peliquero, ascendía Giovenale, tras el retraso de Vin-
zon que perdió dos puestos en un giro y fracción. Walter hizo dos sobrepasos
en igual cantidad de distancia. Y de inmediato pasó a atacar a Francois, que en
la séptima vuelta desiste de seguir a Lound y pasa a defenderse del Duna.

El resto del pelotón (además de Peliquero) eran Rodríguez, Huerta, Chiraulo y
Vinzon. Seguían siendo trece en total, porque al "agregado" de Roncaglione, le
sucedió el abandono de Scervino (vuelta 4 del puntero).

Ale Caceres se acercó a Roude, reeditando la batalla de la serie. Tampoco en la
octava pasada Lound pudo hacer diferencia, a pesar del acoso de Giovenale a
Francois. Y el liderazgo de Peliquero en el pelotón fue puesto en duda, porque
Rodríguez trató de forzar la marcha. No logró superarlo, no tenía resto.

Pudo al fin Giovenale con Francois en la novena, Vinzon recuperó un puesto con
Huerta, cuyo flamante Fiat Uno había comenzado a sonar en tres cilindros. En
la última vuelta recién se detendría en boxes, donde recibió la orden de cortar
contacto. Completaban los once primeros, Orellana, Roude y Cáceres. El 128 de
Roncaglione seguía girando en buen ritmo, una recta por delante de los punteros.

Tan bueno era lo de Agustín, que poco a poco le iba dando alcance al otro reza-
gado, Darío Sigot. Y tras "estudiarlo" un par de vueltas, en la undécima Giovena-
le pasó a ser el líder. La maniobra fue muy arriesgada, como las dos anteriores a
Peliquero y Francois (leve toque al estirar los frenajes) pero de las tres la que se
llevó las palmas fue ésta, en la curva 1 y con lo justo, por adentro. Realmente,
temerario. Si salía mal, era un desastre.

Como vemos en la foto, el trencito seguía, no había margen entre los siete
primeros, el temor a la carambola flotaba en el aire. Pero Giovenale no tenía
nada que perder. La tenida del Duna en algunos sectores, como la curva 3,
nos confiaba un colaborador, era excepcional. Nadie doblaba mejor. Tenía
"el" arma y había que aprovecharla.

4
Todo sea por Agustín. En primer plano, la caja que se rompió en la clasífica.


Como resultado directo de esta lidia por la punta, detrás se formó un cuarteto.
Francois, Peliquero, Rodríguez, Chiraulo. Continuaba penando, con el motor
ronco, Javier Huerta.

En la vuelta 13, el momento exacto de la foto 2, todo seguía igual, no cedían
ni ganaban terreno. Excepto Roude, que no podía dar alcance al malherido
auto de Huerta. Orellana y Caceres estaban muy lejos de la discusión por los
puntos gordos. De todos modos, llegaron y puntuaron (octavo y noveno).

Ya sin Huerta en pista, en el último giro tampoco hubo novedades. Chiraulo
se decidió a atacar a Rodríguez, pero era muy tarde para la hazaña. La bande-
ra a cuadros cayó sobre Giovenale, y de inmediato sobre Lound, en medio
del griterío de los integrantes de su equipo.

En parque cerrado final primaron las felicitaciones y los abrazos. Hidalgamen-
te, Rodríguez recibió el saludo de Lound, que caminó varios metros hacia él.
Final "pacífico", una verdadera fiesta, como soñaban los dirigentes y allegados
a la categoría.

A esto le sumaron las pruebas libres de los Fiat 600 de 1,100 cc en el que
"volvieron a vivir" Luis Rolón, Jorge Barbieri y Claudio Saloj.

A todo esto lo vamos a contar en la segunda parte, el "backstage". Y durante
el receso seguiremos con más fotos, análisis y estadísticas.



CLASIFICADOR FINAL - NOVENA FECHA- TURISMO PISTA 1400  

CORONACIÓN  2015-  DOMINGO 6 DE DICIEMBRE - CONCORDIA   

Circuito de 3.180 metros - 15 vueltas

1º   Walter Giovenale            Fiat Duna              22' 31" 109
2º   David Lound                  Fiat Uno                    a     610
3º   Gustavo Francois            Fiat Uno                   a  2" 369
4º   Daniel Peliquero             Fiat Duna                  a  2" 817
5º   Ignacio Rodríguez           Fiat Uno                   a  3" 361
6º   Martín Chiraulo              Fiat Uno                   a  3" 825
7º   Fabián Vinzon                Fiat Uno                   a  8" 100
8º   José Orellana                  Fiat 147                   a  15" 279
9º   Alejandro Cáceres           Fiat Uno                  a  26" 221
10º  Fernando Roude             Fiat Uno                  a  59" 353
11º Javier Huerta                  Fiat Uno                  a  un giro
12º Agustín Roncaglione       Fiat 128                   a cuatro giros

Abandonó:  Francisco Scervino - Fiat Uno

No largó: Ricardo Brugada - Fiat Uno

Récord de vuelta : W. Giovenale-  1' 29" 393 - 128, 870 Km/h

Nota: Todos los pilotos son oriundos de Concordia.




@AleSpizzirri
















domingo, 6 de diciembre de 2015

[Anticipo] David Lound es el campeón 2015 del Turismo Pista 1400

No tuvo récord de presencias ni de público. Pero si de recopilar emocio-
nes se tratara, la tarde de ayer en el Autódromo de Concordia quedará por
mucho tiempo en la memoria de los aficionados que se dieron cita para ver
la apasionante definición del torneo 2015 del TP1400. Una gran final, tan-
to para los espectadores como para los allegados, con un gran triunfador,
Walter Giovenale.


El segundo lugar fue para David Lound, que de esta manera, tras haber
igualado en la serie el puntaje con Ignacio Daniel Rodríguez, se adjudicó
el toneo. El del Fiat Uno rojo entró quinto, pero lejos de lamentarse por
la oportunidad perdida, celebró el subcampeonato rodeado de un bullicioso
grupo de familiares y amigos.

Como decíamos en la previa, terminó en un sano ambiente de camaradería,
con la vista puesta en el 2016 que promete ser mejor aún y con por lo me-
nos un auto nuevo más.

Walter Giovenale, que largó en el cajón 8 de la grilla, hizo un carrerón. En 15
vueltas superó seis máquinas, ganando el primer lugar a poco del final, con
tres maniobras arriesgadas, que sin embargo no fueron objeto de reclamo, ni
de sanción. En buen romance, totalmente válidas.

Gustavo Francois (3º) persiguió al líder David Lound gran parte de la final,fue
inquietado por Daniel Peliquero (4º) que quebró al fin la mala racha.

Detrás de Rodríguez (5º) que evidentemente no tenía para más, arribó Martín
Chiraulo, séptimo Fabián Vinzon y en el octavo lugar José Orellana con el
único Fiat 147 presente.

AMPLIAREMOS

sábado, 5 de diciembre de 2015

Cierran el año el Turismo Pista 1400 y las Motos de Velocidad

El clima se decidió por tener al fin "algo" de verano, justamente cuando al
TP1400 o Copa Turismo Standard - nombre oficial- le queda por cerrar su
calendario 2015. Lo hará en el Autódromo "Ciudad de Concordia" con la
compañía de las potentes y exqusitas Motos de Velocidad, que también le
pondrán el moño a su temporada.


Con las mismas características que la rodean desde su creación, esto es,
ambiente "familiar", de camaradería, y sin los acartonamientos innecesarios
del automovilismo profesional, la categoría cerrará esta temporada en la que
tuvo -exceptuando el Karting- el raro privilegio de ser la que más máquinas
estrenó, de la provincia.

Precisamente, este fin de semana se presentará el séptimo y último "hijo" del
año, el Fiat Uno de Javier Huerta, construido por el clan Pierini y motorizado
por Facundo, el preparador que ayer cumpliera años.

Cuatro pilotos llegan con posibilidades de proclamarse campeón, de los cuales
tres estarán presentes. El que sostiene con alfileres la punta del certamen,
Ignacio Daniel Rodríguez (beneficiado con las dos exclusiones en la ante-
final, pese a haber abandonado a dos giros del final) el ascendente David
Lound, que cambió de "monta" en busca del gran obejtivo.

Apenas tres puntos (194 - 191) separan al líder del escolta. El tercero en pugna
será Gustavo Adolfo Francois, que fue el último ganador, y se puso en la pelea.
Son 26 las unidades que los separan de "Nachito" Rodríguez, por lo que sus
chances se ven condicionadas por lo que puedan hacer sus rivales directos.

El cuarto era José Orellana, con chances matemáticas solamente, ya que está a
40 puntos y como máximo se podría aspirar a 55, 5 (recordemos que el Corona-
ción otorga puntaje y medio) pero decidió no estar presente en esta prueba. En
otro orden de expectativas estaba Alejandro Pellegini, que tampoco participará.

No vamos a cometer la grosería de ignorar a los 16-17 pilotos restantes. Entre
ellos, Walter Giovenale, que ya tiene una victoria, es de los que seguramente
estarán en los primeros planos, quedando como incógnita lo que puedan llegar
a rendir Fabián Vinzon, Ricardo Brugada y Daniel Pelliquero.

Fabián viene de hacer podio luego de largar en la segunda mitad de la grilla, un
lugar indigno, al que tuvo que apelar por haber desertado en la serie, tras la rotu-
ra de la transmisión.

Brugada y Peliquero van por su revancha, tras ser descalificados por motivos
mecánicos (en la Técnica) es decir fuera de toda la responsabilidad del piloto,
que conduce y espera confiado.

Las altas temperaturas modifican el comportamiento de los motores. Así y todo
creemos que este Coronación no variará de desarrollo, como todo el resto del
año. Ignacio Rodríguez tendrá todas las chances y éstas pasan por liderar, que
es lo que mejor le sale.

David Lound tiene otro estilo, de menor a mayor, para descargar todo el poten-
cial de una máquina a la que no se le afloja ni una tuerca en las últimas vueltas,
justamente cuando otros motores se "achanchan", es decir comienzan a dar
indicios de fatiga.

Francois corre de atrás de manera implacable cuando no tiene máquina para picar
en punta. Si llegara a contar con un chasis de comportamiento similar a la de la
última doble jornada, entonces la presión será de sus dos archirrivales.

Arriesgan la vida a 220 por hora en las rectas y sus motos hechizan con el sonido.


Haciendo "tabla rasa" Francois, habrá que contar con una calculadora a mano, y
en esas vicisitudes, es que los tres puntos de ventaja de Rodríguez cobran valor.

Por último, está la labor del Comisario Técnico y su ayudante. Conocida la tenden-
cia a la "desprolijidad" -nadie habla aquí de intenciones de sacar ventaja- de los
preparadores de la categoría, nos animaríamos a decir que el domingo a las 21
horas habrá campeón. Antes, no. Cuando se arma "todo a pulmón" y poniéndole
"Lo que hay en en el tarro, fijate , tiene que haber una" suelen suceder amargas
desclasificaciones. Cosas de  "la Copa"...

Lo cierto es que el "año de transición" que imaginaron los dirigentes, termina sien-
do un torneo que superó ampliamente  las expectativas iniciales. Todas las felicita-
ciones deberían recaer en el grupo humano que encabezan G. Francois y Claudio
Saloj. Cuando hay coraje y buenas ideas, quedó demostrado, se puede. ¡Basta ya de
escudarse en "la crisis" para dejar languidecer la categorías menores!

Y entre nosotros, la entrada al Parque Autódromo sigue siendo gratuita, siempre y
cuando entiendas que a tu auto y  tus pertenencias las cuidará Dios que es muy bue-
no y muy grande. El acceso a boxes es más barato que una póliza de seguros...
Piénsalo.


@AleSpizzirri