miércoles, 30 de enero de 2013

El Clio de la F.E. Light ¿ Será la solución?

                                                                                                8F6B5M8HX59A

Hace  unas semanas mostramos al Crespi de Talermann, un bello aparato
"aggiornado" en el 2005 para la (en ese entonces) F.R.E. que incursionara
"por invitación" en una clasífica con vistas a una no tan lejana "F.E.Light"
que supuestamente acabaría con los problemas de los altos costos y de
provisión de repuestos, fundamentalmente en los chasis importados.

En estos días que se preparan a todo vapor...Manu Milera con su Dallara
recién adquirido, que está siendo desarmado pieza por pieza en el taller
del "Chivo" Briand....Emiliano Borghesán que ya banqueó en lo de Marcos
Zambón el motor de su Ralt, etc. Nosotros vamos a completar lo ya expre-
sado en la nota anterior, ofreciéndoles imágenes del Clio a inyección, con
el "kit " que la dirigencia quiere ofrecer -en conjunto con el árbol de levas-
que como sabemos es obra del santafesino Marcelo Sagardia.

Aparentemente, el motor elegido, de la docena de variantes que hay entre
los denominados Mégane-Clio , es el  K4M. La terminal francesa ordena
por códigos las variantes, la "K" inicial corresponde a block fundido en
aleación  sin camisas, mientras que la "M" se refiere a  "Monopunto"
en el sistema de inyección.

El número de valvulas es el "tradicional", dos por cilindro, en vez de las
cuatro por cada cabeza de pistón que hay en en K7M , que consume
menos, obviamente. En la versión standart, el K7M usa una relación de
9,7  1, contra el " redondo" 10,00 a 1 del K4M ¡ Y estamos hablando
del motor "callejero"!! Sin embargo, no es ésto lo que queremos resaltar
en esta nota.

Observando la foto de portada, vemos la "hilerita" de bobinas de encendi-
do. En efecto, este motor lleva una por cada cilindro, presentando la "ven-
taja" de seguir funcionando normalmente en caso de anomalía...de la bobi-
na, porque es el talón de Aquiles del sistema (según comentarios extraídos
del sitio clubmeganeargentina.com ) y el costo por unidad es realmente
poco accesible.

A la derecha de la foto 1 el complejo de admisión, en fundición de aluminio
que es la característica de esta serie de motores. Casi todas las Fórmulas
que usan este motor o sus variantes, tienen al aire el "cuádruple rulo", no
así en algunas categorías argentinas (?).

La gruesa manguera busca "aire fresco" y lo extrae desde muy atrás, como
vemos en la foto 2. Esto se debe a la incomprensible negativa de la dirigen-
cia a permitir tomas de aire "sin otra función que no sea la de soporte del
filtro de aire". Es decir, el efecto físico de "venturi" para modificar la pre-
sión del aire está prohibido por reglamento.

El K4M (dicen los especialistas de clubmegane) es más pesado, y con naf-
ta común de surtidor -aún a nivel del mar- puede presentar problemas de
encendido...y hay más.

Cualquier defección en el sistema de refrigeración es "sufrido" en demasía
por el motor, así que a los pilotos, ojito con "pastoresr"...Bueno, eso del
lado negativo. Del otro lado, están los habituales usuarios de los Clio, que
nos aseguran que es un motor "irrompible" ¿Será para tanto?

La vista lateral es para repetir el "suceso" del Megane  2.0 -actualmente
campeón con Martin Coullerí- que esta humilde Hoja fuera el primer me-
dio de la provincia en mostrar en su momento, como "el motor del futuro".

¿Será el Clio K4M el nuevo caballito de batalla? Lo dudamos. A nuestro
leal saber y entender, había otras opciones, también a inyección, y nafte-
ras, mucho más "convencionales" y por lo tanto más económicas.

Los motores con admisión por inyección son una realidad, pero deben
forzosamente estar acompañados de un sistema de adquisición de datos,
pues ahorra muchísimo tiempo y permite -al fin de cuentas- encontrar
el modo óptimo, lo que redunda en un notable ahorro...en todos los as-
pectos. Sin esa adquisición de datos en tiempo real, se transforma en un
jeroglífico, un sonajero, un motor "ocupa-ocupa" -parafraseando al ge-
nial Landrú y su máquina que no servía para nada, pero mantenía a todos
ocupados- y lo que es peor, un destructor de cabezas de pistnes.

Por supuesto, podemos estar equivocados. No somos ingenieros ni esper-
tos en la materia. Es más, lo poco que ha transcendido entre los "papers"
que circulan de redacción en redacción, suponen que será el K4M el mode-
lo elegido, pero lo cierto es que pocos han tenido acceso directo al Reglamen-
to Técnico. Nosotros no estamos entre esos privilegiados, por cierto.

Por último, miremos bien la imagen. Podría ser la última carrera de Gabriel
Massei en la F.E. según nos comentara horas antes de partir hacia la "Fies-
ta" de Chajarí, en diciembre pasado.

-"Hoy por hoy estoy mas abajo del auto que arriba. Lo voy a pensar durante
el receso".  Lo que esta página quiere, es verlo en acción un par de años más.
Corriendo con reglas claras, no "anti- Massei" que por lo visto el año anterior,
lo condicionaron en su desempeño deportivo.

¡ Nada de eso! ¿Nos vemos en la primera fecha, Gabriel?

(No podrá resisitir demasiado tiempo como espectador, eso es seguro)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada