lunes, 20 de mayo de 2013

Citroen : Volvió a sonreír el "rey" Almada

Ayer en Gualeguaychú, aunque el Astro Rey no se hizo presente, bien se
podría decir que le volvió a brillar a Sebastián Almada.

Porque no las tenía todas consigo. Porque Francisco Bruzzoni había saca-
do una ventaja indescontable. Porque esta vez "El Príncipe" Buschiazzo -
seamos sinceros Matías- no tenía un "carruaje" para estar mano a mano
con aquel, y con el "Rey".

No fue solamente suerte, había que estar de escolta, y éso lo que hizo el
larroquense, para heredar la victoria en los dos últimos giros, cuando  la
máquina azul comenzó a experimentar problemas que motivarían su aban-
dono. Sí, a lo Reutemann. En el último giro.

Vamos por partes. Sebastián Almada empezó bien, batiendo el récord del
circuito (era del "Flaco" Echazarreta, el monje budista ¿se acuerdan?) con
1' 32" 688 a 105.140 Km/h esta vez medido con sensores de paso.

Sólo  M. Buschiazzo y F. Bruzzoni  parecían estar " algo" cerca, a 240,
y 328 respectivamente. El cuarto mejor tiempo, de Mario Delcausse, esta-
ba ya a más de medio segundo, y el quinto (Peruzzo) a más de uno.

Para la serie de Citroen Competición (la segunda en el orden de salida a pis-
ta) se alistaron las 11 máquinas presentes.

Picó en punta el campeón. En la primer llegada a la condicionante curva 2,
Bruzzoni salió mejor armado, quedando 2º,  Tercero Buschiazzo 4º Delcau-
sse 5º Grauberger en notable partida. Sin embargo, en el transcurso de la
primera vuelta, Cristian Peruzzo le birló el 5º lugar. Sexto Ferrari.

Séptimo Barello, 8º Bernatta, 9º Tofolón 10º Costa. Hasta esa segunda y es-
pectacular vuelta, la puja por la punta era la de siempre. A tal punto que el
que pasó al frente fue Bruzzoni. Buschiazzo prendido al dúo en las rectas,
mientras un encendido Delcausse se aproximaba a los tres.

Ninguno de los dos pudo en la tercera, pero sí Matías en la cuarta, dejando
atrás a Almada. Al salir de la curva más aguda, otra vez sale mejor Almada
recuperando la 2º plaza. La novedad estaba atrás, Grauberger disminuía la
marcha por algún problema. Ferrari aprovechaba.

¿Tenía resto Almada?  Parece que sí, porque pasó a la punta en la quinta
vuelta, para ganar sobre Bruzzoni, Delcausse (su último bocado fue "El
Príncipe" en la última vuelta) Peruzzo,  Ferrari, Bernatta, Barello y Grau-
berger a marcha lenta. Resultado extraoficial. No hay aún parte de Prensa
de Martín Moreno ni marcadores en el Facebook de Citroen.

Para la final, se esperaba la habitual pelea por la punta, que esta vez sólo
se disfrutó en cuentagotas. Hasta que Bruzzoni se mandó a mudar.

En la vuelta previa se pudo observar una máquina que fumaba muchoi por
los escapes en ciertas oportunidades, presagiando que la carrera iba a tener
solo 10 protagonistas de un momento a otro.

Tras el retiro del A.S. (recordemos que se decidió partir en movimiento, en
fila) lógicamente fue Francisco Bruzzoni el que se colocó en punta - foto de
portada de esta nota- con Almada, Delcausse y Buschiazzo detrás.

Cristian Peruzzo amagó unirse al cuarteto, pasando adelante de Buschiazzo
por un instante. Mátías recuperó de inmediato el tercer luigar. Delcausse
pasaba muy retrasado.

Grauberger, Barello, Ferrari, Delcausse, Bernatta y Costa eran los que gira-
ban detrás de Peruzzo. Contamos uno a uno....y Ulises Tofolón lamentable-
mente no estaba en pista.

En la segunda vuelta el acoso de Almada al puntero era incesante. Ferrari
había superado al "Tarta"  Barello.

Un instante clave para entender la carrera se produjo en la vuelta 2. El líder
se pasa a la salida de la 2. Monta el pianito exterior, regresa a la cinta asfálti-
ca en el mismo instante que Almada se tiraba a superarlo. Se tocan leve-
mente y el larroquense domina a duras penas el Citroen, por el pasto, parte
interior de la pista.

Para la cuarta pasada entonces, era Buschiazzo el segundo, con Almada de-
trás como perro rabioso buscándolo por todas partes. Grauberger se mante-
nía 5º y avanzaba desde atrás Delcausse, el gran remador de la jornada.

El blanco 17 ya estaba sexto, habiendo superado a Gerardo Ferrari. Para la
quinta vuelta (de las lanzadas, se entiende) el flaco Peruzzo ya no podía se-
guir el ritmo de los de adelante. Mario estaba lejísimo, de todas formas.

Mas se repitiría la merma en el azul de Grauberger, y era un hecho que se
iría a poner 5º Delcausse. Pero para eso tenía que sacudirse de Ferrari, el
gran objetivo de la tarde.

¡ Que repiquen los tambores! Suspenso "real".Ültimas vueltas.

En el séptimo giro el trencito se distanció entre sí. Tal vez por haber tenido
que sacarle la vuelta, uno por uno, a Exe Bernatta. Costa ya había perdido 2
hacia la octava vuelta.

Esta fue la vuelta fatídica para Grauberger que comentábamos arriba. Se
mantuvo en pista a paso lento, siendo superado por Delcausse, Ferrari
(en la novena) y Bernatta (en la décima). Le sacaron la vuelta en la última.

Se había escapado tanto Bruzzoni, que el despiste en la novena, en la zona
de las eses, tomó por sorpresa a todos....menos a Almada, zorro viejo que
pegó el zarpazo a la punta.

Por entonces todavía con Buschiazzo cerca. Bruzzoni siguió una vuelta
más y desertó. Delcausse, que tenía una pelea aparte con Ferrari, se le
acercaba peligrosamente de nuevo. El quinto puesto estaba en peligro.

Como quedó dicho, tras el abandono de Bruzzoni (iba 3º) pasó a ser
batalla por el cuarto lugar. Peruzzo tenía así asegurado el tercer escalón
del podio.

Lo último que podía esperarse era una reacción de Buschiazzo, aunque
estaba lejos para la hazaña esta vez. Llegó a 1" 137 del campeón.
Tercero Peruzzo a 12" 062 ,4º Delcausse, a una eternidad. 5º Ferrari ,
6º Exequiel Bernatta ( a quien mostramos en la foto 5) y 7º Nicolás
Grauberger a una vuelta.

Abandonaron Bruzzoni, Costa y Barello. No registró paso Tolfolón.

Como conclusión, dejamos lo que pocos tienen en cuenta. Aparte del
despiste de Bruzzoni, que regresó a pista, no hubo incidentes, lo que
en un circuito riesgoso por el barro exterior, ya es mucho decir.

Descontó algo el "rey" en la tabla, pero Buschiazzo tiene gran ventaja,
cuando el camino hacia la corona está cada vez más estrecho, apenas
hay lugar para tres al parecer, y algunas ramitas traicioneras por el
sendero,,,












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada